Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Puerto subcutáneo

Un puerto subcutáneo es un catéter venoso central que se ubica completamente bajo la piel. Se administran medicamentos a través del puerto usando una aguja especial, denominada aguja Huber. Se puede usar una crema que adormecerá el área antes de recibir el pinchazo de la aguja. Este dispositivo también se conoce como Port-a-Cath, vía implantable o InfusaPort subcutáneo.

El puerto se coloca debajo de la piel, generalmente en el pecho. Es un disco pequeño con un centro elevado. El catéter se conecta a la base del puerto y se introduce en la vena. El centro del disco, denominado septum, es un área elevada hecha de goma. Los medicamentos u otros líquidos se inyectan en el septum y viajan a través de catéter a la vena. El puerto puede tener 1 o 2 puntos de acceso (lumen simple o lumen doble).

Esta imagen muestra un niño con un puerto colocado en la vena subclavia. Las partes del puerto están etiquetadas: catéter, septum, disco y aguja Huber. Un primer plano del puerto muestra una aguja Huber accediendo al puerto. Las agujas Huber permiten inyectar los medicamentos a través del septum.

Un puerto subcutáneo es un catéter venoso central que se ubica completamente bajo la piel. Los puertos subcutáneos también se conocen como Port-a-Cath, vía implantable o InfusaPort subcutáneo. Se administran medicamentos a través del puerto usando un tipo de aguja especial, denominada aguja Huber.

Ventajas de un puerto subcutáneo

  • Un puerto reduce la cantidad de veces que se pincha con la aguja para administrar medicamentos, líquidos, nutrición, productos sanguíneos y para extraer muestras de sangre. Sin embargo, es necesario un pinchazo de aguja para acceder al dispositivo.
  • Un puerto puede estar colocado por mucho tiempo.
  • Algunos medicamentos pueden irritar los vasos sanguíneos. Se coloca un puerto en una vena grande con un flujo sanguíneo alto para que se produzca menos irritación.
  • Con algunos tipos de puertos, se puede administrar más de un tipo de medicamento o solución a la vez.
  • Los puertos necesitan menos mantenimiento y atención, ya que están colocados completamente bajo la piel.
  • El riesgo de infección a largo plazo es menor con respecto a otros catéteres venosos.
  • Los niños pueden bañarse y nadar con un puerto si su salud se los permite.
Imagen de un puerto subcutáneo tunelizado con lumen simple que se utiliza por lo general en el tratamiento del cáncer pediátrico.

Un puerto subcutáneo es un catéter venoso central que se ubica completamente bajo la piel. Se administran medicamentos a través del puerto usando una aguja especial, denominada aguja Huber.

La colocación de un puerto subcutáneo es un procedimiento de uso frecuente durante el tratamiento del cáncer y tiene beneficios importantes para los pacientes y sus familias. Sin embargo, siempre hay riesgos relacionados con la anestesia y la cirugía. Entre los principales riesgos durante la colocación se encuentran sangrado, punción de un pulmón o vaso sanguíneo, coágulos de sangre, latido irregular, lesión nerviosa e infección. Luego de la colocación de la vía, las complicaciones más comunes son coágulos de sangre, movimiento del catéter fuera de su posición e infección. También es necesaria una cirugía para extraer el puerto. Las complicaciones graves son poco frecuentes, pero suceden. Asegúrese de hacer preguntas y seguir todas las instrucciones del equipo de atención.

Colocación de una vía implantable

Los niños recibirán anestesia general para la colocación del puerto. No sentirán dolor ni estarán conscientes durante el procedimiento. Los pacientes recibirán instrucciones NPO para limitar la ingesta de comida o bebidas antes del procedimiento. Es muy importante seguir estas pautas. El tiempo total del procedimiento es, por lo general, de aproximadamente 1 o 2 horas con anestesia y recuperación.

  • Antes del procedimiento, se les realizará a los pacientes un análisis de sangre y un examen físico. Los miembros del equipo de atención se reunirán con la familia para completar la documentación y responder preguntas.
  • El paciente será llevado a un quirófano para el procedimiento. Según las políticas del centro médico, uno de los padres puede ingresar con el paciente hasta que se realice la colocación.
  • Los niños reciben anestesia general para la colocación de la vía central. La frecuencia cardíaca y la presión arterial serán monitoreadas durante el procedimiento y la recuperación.
  • Se limpiará la piel del área y se cubrirá al paciente con un paño para mantener el área limpia y ayudar a prevenir una infección.
  • Se localizará la vena mediante ultrasonido o puntos de referencia anatómicos. Se realizará un pequeño corte en la piel cerca de la clavícula o el cuello.
  • Se realizará un segundo corte de una pulgada de largo aproximadamente en la parte superior del pecho. El médico creará un espacio, o bolsillo, bajo la piel para el puerto. Se realizará un pequeño túnel para el catéter.
  • Se guiará al catéter desde el puerto y a través de la vena con la guía de rayos X hasta que la punta alcance la posición adecuada cerca del corazón.
  • El puerto permanecerá en el espacio bajo la piel, y se cerrarán las incisiones con puntos.
  • Se usarán rayos X para controlar la posición del catéter y puerto, y para asegurarse de no haber lastimado al pulmón (neumotórax) durante el procedimiento. Se le realizarán pruebas al puerto para asegurarse de que funcione de forma adecuada.
  • Se llevará a los pacientes a una sala de recuperación. Se monitoreará a los pacientes durante este tiempo. La recuperación después de la colocación de un puerto es de aproximadamente una hora. Si el único procedimiento es la colocación del puerto, los pacientes pueden retirarse del hospital luego de la recuperación. Una enfermera se encargará de la atención en el hogar.

Cuidados del puerto subcutáneo

Una enfermera les enseñará a las familias cómo cuidar el puerto subcutáneo. El puerto debe lavarse con heparina cada 4 semanas. La heparina es un medicamento que evita que la sangre se coagule y bloquee la vía. Durante el tratamiento, se colocará una aguja para acceder al puerto, y se cubrirá el área con un apósito. Se debe cambiar la aguja cada 7 días y el apósito debe mantenerse limpio y seco. Cuando no se usa el puerto, se extrae la aguja y los pacientes pueden realizar la mayoría de las actividades diarias.

Las familias aprenderán cómo cuidar el puerto para mantenerlo en funcionamiento y prevenir infecciones. En esta fotografía, se lava con heparina el puerto de un paciente con cáncer es lavado.

Las familias aprenderán cómo cuidar el puerto para mantenerlo en funcionamiento y prevenir infecciones.

Qué esperar

Cicatrización temprana

El área estará adolorida durante algunos días. Habrá algunos puntos de sutura donde se realizó la incisión. Tal vez haya hinchazón o moretones en el área. Evite actividades vigorosas por 6 semanas o hasta que el médico lo recomiende.

Cómo recibir los medicamentos

Sentirá un “toque” cuando se acceda al catéter usando una aguja Huber. Los medicamentos pueden administrarse con una jeringa o con una bolsa intravenosa. Hágale saber a su enfermero si siente dolor o molestias al recibir sus medicamentos.

Cuidado general

Siga todas las instrucciones de cuidado para mantener la vía en correcto funcionamiento y para prevenir infecciones. Evite actividades como deportes de contacto que pueden causar un impacto en el lugar del catéter implantado.

Una infección asociada a catéter venoso central (Central Line Associated Blood Stream Infection, CLABSI) puede ser mortal. Llame a su médico si tiene signos de infección, como dolor, enrojecimiento, hinchazón o fiebre.


Revisado: Junio de 2018