Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Ofrecer ayuda a las familias que se enfrentan al cáncer

No siempre es fácil saber cómo ayudar a una familia con un hijo que padece cáncer. En un momento tan complicado, puede ser difícil saber qué hacer o decir. La preocupación por hacer o decir algo equivocado puede provocar que no se les proporcione a las familias la ayuda que quieren y necesitan.

Comuníquese con frecuencia

A menudo, las familias se sienten aisladas durante el tratamiento. El amor y el apoyo son más importantes que nunca. Comuníquese regularmente por teléfono, correo electrónico o mensaje de texto. El mensaje puede ser simple:

  • “Estoy pensando en ti”.
  • “Estoy orando por ti”.
  • “Llevo esto puesto por ti”.

Coloque un recordatorio en su calendario para comunicarse. Siga informándole a la familia que piensa en ellos. Al principio, y por lo general, la cantidad de apoyo es desbordante. Pero, a medida que las vidas están ocupadas, el apoyo comienza a disminuir. Es importante recordar a cada familiar y darle aliento a lo largo de toda la lucha contra el cáncer.

Comprenda las necesidades inmediatas

Si le pregunta a una familia cómo puede ayudar, es posible que sea demasiado general. A menudo la gente dice "Avísame si necesitas algo". Sin embargo, esto puede resultar abrumador para las familias y difícil de coordinar. Puede ser más fácil ofrecerse para cubrir necesidades inmediatas.

  • “¿Qué necesitas esta semana?”
  • “¿Dónde haces las compras? Te compraré una tarjeta de regalo”.
  • "¿Qué día puedo traerte la cena?"
  • "¿Podemos cuidar a los otros niños para que puedas salir?"

Algunas maneras específicas de ayudar incluyen las siguientes:

  • Enviar tarjetas de regalo para tiendas o restaurantes locales
  • Proveerle la cena a la familia en un día específico
  • Invitar a los hermanos a participar en actividades sociales
  • Hacer los recados o brindar transporte
  • Cortar el césped, regar las plantas, recoger el correo o cuidar a las mascotas
  • Cuidar al niño o a sus hermanos 
  • Armar un paquete de regalos
    • Bocadillos y dulces
    • Artículos divertidos como juguetes, proyectos de arte, películas, revistas y juegos de palabras cruzadas
    • Artículos para la habitación del hospital como carteles, calcomanías, tiras de luces o marcadores para las ventanas
    • Pañuelos, desinfectante para manos y toallitas antibacterianas  

Demuestre apoyo emocional  

Cada situación es diferente, pero es importante apoyar el bienestar emocional del niño y su familia.  

  • Ofrézcase a hacer visitas en la casa o el hospital. Tenga en cuenta los itinerarios y otras necesidades, pero una visita puede ayudar a recordarles a las familias que no están solas.
  • Establezca una conexión personal. Recuerde por qué esa persona es especial. Haga comentarios con una sonrisa, hable sobre un equipo de deportes favorito o pregunte sobre una foto. Vea más allá del cáncer y reconozca a la persona.  
  • Exprese su preocupación sobre el bienestar del niño y de los familiares a un nivel más profundo. Demuestre empatía prestando su tiempo y atención, y reflejando un deseo verdadero de saber cómo está la familia. 
  • Haga una donación a una fundación que se centre en el cáncer infantil o en el tipo de cáncer específico que enfrenta la familia. Participe en actividades para recaudar fondos respaldadas por la familia ofreciéndose como voluntario, recaudando dinero o compartiendo el mensaje.
  • Relaciónese a través de experiencias comunes, si corresponde. 

Incluso si tiene un familiar que tuvo un cáncer similar, sus experiencias pueden ser diferentes. Sin embargo, compartir lo que le ayudó a superar sus propios desafíos puede ser útil. Si tiene consejos, ofrézcalos antes de darlos. Poner a su amigo en contacto con alguien que quizás entienda por lo que está pasando puede ayudar. Por ejemplo: “el hijo de mi amigo pasó por algo que suena bastante parecido. Aquí está su información de contacto si deseas hablar con alguien. No sientas ningún tipo de presión. Hazlo solo si te sientes cómodo”. Sea comprensivo y recuerde que la batalla y las necesidades de cada familia son diferentes.

  • Sea una fuente de aliento. Dé un abrazo. Ofrezca una sonrisa y una palabra amable. Una frase tan simple como “tu hijo tiene mucha suerte de tener una familia tan fuerte y afectuosa apoyándolo” puede ayudar a las familias a reunir fuerzas.


Revisado: Junio de 2018