Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Ultrasonido

Las imágenes por ultrasonido, también conocidas como ecografías, usan ondas sonoras de alta frecuencia (demasiado altas como para que el oído humano las perciba) para generar imágenes del interior del cuerpo.

Las imágenes de ultrasonido muestran lo que se está viendo en tiempo real. Se puede ver la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo y cómo fluye la sangre por los vasos sanguíneos.

Las imágenes de ultrasonido no usan radiación ionizante, pero en ocasiones utilizan sedación.

Ultrasonido que muestra masa suprarrenal en un paciente pediátrico con neuroblastoma

Ultrasonido que muestra masa suprarrenal en un paciente pediátrico con neuroblastoma

Usos del ultrasonido

Diagnóstico

El ultrasonido puede usarse para ayudar con el diagnóstico de cánceres pediátricos:

El ultrasonido también puede usarse para guiar las biopsias con aguja que se llevan a cabo para diagnosticar tumores. El ultrasonido es útil, ya que les permite a los médicos visualizar cómo el tumor compromete los vasos sanguíneos que lo rodean.

Paciente muy pequeño realizándose un ultrasonido.

El técnico presiona el transductor con firmeza contra la piel del paciente en el área que se debe examinar.

Las imágenes de ultrasonido se llevan a cabo para evaluar lo siguiente:

  • Apéndice
  • Estómago/píloro 
  • Hígado
  • Vesícula biliar
  • Bazo
  • Páncreas
  • Intestinos/colon
  • Riñones
  • Vejiga
  • Testículos
  • Ovarios
  • Útero
  • Tiroides
  • Arterias y venas

Pruebas de detección 

Algunos centros pediátricos usan ultrasonidos para analizar a los pacientes que tienen una afección genética que los predispone al desarrollo de tumores. Por ejemplo, los pacientes que padecen los síndromes de Beckwith-Wiedemann, Denys-Drash, Frasier y WAGR muestran una predisposición a desarrollar el tumor de Wilms.

Primer plano de un transductor de ultrasonido con gel

Un transductor envía ondas sonoras que ingresan en el cuerpo. Las ondas se reflejan de regreso desde los órganos y los tejidos, lo que permite tomar una imagen de los órganos internos.

Cómo funciona

Un técnico de ultrasonido usa una sonda llamada transductor que permite obtener una imagen del interior del cuerpo. Un transductor envía ondas sonoras que ingresan en el cuerpo. Las ondas se reflejan de regreso desde los órganos y los tejidos, lo que permite tomar una imagen de los órganos internos. 

  • Para el examen de ultrasonido, el paciente se recostará sobre una mesa de exploración con el área por explorar descubierta.  
  • Se le pondrá un gel claro a base de agua en el área del cuerpo que se debe examinar. Este gel no es un agente de contraste y es inofensivo. Este gel ayuda al transductor a tomar mejor contacto con la piel. Es posible que el gel se sienta frío al principio; cuando el ultrasonido termine, se quitará lo que queda del gel. 
  • Luego, el técnico presionará el transductor con firmeza contra la piel del paciente sobre el área que se debe examinar. Para obtener la mejor imagen, el técnico deslizará el transductor por toda el área.

Estudios de contraste

Algunos exámenes de ultrasonido usan un agente de contraste para que sea más fácil ver el flujo de sangre en los órganos del cuerpo.  

Si el paciente no tiene aún una vía intravenosa o un puerto, el enfermero le colocará una IV. Si se necesita una IV, el personal hablará con los padres y el niño antes de hacerlo.

El agente de contraste que se usa es un tipo de microburbujas, las cuales son pequeñas partículas que tienen aproximadamente el mismo tamaño que un glóbulo rojo y son muy visibles en las imágenes de ultrasonido. Se trata de una manera segura y efectiva de mejorar la imagen del ultrasonido.  El agente de contraste viene en una ampolla pequeña de 3 ml y tiene un aspecto blanquecino. Los efectos secundarios son poco frecuentes y, cuando ocurren, son leves y de corta duración (como un sabor raro en la boca). Si los padres tienen preguntas acerca del uso de las microburbujas, pueden preguntarle al técnico o al médico.

Ultrasonido Doppler

Un estudio de ultrasonido Doppler puede ser parte de un examen de ultrasonido. El ultrasonido Doppler es una técnica que muestra cómo fluye la sangre por los vasos sanguíneos, incluidas las principales arterias y venas del cuerpo. Es útil para mostrar características como las siguientes:

  • Objetos que bloquean el flujo sanguíneo, como los coágulos
  • Vasos sanguíneos que se vuelven más estrechos
  • Tumores y defectos en los vasos sanguíneos y el sistema vascular
 Paciente con cáncer pediátrico ingresa a una sala de ultrasonido con su padre, el técnico de ultrasonido y el especialista en vida infantil

Las imágenes de ultrasonido muestran lo que se está viendo en tiempo real.

¿Qué deben hacer los pacientes para prepararse para un ultrasonido?

  • Los pacientes deben llevar ropa cómoda y suelta. Es posible que tengan que quitarse ciertas prendas de vestir o joyas en el área del cuerpo que se examinará, o que tengan que usar una bata de hospital durante el examen.
  • Para los ultrasonidos del hígado, de la vesícula biliar, del bazo y del páncreas, se les indica a los pacientes no comer ni beber entre 6 y 8 horas antes del examen.
  • Para los ultrasonidos de los riñones, de la vejiga y de la pelvis, se les puede pedir a los pacientes que beban hasta 64 onzas de líquido entre 2 y 3 horas (sin orinar) antes del examen para llenar la vejiga. El mejor líquido para beber es el agua. Puede ser difícil hacer que un niño pequeño beba 64 onzas, pero el objetivo es beber lo más que se pueda sin vaciar la vejiga.
 Paciente con cáncer pediátrico realizándose un ultrasonido con la compañía de su padre

Los pacientes con cáncer infantil se recostarán en una mesa de exploración con el área por explorar descubierta.

¿Quién interpreta los resultados y cuándo los obtendré?

El radiólogo, que es un médico capacitado para supervisar e interpretar los exámenes radiológicos, analizará cuidadosamente las imágenes. Luego, ese médico le enviará un informe firmado al médico de atención primaria o a otro miembro del personal que haya enviado al paciente para que se realice el examen. El médico de atención primaria compartirá los resultados con el paciente y los padres. En casos poco frecuentes, es posible que el radiólogo hable acerca de los resultados al finalizar el examen del paciente.

Es posible que sea necesario llevar a cabo un examen de seguimiento para poder observar cualquier anomalía con el paso del tiempo. Los exámenes de seguimiento a veces son la mejor manera de ver si el tratamiento funciona o si una anomalía se mantiene estable con el paso del tiempo.


Revisado: Junio de 2018