Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Medicamentos intravenosos en el hogar

A la mayoría de los niños que reciben tratamiento para el cáncer pediátrico se les administran medicamentos por vía intravenosa. Esto implica que el medicamento se administra en una vena en forma de inyección o infusión intravenosa (IV). En el caso de algunos pacientes, los medicamentos intravenosos pueden administrarse en el hogar. Debido a que estos medicamentos se administran en el torrente sanguíneo, se deben seguir unos pasos para reducir el riesgo de infección. Antes de administrar medicamentos intravenosos en el hogar, los cuidadores deben estar capacitados para usar la técnica de lavado de manos y la técnica aséptica adecuadas, usar el dispositivo de infusión y reconocer los signos de una reacción alérgica o infección. Algunos medicamentos pueden ser nocivos para los cuidadores y es posible que se requiera cuidado adicional al manipular y eliminar estos medicamentos.

Por lo general, los niños que reciben medicamentos intravenosos en el hogar durante el tratamiento del cáncer tienen un catéter venoso central, pero algunos medicamentos pueden administrarse mediante una vía intravenosa periférica. Los medicamentos intravenosos pueden administrarse en el hogar a través de diferentes métodos. Estos incluyen las siguientes:

  • Método de presión: el medicamento se administra de la jeringa al catéter durante un período corto. Esto también se conoce como inyección “en bolo”.
  • Infusión: el medicamento se administra a una velocidad controlada durante un período más largo. Algunos medicamentos se administran en forma de infusiones cortas en un período de entre 15 minutos y 1 hora. Otros se administran como infusiones continuas durante de varias horas a días. Una bomba o dispositivo externo regula la velocidad de la infusión.

A continuación, se encuentran los pasos generales que se deben seguir para administrar medicamentos intravenosos en el hogar. Los procedimientos específicos dependen del tipo de medicamento y el dispositivo que se usa. Siempre siga las indicaciones que le dé su equipo de atención.

Junte los suministros y revise las etiquetas.

  • Limpie su lugar de trabajo y organice los materiales cerrados. Mantenga una lista de verificación para asegurarse de que tiene todo lo que necesita antes de comenzar.
  • Lea las etiquetas de los productos para asegurarse de tener los medicamentos y líquidos de dilución (diluyente) correctos.
  • Verifique que los productos no hayan vencido y que el paquete de todos los materiales esté intacto.

Tome medidas para prevenir infecciones.

  • Lave sus manos con la técnica de lavado de manos adecuada. Luego, colóquese guantes si es necesario.
  • Desinfecte el lugar de trabajo usando alcohol en gel o aerosol.
  • Abra los suministros.
  • Prepare el medicamento usando una técnica aséptica. Evite tocar los extremos de las agujas y las boquillas de las jeringas. Si le preocupa que haya habido contaminación, vuelva a empezar con materiales nuevos.

Lista de verificación de materiales de muestra

  • Guantes
  • Alcohol en gel o aerosol
  • Almohadillas con alcohol
  • Ampollas o jeringas de medicamentos
  • Líquido de dilución para los medicamentos en polvo
  • Enjuagues
  • Jeringas
  • Agujas
  • Recipiente de objetos punzocortantes
 

NOTA: El proceso de preparación del medicamento variará según el medicamento. Puede incluir agregar una solución líquida, como agua estéril, a un medicamento en polvo, extraer una dosis de una ampolla o agregar un medicamento a una bolsa de infusión.

Administre los medicamentos según las indicaciones.

  • Siga los pasos para la administración del medicamento según las indicaciones. Los pasos dependerán del tipo de inyección o infusión. Esto puede incluir limpiar la tapa del extremo y colocar la jeringa para administrar el medicamento, programar el dispositivo de la bomba para administrar el medicamento a la velocidad correcta y enjuagar el tubo IV con solución salina o heparina.
  • Asegúrese de seguir las instrucciones cuidadosamente. Algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios o ser menos eficaces si se administran demasiado rápido o demasiado lento.
  • Documente las dosis administradas de la manera que le indicó el proveedor.

Solución de problemas del dispositivo de infusión

Las bombas IV varían según el fabricante, pero algunos problemas pueden solucionarse revisando algunas cuestiones simples:

  • Revise la posición y la carga de la batería.
  • Revise la colocación de la jeringa.
  • Revise los tubos para detectar enredos y bloqueos.
  • Revise la velocidad de administración de la infusión para determinar si es demasiado rápida o demasiado lenta.

Si estos pasos no resuelven el problema, comuníquese con su proveedor de atención para recibir instrucciones adicionales.

 

Deseche los suministros usados de la manera apropiada.

Es importante eliminar de manera correcta los suministros intravenosos en el hogar para asegurarse de que el paciente, los cuidadores y los demás no sufran infecciones ni lesiones.

  • Medicamentos. Muchos medicamentos pueden tirarse a la basura. Otros tienen requisitos muy específicos para su eliminación. Su farmacéutico debe darle las instrucciones específicas del medicamento para la correcta eliminación.
  • Materiales punzocortantes. Los pacientes y las familias que usan suministros intravenosos siempre deben recibir un recipiente de objetos punzocortantes para eliminar este tipo de objetos. Esto incluye ampollas de vidrio y agujas. No llene el recipiente más de 2/3. Si el recipiente se llena demasiado, aumenta el riesgo de lesiones accidentales. Su proveedor le informará de cómo devolver los recipientes de objetos punzocortantes usados para una eliminación segura y le entregará uno nuevo.
  • Otros suministros. Por lo general, los otros equipos, como jeringas, botellas de plástico de agua estéril o solución salina, suministros de limpieza, guantes y conjuntos de tubos, pueden tirarse en contenedores de basura comunes. Sin embargo, esto no es siempre así. Consulte siempre con su médico o farmacéutico cuando comience un nuevo medicamento.

Preguntas para hacerle a su médico o farmacéutico:

  • ¿Debo usar guantes cuando preparo y administro este medicamento?
  • ¿Cuál es la velocidad a la que debo administrar este medicamento?
  • ¿Hay normas de eliminación especiales para este medicamento?
  • ¿Qué debo hacer con mi recipiente de objetos punzocortantes cuando esté lleno?
  • ¿Cómo puedo solicitar más suministros?
  • ¿Qué debo hacer si tengo problemas con la infusión?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de este medicamento?
  • ¿Hay algún efecto secundario grave por el que deba llamar al médico de inmediato?


Revisado: Agosto de 2018