Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Análisis de hemograma completo

A la mayoría de los pacientes con cáncer infantil se les realiza análisis de hemograma completo (HgC) periódicos durante su tratamiento.

Las terapias para el cáncer, como la quimioterapia y la radioterapia pueden afectar la capacidad de la médula ósea para producir glóbulos sanguíneos. Un análisis de hemograma completo regular ayuda al equipo de atención médica a monitorear la salud del paciente y la habilidad para combatir infecciones. Cuando el conteo es bajo, el equipo de atención médica puede brindar tratamiento.

En los pacientes con cáncer que afecta a la médula ósea, el conteo y estudio de los glóbulos sanguíneos brinda información de la enfermedad del paciente y cómo tratarla.

Para los niños con cáncer, los análisis de hemograma completo periódicos le ayudan al equipo de atención médica a monitorear la salud del paciente y su capacidad para combatir infecciones. En esta imagen, un enfermero extrae sangre al insertar una aguja en una vena y recolectar la sangre en viales adjuntos.

Para los niños con cáncer, los análisis de hemograma completo periódicos le ayudan al equipo de atención médica a monitorear la salud del paciente y su capacidad para combatir infecciones.

Lo que sucede durante el análisis de hemograma completo

Para realizar un análisis de hemograma completo, un proveedor de atención médica tomará una muestra de sangre. Si el paciente tiene un dispositivo de acceso venoso central (vía central, puerto o catéter central de inserción periférica (CIPP)), se puede extraer la sangre a través de este. Si el paciente no cuenta con dicho dispositivo, el proveedor puede iniciar una vía IV periférica. o extraer sangre mediante la inserción de una aguja en una vena y recolectar la sangre en viales o tubos adjuntos (venopunción).

Tipos de glóbulos sanguíneos y afecciones relacionadas

La sangre contiene 3 tipos diferentes de glóbulos sanguíneos junto con el plasma, la parte líquida de la sangre. Una cantidad baja de glóbulos sanguíneos puede ocasionar afecciones graves tales como neutropenia, anemia y trombocitopenia.

Glóbulos rojos y anemia

Los glóbulos rojos transportan oxígeno a los tejidos y órganos. Un conteo de glóbulos rojos menor de lo normal provoca anemia. Los signos y síntomas de la anemia incluyen fatiga, dificultad para respirar, mareos, dolor de cabeza, ritmo cardíaco acelerado y palidez. Los pacientes con esta afección pueden necesitar una transfusión de glóbulos rojos.

Plaquetas y trombocitopenia

Las plaquetas ayudan en la coagulación de la sangre. Un conteo de plaquetas menor de lo normal provoca trombocitopenia. Los signos y síntomas de la trombocitopenia pueden incluir moretones poco comunes, manchas diminutas bajo la piel (petequias), orina de color rosa o roja y materia fecal de color roja o negra. Se puede necesitar una transfusión de plaquetas cuando el conteo de plaquetas es bajo. 

Glóbulos blancos y neutropenia

Los glóbulos blancos combaten infecciones. Un conteo de glóbulos blancos menor de lo normal afecta la capacidad del cuerpo de combatir la invasión de bacterias, hongos, virus y sustancias extrañas. Un conteo bajo de los glóbulos blancos denominados neutrófilos puede provocar una afección denominada neutropenia, que puede requerir hospitalización.

Lo que mide un análisis de hemograma completo

Un análisis de hemograma completo mide lo siguiente:

  • Glóbulos rojos: cantidad, tamaño y tipos de glóbulos rojos
  • Glóbulos blancos: cantidad y tipos de glóbulos blancos
  • Plaquetas: cantidad y tamaño de las plaquetas
  • Hemoglobina: una proteína rica en hierro en los glóbulos rojos que transporta oxígeno
  • Hematocrito: la cantidad de espacio que ocupan los glóbulos rojos en la sangre
  • Recuento de reticulocitos: cantidad de glóbulos rojos jóvenes en la sangre
  • Volumen corpuscular medio: el tamaño promedio de los glóbulos rojos

Hemograma completo con fórmula leucocítica

Un hemograma completo con fórmula leucocítica también incluye pruebas de los diferentes tipos de glóbulos blancos:

  • Neutrófilos: estas células son el tipo de glóbulos blancos más comunes. Viajan al lugar de la infección y liberan sustancias denominadas enzimas para combatir los virus o bacterias invasores. Una de las medidas de los neutrófilos es el recuento absoluto de neutrófilos, también conocido como ANC (absolute neutrophil count). Conocer el recuento absoluto de neutrófilos ayuda a mostrar qué tan bien puede combatir una infección el sistema inmunitario.
  • Linfocitos: existen dos tipos de linfocitos principales: células B y células T. Las células B combaten la invasión de virus, bacterias y toxinas. Las células T atacan y destruyen las células propias del cuerpo que han sido infectadas con virus o células cancerosas.
  • Monocitos: estas células eliminan materiales extraños y células muertas, y mejoran la respuesta inmunitaria del cuerpo.
  • Eosinófilos: estas células combaten la infección, inflamación y reacciones alérgicas. También defienden al cuerpo contra parásitos y bacterias.
  • Basófilos: estas células liberan enzimas para ayudar a controlar las reacciones alérgicas y los ataques de asma.

Los rangos normales para estos diferentes tipos de glóbulos sanguíneos pueden variar ampliamente según la edad del niño. Con frecuencia, el equipo de atención médica puede revisar estos resultados con la familia.

El monitoreo del hemograma es una parte importante del plan de tratamiento del paciente.

En esta imagen, los neutrófilos detectan las bacterias, atraviesan las paredes de los vasos sanguíneos hasta el sitio de la infección y destruyen las bacterias marcadas.

Los neutrófilos son el tipo de glóbulo blanco más común. Viajan al lugar de la infección y liberan sustancias denominadas enzimas para combatir los virus o bacterias invasores.


Revisado: Junio de 2018