Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Gammagrafía ósea

Una gammagrafía ósea es una prueba por imágenes que observa el interior de los huesos para detectar el daño causado por una serie de afecciones, incluido el cáncer. También puede ayudar a monitorear la eficacia del tratamiento del cáncer.

Una gammagrafía ósea utiliza una cantidad muy pequeña de una sustancia radiactiva llamada trazador (también denominada radiotrazador o radiofármaco) que ayuda a detectar áreas anormales en los huesos. Debido a que el trazador contiene una cantidad pequeña de sustancia radiactiva, la gammagrafía ósea recibe el nombre de medicina nuclear.

Naturalmente, el término medicina nuclear puede causar preocupación en los padres, porque la exposición a una sustancia radiactiva presenta posibles riesgos para la salud. Los especialistas en medicina nuclear utilizan el principio ALARA (tan bajo como sea razonablemente alcanzable) para seleccionar cuidadosamente la cantidad de radiotrazador que proporcionará una prueba precisa con la mínima cantidad de exposición a la radiación para el paciente. La dosis se determina de acuerdo con el peso del paciente, la razón por la que se realiza la prueba y la parte del cuerpo que se examinará. Los procedimientos de medicina nuclear se han realizado por más de 50 años en adultos y por más de 40 años en bebés y niños de todas las edades sin ningún efecto adverso conocido.

Un técnico en medicina nuclear certificado realiza la prueba, que consta de 3 partes:

  1. Recibir el trazador: primero el paciente recibe una cantidad pequeña de trazador, generalmente a través de una IV. La IV se quita después de la inyección.
  2. Esperar: el paciente debe aguardar al menos 2 horas para permitir que el trazador viaje a través del torrente sanguíneo y llegue a destino. Durante este período, el paciente puede retomar las actividades normales.
  3. Realizarse la exploración: después de que se absorbe el trazador, el paciente regresa al departamento de medicina nuclear para realizarse la gammagrafía ósea. Las cámaras rotan alrededor del cuerpo del paciente para producir imágenes detalladas.

Con la ayuda de una computadora, las cámaras gamma crearán imágenes llamadas escintigramas. Las áreas que aparecen más claras o más oscuras podrían indicar cáncer.

Debido a que los procedimientos de medicina nuclear tienen la capacidad de representar las funciones del cuerpo a nivel celular, pueden identificar la enfermedad en sus estadios más tempranos, como así también la respuesta inmediata del paciente a la terapia. Una gammagrafía ósea con frecuencia puede detectar anormalidades mucho antes que un examen de rayos X común.

Por lo general, durante este procedimiento se examina todo el cuerpo. Si los resultados muestran daño óseo que podría ser causado por cáncer, es posible que se requieran más pruebas. Estas pruebas pueden incluir una exploración por tomografía computarizada (TC), una exploración por tomografía por emisión de positrones (TEP), imágenes por resonancia magnética (IRM) o una biopsia.

Un médico de medicina nuclear interpretará los resultados de la exploración y los compartirá con el médico que la solicitó. El oncólogo principal del paciente compartirá los resultados con la familia.

¿Qué deben hacer las familias antes de la gammagrafía ósea?

Por lo general, los pacientes no necesitan una preparación especial antes de una gammagrafía ósea. Pueden comer y beber normalmente antes de la cita.

  • Medicamentos: las familias deben informarle al equipo médico todos los medicamentos que el paciente toma. Los medicamentos que contienen bario o bismuto (como Pepto-Bismol™) pueden afectar los resultados de las pruebas, y los pacientes deben evitar tomarlos antes de la exploración.
  • Alergias y afecciones médicas: las familias también deben informarle al equipo todas las alergias a medicamentos u otras afecciones médicas, incluida la posibilidad de que la paciente esté embarazada.
  • Seguro: los padres también deben consultar con su proveedor de seguros por adelantado cuánto se cubrirá del costo de la prueba y cuánto deberán pagar.
  • Preguntas: los padres y pacientes deben hablar con el equipo médico sobre cualquier inquietud acerca de la gammagrafía ósea.
  • Los padres deben asegurarse de que el paciente comprenda lo que sucede: antes del día de la exploración, los padres deben asegurarse de que el paciente comprenda la razón de la gammagrafía ósea y explicarle lo que sucederá usando palabras simples. Los padres pueden consultar con un especialista en vida infantil o un enfermero, o es posible que quieran hablar con el departamento de medicina nuclear para recibir ayuda.

¿Qué sucede el día de la gammagrafía ósea?

  • Los pacientes y padres deben llegar unos minutos antes de la cita para tener tiempo de registrarse.
  • Es posible que se les pida a los padres firmar un formulario de consentimiento, que indica que los padres comprenden los beneficios y riesgos de la gammagrafía ósea y aceptan realizar la prueba. Antes de la prueba, los pacientes se deberán quitar las joyas y cualquier otro objeto de metal. En algunos casos, se les podrá solicitar que se coloquen una bata de hospital.
  • Cuando sea momento de la primera parte del procedimiento, un enfermero o técnico en medicina nuclear recibirá al paciente y su padre o madre, y les explicará lo que sucederá. Es posible que también haya un especialista en vida infantil presente.

