Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Seguridad alimenticia durante el cáncer

Cuando el sistema inmunitario de un paciente se ha debilitado por el cáncer y su tratamiento, el cuerpo tiene menos defensas para combatir las bacterias, los parásitos o los virus que se pueden encontrar en los alimentos. Los gérmenes que se encuentran en los alimentos y en las bebidas pueden, en algunos casos, causar enfermedades o infecciones en el tubo gastrointestinal (GI). A este tipo de enfermedad se la conoce como intoxicación alimentaria o intoxicación por alimentos.

Signos de una intoxicación alimentaria

Los síntomas frecuentes de una intoxicación alimentaria son similares a los síntomas de virus estomacales. Estos incluyen lo siguiente:

  • Diarrea
  • Dolores estomacales o cólicos intestinales
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad y dolores musculares

La mayoría de las personas comienza a sentirse descompuesta dentro de los primeros días posteriores a la infección. Sin embargo, los síntomas de la intoxicación alimentaria pueden aparecer al cabo de unas pocas horas o pueden tardar hasta una semana o más en aparecer. 

Haga lo siguiente si sospecha que se trata de una intoxicación alimentaria:

  • Infórmele al equipo de atención. 
  • Beba una cantidad abundante de líquidos.
  • Conserve el alimento del que sospecha o los envoltorios del alimento, si es posible. Puede que el equipo de atención quiera examinarlo. 
  • Póngase en contacto con el departamento de salud local si el alimento del que sospecha se consumió en un restaurante u otro lugar público. Esto podría ayudar a prevenir que otras personas se intoxiquen.
Paciente de cáncer pediátrico revuelve un tazón de masa para panqueques.

Lávese siempre las manos antes y después de manipular alimentos.

Formas de prevenir una intoxicación alimentaria

Existen pasos básicos que pueden ayudar a prevenir enfermedades causadas por los alimentos. Resultan especialmente importantes si el sistema inmunitario de un paciente se encuentra débil. El equipo de atención puede ayudar a las familias a conocer otras medidas que se pueden tomar con respecto a la seguridad alimenticia.

Las maneras de prevenir enfermedades causadas por los alimentos son las siguientes:

  • Manipular los alimentos de manera apropiada.
  • Evitar la contaminación cruzada.
  • Cocinar bien los alimentos.
  • Hacer compras inteligentes.
  • Tomar precauciones al comer fuera de su casa.

Manipular los alimentos de manera apropiada

Tomar los cuidados necesarios para manipular los alimentos de manera apropiada resulta clave para reducir las probabilidades de sufrir una intoxicación alimentaria. Las intoxicaciones alimentarias suelen aparecer cuando los alimentos no se lavan o almacenan correctamente.

  • Lávese las manos con agua tibia y con jabón.
    • Lávese las manos tanto antes como después de preparar los alimentos.
    • Lávese siempre antes de comer.
  • Mantenga la temperatura adecuada.
    • Mantenga los alimentos calientes a una temperatura más alta que 140° F y los alimentos fríos a una temperatura más baja que 40° F. No deje alimentos a temperatura ambiente por más de 1 hora.
    • Descongele carnes, pescados o aves en el horno microondas o en el refrigerador. Use un plato para retener lo que gotee.
    • Use los alimentos descongelados de inmediato y no vuelva a congelarlos.
    • Guarde en el refrigerador los alimentos que pueden echarse a perder (perecederos) dentro de las 2 horas posteriores a haberlos comprado o preparado.
  • Lave bien las frutas y verduras antes de pelarlas o cortarlas.
    • Enjuague una por una las hojas de las hortalizas bajo el chorro de agua.
    • Lave toda suciedad con una esponja limpia.
    • Lave ensaladas empaquetadas y otros productos listos que dicen que han sido prelavados.
  • Evite consumir verduras en los siguientes casos:
    • Si tienen aspecto baboso o mohoso.
    • Si se cortaron en la tienda de comestibles.
  • Otras sugerencias:
    • Lave la tapa superior de alimentos enlatados con agua y jabón antes de abrirlos.
    • Evite los brotes de verduras crudas.
    • Nunca pruebe los alimentos con un utensilio que se volverá a utilizar para remover o servir.
    • Tire los huevos que tengan la cáscara rota.
    • No consuma alimentos que tienen mala apariencia o feo olor.

