Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Fiebre y signos de infección

¿Cuáles son los signos y síntomas de infección?

Para un paciente con cáncer infantil, una infección puede poner en peligro su vida y debe tratarse como una emergencia médica.

Los tratamientos como la quimioterapia pueden afectar el sistema inmunitario. Los medicamentos para combatir el cáncer destruyen las células de crecimiento rápido del cuerpo, lo que incluye las células sanas junto con las células cancerosas. Cuando disminuye la cantidad de glóbulos blancos que combaten las infecciones, llamados neutrófilos, el resultado es una afección denominada neutropenia. Los pacientes con neutropenia no pueden combatir bien las infecciones. Se pueden enfermar gravemente con rapidez. Es importante estar atento a los signos de infección, para poder tratarla de inmediato.

Para un paciente con cáncer infantil, la fiebre neutropénica puede poner en peligro su vida y debe tratarse como una emergencia médica. Una enfermera le toma la temperatura a un paciente joven mientras su madre está cerca.

Algunos tratamientos contra el cáncer infantil afectan el sistema inmunitario. La fiebre es un síntoma de infección.

Signos y síntomas de infección:

  • Fiebre. En ocasiones, este es el único síntoma.
  • Tos o respiración acelerada
  • Ampollas, sarpullido o úlceras
  • Secreción nasal
  • Dolor de oídos
  • Materia fecal floja
  • Dolor de garganta
  • Dolor estomacal
  • Úlceras o dolor alrededor del recto
  • Dolor de cabeza y rigidez en el cuello

Qué hacer si su hijo tiene fiebre u otros signos de infección

Independientemente de si se encuentra en el hospital o en su casa, infórmele de inmediato a un proveedor de atención médica si detecta signos de infección en su hijo.

  • Si es durante el día y está cerca del centro oncológico de su hijo, llame a su equipo de atención médica o clínica de atención primaria.
  • Si es fuera del horario de atención o durante el fin de semana, siga el procedimiento de su hospital para las emergencias fuera del horario de atención. Debe informarle a su clínica de atención primaria o al médico de guardia apenas sepa que su hijo tiene fiebre.
  • Si no se encuentra cerca del hospital de su hijo, llame al proveedor de atención local o vaya a la sala de emergencias del hospital local.
  • Asegúrese de informarles a los proveedores de atención que su hijo es un paciente con cáncer y dónde recibe tratamiento. También necesitan saber si su hijo cuenta con un dispositivo de acceso venoso y si ha recibido quimioterapia u otros medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.
  • Si visita a un médico o recibe atención de un hospital en casa, llame a la clínica de atención primaria o al equipo de atención de su hijo para actualizarlos sobre la afección de su hijo tan pronto como sea posible.

Fiebre

La fiebre varía entre los pacientes según su edad:

  • En un niño menor de 3 meses, se considera fiebre a la temperatura bajo el brazo de 99.4 grados Fahrenheit (37.4 grados Celsius) o mayor.
  • En pacientes mayores de 3 años:
    • Una temperatura oral (por la boca) de 100.9 grados Fahrenheit (38.3 grados Celsius) o mayor;
    • Una temperatura oral de 100.4 grados Fahrenheit (38.0 grados Celsius) o mayor que persiste durante 1 hora;
    • Una temperatura debajo del brazo (axilar) de 99.9 grados Fahrenheit (37.7 grados Celsius); o
    • Una temperatura debajo del brazo de 99.4 grados Fahrenheit (37.4 grados Celsius) o mayor que persiste durante 1 hora.

Maneras de prevenir la infección

Se alienta a los padres y otros cuidadores a tomar medidas para prevenir infecciones.

  • Los pacientes y quienes estén cerca de ellos deben lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia.
  • Mantenga una buena higiene personal.
  • Mantenga limpias las áreas del paciente.
  • Evite el contacto con personas enfermas.
  • Evite tomar la temperatura del paciente rectalmente.


Revisado: Agosto de 2018