Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Diagnóstico del cáncer infantil

¿Cómo se diagnostica el cáncer infantil?

Cada diagnóstico de cáncer infantil es distinto. Pero, en general, el trayecto comienza cuando un niño tiene signos y síntomas que motivan a sus padres a consultar al médico.

Al principio, los signos y síntomas del cáncer infantil son similares a enfermedades y lesiones más comunes durante la niñez. Debido a que el cáncer infantil es tan poco frecuente, puede que el médico no sospeche de la enfermedad al principio.

Estos signos y síntomas pueden ocurrir debido a otra afección. Es posible que una persona con cáncer no experimente ninguno de ellos.

  • Fiebre persistente de origen desconocido.
  • Pérdida de peso sin razón aparente
  • Dolores de cabeza, a menudo con vómitos temprano en la mañana.
  • Dolor persistente o hinchazón en los huesos, las articulaciones, la espalda o las piernas.
  • Bulto o masa, en especial en el abdomen, el cuello, el pecho, la pelvis o las axilas.
  • Moretones excesivos, hemorragia o sarpullido.
  • Infecciones frecuentes
  • Color blanquecino detrás de la pupila.
  • Náuseas y vómitos persistentes.
  • Cansancio y debilidad constantes.
  • Cambios en los ojos o la vista que ocurren de pronto y persisten.

Examen físico y antecedentes médicos

El médico realizará un examen físico y preguntará sobre los antecedentes médicos del paciente. El médico revisa los signos generales de salud, que incluyen signos de enfermedad, como bultos o cualquier cosa que parezca inusual.

Además, el médico puede hacer un examen neurológico.

Pruebas médicas

En función de los signos y síntomas del paciente, el médico puede pedir las siguientes pruebas:

Al elegir una prueba de diagnóstico, el médico puede tener en cuenta los siguientes factores:

  • el tipo de cáncer sospechado;
  • los signos y síntomas del paciente;
  • la edad y afección médica del paciente;
  • los resultados de las pruebas médicas anteriores.

Preguntas que debe hacer

Los padres tienen derecho a hacer preguntas sobre las pruebas que se están realizando, y deben hacerlo. Estas preguntas incluyen las siguientes:

  • ¿Por qué es necesaria la prueba?
  • ¿Cómo influirán los resultados en el tratamiento?
  • ¿Qué experimentará mi hijo durante la prueba?
  • ¿Qué puedo hacer para preparar a mi hijo?
  • ¿Se administran medicamentos para manejar el dolor durante la prueba?
  • ¿Tiene riesgos esta prueba?

Si los resultados del examen sugieren la presencia de cáncer, es probable que el médico refiera al paciente a un centro oncológico pediátrico, donde le realizarán más pruebas de diagnóstico.

En la mayoría de los tipos de cáncer, la biopsia es la única manera de diagnosticar el cáncer con precisión. En una biopsia, el médico toma una pequeña muestra de tejido para analizarla en el laboratorio. Si no se puede hacer una biopsia, es posible que el médico sugiera otros exámenes que ayuden a determinar el diagnóstico.

Luego, se deben realizar otras pruebas para identificar el tipo específico de cáncer, su estadio y la composición genética. El médico, y quizás otros miembros del equipo médico, analizarán los resultados de las pruebas con los padres y trabajarán con ellos para crear un plan de tratamiento. Los médicos usan los resultados de estas pruebas para determinar el mejor tratamiento para cada paciente.

Tipos de pruebas utilizadas en el diagnóstico del cáncer

Análisis clínicos (patología)
Pruebas de diagnóstico por imágenes


Revisado: Junio de 2018