Evitar la contaminación cruzada

Las bacterias de los alimentos crudos pueden transferirse con facilidad hacia otros alimentos y superficies. Estas son algunas maneras simples de mejorar la seguridad en la cocina:

  • Mantenga limpios los utensilios, mostradores y tablas para cortar.
    • Use un cuchillo limpio para cortar diferentes tipos de alimentos.
    • Lave los mostradores y las tablas para cortar con agua caliente y con jabón, o use una solución fresca que contenga 1 parte de lejía y 10 partes de agua.
    • Use paños húmedos desinfectantes hechos especialmente para los alimentos.
  • Mantenga los alimentos separados.
    • Guarde en el refrigerador la carne cruda en un envoltorio cerrado y lejos de otros alimentos listos para consumir.
    • Mantenga los alimentos apartados en los mostradores.
    • Use tablas para cortar diferentes para las carnes crudas, las frutas y las verduras.
  • Use un plato limpio para las carnes cocidas cuando las cocine.

Cocinar bien los alimentos

Cocinar los alimentos a temperaturas seguras, especialmente la carne y las aves, reduce las probabilidades de sufrir intoxicaciones alimentarias.

  • Utilice un termómetro para carnes. Introduzca el termómetro para carnes en el medio de la parte más gruesa del alimento.
    • Cocine la carne vacuna a 165° F.
    • Cocine la carne de aves a 180° F.
  • Cocine la carne hasta que deje de tener un color rosado.
  • Asegúrese de que los jugos de la carne sean de color claro.

Si cocina en el horno microondas, evite los puntos fríos, que es donde las bacterias pueden sobrevivir.

  • Gire el plato durante la cocción.
  • Caliente las sobras de comida con una tapa o envoltorio plástico ventilado.
  • Remueva a menudo.  

Hacer compras inteligentes

La prevención contra intoxicaciones alimentarias comienza en la tienda de comestibles.

  • Verifique las fechas de vencimiento y de consumo preferente. Evite consumir productos vencidos.
  • Elija solamente productos frescos. Esté atento a lo siguiente:
    • Fechas de envasado de carne vacuna, carne de aves y mariscos frescos
    • Marcas en las frutas y verduras
    • Envoltorio sellado en alimentos en caja
  • Alimentos que debemos evitar:
    • Latas dañadas, hinchadas, oxidadas o abolladas
    • Alimentos listos
    • Crema no refrigerada y postres o pasteles con crema
    • Alimentos en bandejas de autoservicio o recipientes para grandes volúmenes
    • Yogures y helados de máquina
    • Muestras gratis de alimentos
    • Huevos resquebrajados o no refrigerados
  • Otras sugerencias de compras:
    • Busque los alimentos congelados y refrigerados poco antes de ir a pagarlos, especialmente en días calurosos.
    • Guarde inmediatamente en el refrigerador los alimentos una vez que regrese de la tienda.  

Comer fuera de su casa de manera segura

Comer fuera de casa presenta desafíos adicionales, ya que no sabemos bien cómo se han almacenado y preparado los alimentos. Las familias pueden tomar algunas medidas que ayudan a reducir el riesgo de sufrir intoxicaciones alimentarias en los restaurantes.

  • Averigüe la calificación de la inspección sanitaria del restaurante. Esta es una manera efectiva de saber en qué medida el restaurante cumple con las reglas y requisitos de seguridad alimenticia.
  • Hable con el mesero. Explíquele, con anticipación, acerca de cualquier necesidad específica.
    • Pídale que la comida se prepare en el momento.
    • Pídale sobres individuales de condimentos.
    • Beba jugos de frutas que hayan sido pasteurizados, lo que reduce las bacterias.
    • Solicite que las carnes estén bien cocidas.
  • Evite ciertas opciones de menú.
    • Evite los alimentos de autoservicio o compartidos, tales como las barras de ensaladas y los restaurantes bufé.
    • Reduzca el consumo de frutas y verduras crudas.
    • No consuma jugos recién exprimidos.
  • Otras sugerencias para comer fuera de casa:
    • Asegúrese de que los cubiertos estén apoyados sobre una servilleta, mantel limpio o mantel individual, en lugar de que estén apoyados directamente sobre la mesa. De no ser el caso, pida otros cubiertos.
    • Pida un recipiente para las sobras y colóquelas allí usted mismo.
    • Refrigere las sobras tan pronto como pueda.

Seguridad alimenticia en la habitación de hospital

  • Lávese las manos antes y después de comer.
  • Tire alimentos abiertos o perecederos pasada la hora, ya que las bacterias pueden proliferar en ellos.
  • Tire la comida en los cestos correspondientes.
  • No almacene alimentos en la habitación del niño. Use los refrigeradores designados.
  • Escriba el nombre del niño y la fecha en la comida refrigerada.

Más información

Para obtener más información, visite la página sobre seguridad alimenticia de la FDA para personas que padecen de cáncer, que se encuentra en el sitio web de la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Obtenga más información sobre cómo limpiar, separar, cocinar y enfriar los alimentos para lograr la seguridad alimenticia.


Revisado: Junio de 2018