Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Infección asociada al catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infections, CLABSI)

¿Qué es la infección asociada al catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infections, CLABSI)?

Los pacientes que tienen un catéter venoso central o una “vía central”, como un catéter central de inserción periférica (vía CIPP), un catéter tunelizado o un puerto, corren riesgo de sufrir una infección asociada al catéter venoso central o CLABSI. Esta infección puede ocurrir cuando los gérmenes ingresan a la sangre del paciente a través de la vía central.

Los signos de una posible infección de la vía central incluyen los siguientes:

  • Dolor
  • Enrojecimiento, hinchazón o calor en el lugar de la vía central
  • Pus o mal olor alrededor del lugar de la vía central
  • Escalofríos
  • Fiebre de 100.4 grados o mayor

La infección asociada al catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infections, CLABSI) es un riesgo de salud grave en los pacientes con cáncer infantil. Si un paciente presenta cualquier signo de infección, es importante ponerse en contacto con un médico de inmediato o dirigirse a una sala de emergencias para recibir atención. Las familias deberían pedirle a su equipo de atención médica instrucciones específicas sobre lo que deben hacer.

Leer más sobre la fiebre y los signos de infección

Las infecciones sanguíneas asociadas a catéteres venosos centrales (CLABSI, del inglés Central Line-Associated BloodStream Infections) en niños con cáncer pueden producirse cuando gérmenes ingresan a la sangre del paciente a través del catéter.

Las infecciones sanguíneas asociadas a catéteres venosos centrales (CLABSI, del inglés Central Line-Associated BloodStream Infections) en niños con cáncer pueden producirse cuando gérmenes ingresan a la sangre del paciente a través del catéter.

Vías centrales en niños con cáncer

Un catéter venoso central o “vía central” es un catéter intravenoso ubicado en una vena grande que lleva al corazón. Durante el cáncer pediátrico, se puede usar una vía central para administrar medicamentos, líquidos, productos sanguíneos y nutrición.

Las vías centrales son importantes para la atención médica y la calidad de vida. Una vía central puede permanecer en su lugar durante todo el tratamiento (desde meses hasta años). Sin embargo, en ocasiones, las vías centrales a veces pueden infectarse y causar una infección muy grave y potencialmente mortal del torrente sanguíneo. La infección puede retrasar el tratamiento del cáncer y tener como resultados más procedimientos médicos. Una cirugía puede ser necesaria para extraer la vía infectada y para colocar otra vía. Los pacientes y las familias deben seguir las instrucciones para el cuidado de la vía central y controlar los signos de infección.

Tipos de vías centrales

 

Prevención de la infección de la vía central

Los pacientes, familiares y proveedor de atención médica pueden ayudar a prevenir la infección asociada al catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infections, CLABSI). Antes de que el paciente regrese a su casa con una vía central, un miembro del equipo de atención médica le enseñará los pasos para cuidar la vía en el hogar. En el hospital y la clínica, los pacientes y las familias también pueden ayudar a asegurarse de que el personal médico siga los pasos básicos para el cuidado de la vía.

Pasos clave para el cuidado de la vía central:

  1. Limite el uso de la vía central cuando sea posible. Cada vez que se usa la vía central, existe el riesgo de introducir gérmenes y bacterias.
  2. Use una técnica aséptica adecuada para acceder la vía central (lávese las manos y use guantes descartables si se lo indican). Limpie todos los puntos de acceso con alcohol o clorhexidina, según lo indicado, y deje que se seque al aire. Siga las indicaciones del equipo de atención médica para “limpiar el conector”.
  3. Siga los horarios de cuidado recomendados para realizar los cambios de apósitos, agujas, conector sin agujas y sonda.