¿Qué sucede durante el procedimiento?

Primero, se inyectará un trazador en el cuerpo del paciente a través de una IV en el brazo. La inyección puede pinchar un poquito, pero el paciente no sentirá el trazador mientras recorre el cuerpo. Toma algunas horas para que el cuerpo absorba el trazador.

Habrá una demora de 2 a 4 horas entre la inyección y la exploración, y el paciente puede retirarse y retomar las actividades normales. El técnico le dirá el momento exacto en que debe regresar para la exploración. Es posible que se le solicite al paciente beber agua durante el periodo de espera para estimular la micción. Al orinar con frecuencia, el cuerpo eliminará el material radiactivo que no se haya acumulado en los huesos.

Después del periodo de espera, sucederá lo siguiente:

  • El paciente regresará para realizarse la exploración unos minutos antes de la hora asignada.
  • Se le pedirá al paciente que orine una vez más antes de que comience la exploración.
  • Luego se recostará sobre una camilla y es posible que se lo asegure con correas de seguridad suaves.

Durante el procedimiento, sucederá lo siguiente:

  • La cámara gamma se moverá lentamente alrededor del cuerpo del paciente y tomará imágenes del interior de los huesos. La cámara no produce ruidos fuertes y no tocará al paciente. El paciente no sentirá cuando se tomen las imágenes.
  • El técnico puede pedirle al paciente que cambie de posición para obtener imágenes de diferentes ángulos.
  • La exploración toma de 40 minutos a 1 hora. El paciente debe permanecer recostado y quieto porque el movimiento puede ocasionar que las imágenes se vean borrosas. Si el paciente se mueve, el procedimiento deberá repetirse.
  • Uno de los padres puede quedarse con el paciente durante el procedimiento, y, generalmente, los pacientes pueden leer o ver una película para ayudar a que permanezcan quietos. Los pacientes también pueden tener algún objeto transicional, siempre y cuando no interfiera con la exploración.

¿Qué sucede después del procedimiento?

Después, los pacientes pueden retomar las actividades normales. No deberían sentir ningún efecto secundario. El equipo médico puede solicitarles a los pacientes que beban varios vasos de agua durante las siguientes 24 a 48 horas para eliminar el trazador remanente. Por lo general, desaparece después de 2 días.

Los padres deben comunicarse con el médico de inmediato si observan dolor, enrojecimiento o hinchazón alrededor del lugar de la inyección en el brazo del paciente, porque podría indicar una reacción alérgica.

Si bien la cantidad de radiactividad es muy poca, se recomienda que los padres sigan estas precauciones después de la exploración:

  • Las mujeres embarazadas no deben abrazar al paciente durante al menos 24 horas después de la exploración. Además, el paciente debe evitar el contacto directo con bebés y niños pequeños hasta el día siguiente.
  • Lavarse siempre las manos después de cambiar los pañales del paciente o de manipular fluidos corporales.
  • Mantener los pañales sucios en un basurero separado durante 2 días antes de colocarlos con la basura normal. (Nota: algunos basureros tienen detectores de radiación que pueden indicar si detectan radiactividad que proviene de la basura. Si la basura se recoge después de 2 días o más, está bien colocar los pañales en la basura normal).
  • El paciente puede activar alarmas de radiación en aeropuertos, cruces fronterizos y otros lugares protegidos por el Departamento de Seguridad Nacional durante varios días después del procedimiento. Los padres deben informarle al técnico en medicina nuclear si el paciente tiene planeado pasar por alguna de estas áreas durante ese periodo. El técnico puede brindar información por escrito sobre la gammagrafía ósea para entregar a los funcionarios de viaje.

¿Cómo se enteran de los resultados de la gammagrafía ósea los padres y pacientes?

El médico de medicina nuclear interpretará los resultados de la exploración y le brindará un informe al médico que la solicitó. Luego este médico analizará los resultados con la familia.

Preguntas para hacerle a su médico

Antes de una gammagrafía ósea, considere realizar las siguientes preguntas:

  • ¿Quién realizará la gammagrafía ósea?
  • ¿Tiene el radiólogo o médico de medicina nuclear certificación de la Junta?
  • ¿El centro está acreditado por el Colegio Americano de Radiología (American College of Radiology) para realizar gammagrafías óseas?
  • ¿Qué sucederá durante la gammagrafía ósea?
  • ¿Cuánto tomará el procedimiento?
  • ¿Cuáles son los riesgos y beneficios de realizarse una gammagrafía ósea?
  • ¿Con qué precisión puede detectar cáncer una gammagrafía ósea?
  • ¿Cuándo y cómo conoceré los resultados?
  • ¿Quién me explicará los resultados?
  • ¿Qué otras pruebas necesitaré si la gammagrafía ósea detecta evidencia de cáncer?


Revisado: Junio de 2018