Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Aspiración y biopsia de médula ósea

La aspiración de médula ósea (que, a veces, se denomina aspirado de médula ósea) y la biopsia de médula ósea son pruebas que se realizan para examinar la médula ósea de un paciente.

Gráfico que muestra el corte transversal de un hueso con la médula ósea expuesta (etiquetada como el tejido blando interno de los huesos, donde se forman las celulas sanguíneas). A la derecha, un gráfico de cómo las células madre de la sangre se transforman en glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas.

La médula ósea es un material suave y esponjoso que está en el centro de la mayoría de los huesos del cuerpo y que trabaja como una fábrica de glóbulos sanguíneos.

La médula ósea es un tejido suave y esponjoso que se encuentra en el centro de la mayoría de los huesos del cuerpo. La médula ósea trabaja como una fábrica de celulas sanguíneas. Fabrica células formadoras de sangre (hematopoyéticas), que son las células que luego crean todos los demás glóbulos sanguíneos. Al madurar, se convierten en células que, eventualmente, se transforman en alguna de las siguientes células:

  • Glóbulos rojos (que transportan oxígeno).
  • Plaquetas (que ayudan a la sangre a coagular).
  • Glóbulos blancos (que combaten infecciones).

En el cáncer infantil, las aspiraciones de médula ósea y biopsias pueden realizarse con los siguientes fines:

  • saber si la médula ósea está produciendo suficiente cantidad de determinadas celulas sanguíneos;
  • diagnosticar cánceres de la sangre, como la leucemia y el linfoma infantil;
  • determinar si los cánceres se han diseminado desde otras partes del cuerpo hacia la médula ósea;
  • saber si la médula ósea está respondiendo a los tratamientos;
  • diagnosticar infecciones de la médula ósea;

Cómo se realizan las pruebas de médula ósea

A muchos pacientes, se les realiza la aspiración y la biopsia al mismo tiempo. A veces, solo se practica la aspiración de médula ósea.

La médula ósea tiene una parte líquida y una parte más sólida. Durante la aspiración, se extrae la parte líquida. La parte sólida se extrae en la biopsia.

Preparación para las pruebas de médula ósea

La mayoría de los niños reciben sedantes y duermen durante el procedimiento. Cuando los pacientes reciben una sedación, deben seguir normas con respecto a los alimentos y las bebidas antes de realizarse la prueba. Si los pacientes no siguen las normas con respecto a los alimentos y las bebidas, deberá reprogramarse el procedimiento.

Si el niño no tiene una vía o puerto central, recibirá los sedantes a través de una vía IV.

Aspiración de médula ósea

En general, quienes practican el procedimiento son el médico, el enfermero de atención primaria o el asistente médico. Se extrae una pequeña muestra de médula ósea con una aguja fina y hueca que está unida a una jeringa.

  • Por lo general, las muestras se toman del hueso de la cadera del paciente.
  • Pueden aplicarse medicamentos para adormecer el lugar del procedimiento, ya sea en crema o mediante la inyección de un líquido.
  • En general, los pacientes se acuestan de lado.
  • El profesional que realiza el procedimiento palpará la parte inferior de la espalda del paciente para encontrar el lugar correcto para realizarlo.
  • Se limpiará la zona con un líquido desinfectante. El paciente sentirá que el líquido está frío. Posteriormente, el proveedor de atención médica podría colocar paños plásticos sobre la espalda, dejando visible solo una pequeña parte de la piel.
  • El proveedor insertará la aguja, que estará unida a una jeringa. Si el paciente está despierto, sentirá bastante presión.
  • El proveedor extraerá un poco de médula líquida (que parece sangre) con la jeringa. Si está despierto, es posible que el paciente sienta un dolor rápido y agudo durante un instante.
  • A veces, el proveedor puede unir más de una jeringa, en caso de que se necesiten más muestras. El cuerpo del paciente repondrá rápidamente la pequeña cantidad de líquido que se extrajo.
  • El proveedor de atención médica retirará la aguja, limpiará la zona y colocará una venda.
Paciente acostado de lado, a quien se le está insertando una aguja en el hueso de la cadera para una aspiración de médula ósea

A menudo, los pacientes se recuestan de lado y la muestra se toma del hueso de la cadera.

Gráfico que muestra una aguja de biopsia que se inserta en la piel y el hueso para tomar una muestra de médula ósea

Se extrae una pequeña muestra de médula ósea con una aguja fina y hueca que está unida a una jeringa.

Si el paciente está despierto, sentirá bastante presión.

Si el paciente está despierto, sentirá bastante presión.

Biopsia de la médula ósea

  • Si se realizan tanto la aspiración como la biopsia, se utilizarán distintas agujas para cada procedimiento.
  • En el caso de la biopsia, el proveedor insertará una aguja más grande en la misma zona para extraer una pequeña parte del tejido óseo con médula ósea incluida.
  • Por lo general, la biopsia se realiza inmediatamente antes o después de la aspiración.

En general, el tiempo total para ambos procedimientos es de aproximadamente 30 minutos.


Revisado: Junio de 2018