Prevenir la infección de la vía central en el hogar: Consejos para las familias

  • Mantenga el lugar de la vía central limpio y seco.
    • Realice los cuidados de la vía central en un área del hogar que pueda limpiarse con un paño desinfectante. Limpie bien las superficies antes de comenzar el procedimiento.
    • Lávese las manos de forma adecuada antes y después de realizar los cuidados de la vía central.
    • Solo los familiares o cuidadores que han sido capacitados por el personal del hospital pueden realizar los cuidados de la vía central.
    • Mantenga el lugar de la vía central cubierto con un apósito limpio y seco. Si usted recibió capacitación, cambie el apósito o llame a su médico de inmediato si se moja, ensucia o suelta.
    • Use una cubierta a prueba de agua para el apósito y mantenga el catéter y el apósito seco durante el baño o duchas.
    • Use una técnica aséptica para acceder a la vía. Lávese las manos, use guantes descartables si se lo instruyen, limpie adecuadamente los puntos de acceso y use dispositivos estériles.
    • Evite tocar la vía de ser posible.
  • Mantenga al paciente y al entorno limpios.
    • Asegúrese de que el paciente se bañe o duche con frecuencia. Recuerde mantener el apósito seco. Si el paciente no puede bañarse o ducharse, use toallas sanitarias como parte de la rutina diaria de aseo.
    • Cambie la ropa del paciente a diario.
    • Cambie las sábanas con frecuencia. Evite reutilizar las toallas y los paños.
    • Mantenga el ambiente del hogar limpio.
    • Almacene los alimentos de forma segura. Mantenga los alimentos alejados de los medicamentos y suplementos médicos.
  • Cuide atentamente la vía central.
    • Controle las vías con frecuencia para detectar quiebres, grietas, pérdidas, roturas o bloqueos.
    • Mantenga la vía central fija en su lugar. Asegúrese de que nada roce o tire de la vía.
    • Asegúrese de que la sonda de la vía no entre en el pañal del niño. Siempre asegure la vía central lejos del área del pañal.
    • Siga los horarios recomendados para realizar el cambio de apósitos y atender la vía.
  • Controle los signos de infección.
    • Llame a su médico si presenta signos de infección, incluidos fiebre o escalofríos, o si el lugar de la vía central está rojo, hinchado o irritado.
Las CLABSI son un riesgo grave para la salud de los pacientes pediátricos que padecen cáncer. Comuníquese de inmediato con un médico si un paciente presenta signos de infección.

Las CLABSI son un riesgo grave para la salud de los pacientes pediátricos que padecen cáncer. Comuníquese de inmediato con un médico si un paciente presenta signos de infección.

Riesgo de sufrir infección en las vías centrales en niños con cáncer

Un buen cuidado de la vía es la manera más importante en que los pacientes y cuidadores pueden reducir el riesgo de una infección asociada a catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infection, CLABSI). Sin embargo, también es importante conocer los factores que pueden poner a los pacientes en mayor riesgo de sufrir una infección. Los niños que reciben tratamiento para el cáncer ya presentan un mayor riesgo de sufrir infecciones, incluyendo la infección de la vía central. Otros factores que aumentan el riesgo de una infección asociada al catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infections, CLABSI) en los niños con cáncer incluyen los siguientes:

En algunos casos, los factores relacionados con la vía central pueden aumentar el riesgo de infección. Estos incluyen las siguientes:

  • Tiempo de permanencia de la vía central.
  • Ubicación de la vía central en el cuerpo (las vías en la ingle presentan un mayor riesgo que aquellas ubicadas en el tórax o extremidades).
  • Tipos de vía central (los puertos implantables presentan el menor riesgo).
  • Cantidad de lumen (un lumen individual por lo general presenta el menor riesgo).
  • Problemas de la vía central como bloqueos o necesidad de reparación.

Causas de la infección de la vía central Fuentes de la infección asociada al catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infections, CLABSI)

Por lo general, las infecciones de la vía central en los pacientes con cáncer pediátrico son causadas por bacterias. Con menor frecuencia, la infección asociada a catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infections, CLABSI) puede ser el resultado de una infección por hongos o levaduras.

