Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Servicios en el hogar

Cuando su hijo no puede ir a la escuela durante varias semanas debido al tratamiento contra el cáncer, la educación en el hogar puede ser una opción si su distrito escolar ofrece este servicio.

Recibir servicios en el hogar significa que un maestro irá a su casa de forma regular para enseñarle a su hijo. Para cumplir con los requisitos, generalmente, su hijo debe tener una enfermedad que haga que sea médicamente necesario no asistir a la escuela durante 2 semanas o más.

Paciente con cáncer pediátrico recibe besos y abrazos de la madre en la graduación del jardín de infancia.

En el caso de los distritos escolares que ofrecen servicios en el hogar, la mayoría brinda entre 3 y 5 horas semanales de capacitación en el hogar.

Pedir asistencia

Dado que los requisitos varían según el distrito escolar, los padres deben colaborar con un enlace escolar y el hospital para ayudar a establecer estos servicios. El enlace puede ser un maestro, un trabajador social o un coordinador de enfermería del hospital. Para autorizar los servicios en el hogar, el médico de su hijo debe firmar un documento que explique la enfermedad de su niño. Este documento será una carta del médico o un formulario proporcionado por el sistema escolar de su hijo. Es posible que también sean necesarios otros documentos.

Debido a que no existe una ley federal que exija que un distrito escolar brinde servicios en el hogar, su distrito escolar puede o no puede ofrecerlos. A su vez, los servicios en el hogar varían mucho de estado a estado, e incluso de distrito a distrito. A menudo, los distritos escolares de mayor tamaño tendrán un departamento de servicios en el hogar. Es posible que los distritos escolares de menor tamaño necesiten nombrar a un maestro para ocupar este cargo. Las escuelas privadas generalmente no brindan servicios en el hogar a menos que su administrador inicie un programa con maestros de la escuela para que trabajen con los pacientes después del horario escolar.

La única vez que los distritos escolares públicos pueden ser requeridos para ofrecer servicios es cuando el niño tiene un programa de educación individual (IEP) para servicios de educación especial. El Programa de educación individualizada (Individualized Education Program, IEP) es un documento escrito que se desarrolla para cada niño discapacitado que cumple con los requisitos. Conforme a la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades, el sistema escolar tiene que continuar con el Programa de educación individualizada (Individualized Education Program, IEP) y debe tener una reunión del IEP si el niño no va a la escuela durante 2 semanas o más (10 días escolares) para determinar cómo se brindarán los servicios.

En el caso de los distritos escolares que ofrecen servicios en el hogar, la mayoría brinda entre 3 y 5 horas semanales de capacitación en el hogar. Es probable que el maestro haga visitas entre 2 y 3 veces por semana, para ofrecer enseñanza, revisiones, tareas en el aula y tareas en el hogar. Si bien las horas de enseñanza son menos que en una semana escolar habitual, su hijo se beneficia del momento personal con el maestro. El objetivo es que su hijo se mantenga al día con las clases regulares y obtenga los créditos y las calificaciones apropiados. Durante este tiempo, también debe haber una reducción en el trabajo. El maestro en el hogar y los maestros del aula deben trabajar en conjunto sobre los trabajos que se deben priorizar y completar.

Mantener las vías de comunicación abiertas

La comunicación frecuente entre la familia y el maestro es importante para que la educación en el hogar funcione de manera efectiva. Asegúrese de lo siguiente:

  • Brindar información clara y precisa sobre la enfermedad de su hijo, el tratamiento y los efectos secundarios para que el maestro pueda planificar sus lecciones debidamente.
  • Siempre que sea necesario, pídale al maestro que se comunique directamente con el enlace de la escuela del hospital (este puede ser un maestro, un trabajador social o un enfermero del programa escolar del hospital) para que comprenda cómo el cáncer y el tratamiento pueden afectar la capacidad de aprendizaje de su hijo.
  • Actualice al maestro en el hogar sobre los cambios en los horarios de su hijo relacionados con la enfermedad, las citas médicas o las hospitalizaciones.

Cuando su hijo esté listo para volver a la escuela, el maestro en el hogar puede ayudar con la transición.

Para encontrar información sobre el programa en el hogar de su distrito escolar, visite el sitio web del distrito escolar y busque “en el hogar”. Si la búsqueda no ayuda, busque información en temas como “servicios para estudiantes”, “apoyo para estudiantes”, “servicios hospitalarios/en el hogar” o “servicios de salud”. También puede comunicarse con la oficina de la escuela de su hijo o llamar al número principal de su distrito escolar y solicitar asistencia.


Revisado: Junio de 2018