Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

La inmunidad, la enfermedad y la infección

¿Qué es el sistema inmunitario?

El sistema inmunitario es la defensa del cuerpo contra las infecciones. Una red de células, tejidos y órganos especiales trabajan en conjunto para proteger al cuerpo de una variedad de “invasores” o gérmenes. Estos gérmenes o patógenos incluyen las bacterias, los parásitos, los virus y los hongos. En la mayoría de los casos, el cuerpo puede defenderse a sí mismo de los ataques perjudiciales. Algunas personas tienen un sistema inmunitario débil y no pueden combatir estos gérmenes de la misma manera.

La primera línea de defensa del sistema inmunitario es un escudo que evita que los gérmenes ingresen al cuerpo. La piel es la principal armadura del cuerpo y actúa como una barrera física contra los ataques. Los revestimientos de las vías respiratorias y digestivas (membranas mucosas) también impiden la entrada de patógenos dañinos.

En esta imagen, los neutrófilos detectan las bacterias, atraviesan las paredes de los vasos sanguíneos hasta el sitio de la infección y destruyen las bacterias marcadas.

Los glóbulos blancos, llamados neutrófilos, patrullan el cuerpo y viajan a través de la sangre y el sistema linfático para detectar y eliminar gérmenes o patógenos que provocan enfermedades.

¿Qué ocurre si un invasor patógeno atraviesa el escudo? El cuerpo responde con su próxima línea de defensa. Las células especiales del sistema inmunitario patrullan el cuerpo y viajan a través de la sangre y el sistema linfático para detectar y eliminar patógenos.

Un invasor extraño que causa una respuesta en el sistema inmunitario se denomina antígeno. Algunas células del sistema inmunitario actúan atacando cualquier patógeno invasor. Otras células están preparadas para reconocer y recordar patógenos específicos. El sistema inmunitario produce anticuerpos que se adhieren a antígenos específicos para que puedan destruirse. Esta es la manera en que las inmunizaciones o vacunas actúan para protegerlo de determinadas enfermedades.

  1. Prevenir
  2. Patrullar
  3. Alertar
  4. Destruir
 

Recursos sobre el sistema inmunitario

Paciente con cáncer usando una máscara facial

Algunos pacientes pueden necesitar usar máscaras especiales para filtrar gérmenes o polvo y esporas del aire.

El cáncer y el sistema inmunitario

El cáncer y los tratamientos para el cáncer pueden debilitar el sistema inmunitario. Esto significa que, por lo general, un niño con cáncer corre un mayor riesgo de sufrir infecciones y contraer enfermedades. Cuando una persona tiene el sistema inmunitario débil, se dice que es: inmunodeficiente.

Cómo afecta el cáncer a la inmunidad

Existen diversas maneras en las que el cáncer puede disminuir la inmunidad:

  • El cáncer o el tratamiento del cáncer puede reducir la cantidad de células del sistema inmunitario que están disponibles para combatir una infección.
  • Los tratamientos para el cáncer, entre ellos la radiación y determinados medicamentos, pueden debilitar la piel o las membranas que recubren la boca y el tubo digestivo.
  • Los procedimientos médicos y dispositivos, como los catéteres, dan lugar a que los gérmenes ingresen al cuerpo.

Infecciones durante el cáncer

Las infecciones pueden ser muy peligrosas para los pacientes con cáncer y un sistema inmunitario débil por muchos motivos.

  • Los síntomas de infección pueden ser difíciles de reconocer. Los signos habituales de infección incluyen enrojecimiento, hinchazón, dolor y fiebre. En los pacientes con inmunidad baja, el único síntoma de infección puede ser la fiebre.
  • Es posible que el cuerpo no responda rápidamente a la infección. Esto puede hacer que una enfermedad dure más, debido a que el sistema inmunitario no funciona correctamente.
  • En ocasiones, una infección puede diseminarse rápidamente, debido a que no hay glóbulos blancos suficientes para combatir las infecciones. Las personas con un sistema inmunitario débil necesitan recibir atención médica ante cualquier signo de infección.

Glóbulos blancos:

Los glóbulos blancos (leucocitos) son de las células más importantes del sistema inmunitario. Los glóbulos blancos se forman en la médula ósea y viajan a través del cuerpo por medio del sistema linfático. Su función principal es combatir la infección y las enfermedades. Un conteo de glóbulos blancos (GB) es una prueba que mide la cantidad de glóbulos blancos presentes en la sangre del paciente. Una baja cantidad de glóbulos blancos pone a la persona en riesgo de infección.

Esta imagen muestra un niño con los órganos del sistema linfático etiquetados: Ganglios cervicales, vasos linfáticos, ganglios axilares, ganglios inguinales, bazo, timo y amígdalas.

El sistema linfático es una red de ganglios, glándulas y vasos que transporta glóbulos blancos por todo el cuerpo para combatir infecciones.


Revisado: Junio de 2018