Gérmenes en la piel.

Los gérmenes, entre ellos las bacterias y los hongos, son comunes en la piel. Generalmente, las infecciones de la vía central son causadas por bacterias de la piel de un paciente o cuidador. La piel forma una barrera protectora que ayuda a evitar que los gérmenes ingresen al cuerpo. Sin embargo, una vía central puede proporcionar un punto de entrada para los gérmenes ya sea desde el sitio de la piel de la vía central o desde el conector de la vía que conduce directamente al torrente sanguíneo. Cuando el sistema inmunitario está débil como consecuencia del cáncer o los tratamientos del cáncer, el cuerpo no puede combatir la infección de la misma manera que lo hace normalmente.

Lesión en la barrera mucosa.

Las infecciones de la vía central también pueden ocurrir debido a las bacterias que normalmente se encuentran en la boca o intestinos. En los pacientes con cáncer, la quimioterapia y la radiación pueden dañar la barrera mucosa en la boca, garganta y tubo gastrointestinal. Esto se conoce como lesión en la barrera mucosa (mucosal barrier injury, MBI). La barrera mucosa es una capa protectora que normalmente mantiene las bacterias dentro de la boca y del sistema digestivo. Cuando esta capa se daña, las bacterias pueden trasladarse a otras partes del cuerpo. En algunos casos, esto puede causar una infección de la vía central. En los pacientes con cáncer, la Infección asociada a catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infections, CLABSI) por lesión en la barrera mucosa (mucosal barrier injury, MBI) es la fuente más común de la infección del torrente sanguíneo.

El cuidado bucal es importante para ayudar a controlar las bacterias de la boca y disminuir el riesgo de infección. Los pasos para un buen cuidado bucal son los siguientes:

  • Lavarse los dientes al menos dos veces al día. Usar un cepillo de dientes suave y un dentífrico con flúor. Para los bebés o pacientes con úlceras en la boca, usar una gasa húmeda o esponja bucal.
  • Reemplazar el cepillo de dientes regularmente, en especial en los momentos de inmunidad baja y neutropenia o después de una enfermedad.
  • Usar un enjuague bucal como se recomienda.
  • Aplicar un bálsamo labial o hidratante con lanolina en los labios para evitar la resequedad y el agrietamiento.
  • Beber gran cantidad de líquido para mantenerse hidratado y ayudar a evitar la boca seca.

Diagnóstico y tratamiento de la infección de la vía central

El tratamiento de la infección de la vía central depende del origen y la gravedad de la infección.

  • Cultivo de sangre. El equipo de atención realizará pruebas para determinar la causa de la infección. Por lo general, para esto es necesario extraer muestras de sangre de la vía central y obtener al menos una muestra de una aguja colocada en una vena. Las muestras de otras partes del cuerpo, como la orina, también pueden tomarse para evaluar si la fuente de la infección está en la vía central o en otro lugar. Se realizan cultivos en las muestras para determinar si hay bacterias u hongos presentes.
  • Medicamentos. Una vez que se conoce la fuente de infección, por lo general se administran medicamentos antibióticos o antimicóticos.
  • Extracción de la vía central. Se puede necesitar extraer la vía central para tratar la infección asociada al catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infection, CLABSI). En algunos casos, la vía central se extrae y se reemplaza con un dispositivo nuevo, en ocasiones en un lugar diferente. De lo contrario, la vía central puede extraerse por completo hasta que la infección desaparezca. Si se conserva la vía central en su lugar, es importante administrar antibióticos a través de ella para tratar la infección de la vía.

Los pacientes se monitorearán atentamente durante y después del tratamiento. Es importante que los pacientes continúen tomando los medicamentos según las indicaciones, aun cuando no haya signos de infección.

Más recursos sobre la infección asociada al catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infection, CLABSI).


Revisado: Noviembre de 2018