Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Protección de la fertilidad en pacientes femeninas con cáncer infantil

Algunos tratamientos para el cáncer infantil pueden afectar la capacidad de la paciente para tener hijos en un futuro.

Luego de recibir un diagnóstico de cáncer, el ultimo pensamiento que se le cruza por la mente a la paciente o sus padres es que alguna vez el paciente tenga hijos Sin embargo, las familias deben analizar junto con el oncólogo el impacto que tendrá el tratamiento en la fertilidad de la paciente antes de que comience la terapia. Es probable que el centro oncológico pediátrico tenga un especialista en fertilidad, quien puede ponerse en contacto con la familia.

La fertilidad hace referencia a la capacidad de una persona de reproducirse: la capacidad del hombre para engendrar un niño y la capacidad de la mujer de quedar embarazada.

Sistema reproductor femenino

Las mujeres tienen dos ovarios. Están ubicados en su zona pélvica. Durante la pubertad, la hipófisis en el cerebro envía una señal a los ovarios para que comiencen a producir más estrógeno y progesterona. Estas son hormonas necesarias para el funcionamiento del sistema reproductor.

Cada niña nace con todos los óvulos que tendrá siempre. Una vez al mes, los ovarios liberar generalmente un óvulo. Si el espermatozoide de un hombre fecunda el óvulo, la mujer queda embarazada.

Esta ilustración muestra una adolescente con el útero, las trompas de Falopio, los ovarios, el cuello uterino y la vagina, etiquetados. A la derecha de la imagen principal también se muestran los órganos del sistema endocrino sobre la silueta del cuerpo de la joven: glándula pineal, hipotálamo, hipófisis, tiroides y paratiroides, timo, glándula suprarrenal y páncreas.

Los órganos del sistema reproductor femenino trabajan en conjunto de manera que una mujer pueda quedar embarazada, llevar un ser humano en crecimiento hasta el momento del parto y dar a luz.

Cómo afecta el tratamiento contra el cáncer a la fertilidad de las mujeres

El tratamiento que afecta la zona pélvica, los órganos reproductivos y la hipófisis de una paciente puede afectar su fertilidad. El tratamiento puede disminuir la cantidad de óvulos o afectar su calidad.

  1. Los medicamentos conocidos como agentes alquilantes y otros medicamentos contra el cáncer pueden causar problemas con la fertilidad.

    Medicamentos alquilantes
    Medicamentos con metales pesados
    Alquilantes no clásicos
  2. La radioterapia en la zona pélvica puede repercutir en la fertilidad, ya que la radiación puede afectar a los órganos reproductivos cercanos. El tratamiento puede afectar a los ovarios de una mujer y reducir el número y la calidad de sus óvulos. En algunos casos, la radiación puede afectar al útero (vientre) y reducir la capacidad de mantener un embarazo.

    Los procedimientos quirúrgicos que afectan a los órganos reproductivos pueden repercutir en la fertilidad.

    El tratamiento sobre la región del cerebro que contiene la hipófisis puede repercutir en la fertilidad, ya que podría afectar la producción de hormonas.

Tomar medidas antes de comenzar con el tratamiento

Antes de que comience el tratamiento, los padres y la paciente, si tiene la edad suficiente, deben hablar con el equipo médico acerca del efecto que podría tener el tratamiento contra el cáncer sobre la capacidad de la paciente para tener hijos.

  • Si el tratamiento pudiera llegar a afectar la fertilidad, consulte con el equipo médico acerca de las medidas que se pueden tomar para protegerla.
  • Averigüe el costo de los tratamientos y si están cubiertos por el seguro.

Procedimientos que pueden preservar la fertilidad

  1. Congelación de tejido ovárico

    La congelación de tejido ovárico (criopreservación) implica la extracción de tejido de un ovario. Se corta ese tejido en láminas y se las congela. Luego del tratamiento contra el cáncer, los médicos pueden introducir nuevamente en el cuerpo una lámina del tejido descongelado. Hay probabilidades de que el tejido contenga células cancerosas. Por ello, existe el riesgo de que las células cancerosas se diseminen luego del implante. Se lo considera un tratamiento experimental.

  2. Congelación de óvulos (ovocitos) (criopreservación)

    La congelación de óvulos (también llamada criopreservación de óvulos o de ovocitos) es un procedimiento por el que se extraen óvulos del ovario y se los congela. La paciente recibe hormonas que estimulan a los ovarios a producir óvulos. Se extraen los óvulos. Luego, se pueden descongelar los óvulos, fecundarlos con espermatozoides en un laboratorio para formar embriones e implantarlos en el útero de una mujer. Se trata de una opción solamente para las niñas que han comenzado a tener sus ciclos menstruales.

    Esta opción no siempre es posible, ya que el tratamiento contra el cáncer debe demorarse unas semanas para extraer los óvulos. Además, puede ser riesgoso para las pacientes con tumores sensibles a las hormonas.

    Congelación de embriones (criopreservación)

    La congelación de embriones (criopreservación) es otra manera de preservar la fertilidad. Sin embargo, esta opción puede usarse únicamente con mujeres que han transitado la pubertad. Además, requiere un donante de esperma.

    Para esta opción, la mujer se somete a un procedimiento llamado fertilización in vitro (FIV). La mujer recibe hormonas para estimular a los ovarios a que produzcan óvulos. Se extraen los óvulos. Los embriones se crean a partir de la unión de los espermatozoides y los óvulos. Se los congela. En un futuro, se puede implantar uno o dos embriones en el útero (vientre) de la mujer con o sin la ayuda de medicamentos.

    Al igual que en la congelación de óvulos, esta opción requiere una demora en el tratamiento e implica el uso de hormonas.

    Transposición ovárica (ooforopexia)

    Esta opción suele ofrecerse únicamente si la paciente está recibiendo otro procedimiento quirúrgico debido a que es bastante invasiva. Durante este procedimiento, los cirujanos separan los ovarios de la zona que recibe radioterapia. El objetivo es mover los ovarios dentro de la pelvis, a un lugar en donde todavía puedan funcionar sin estar expuestos a la radiación.
     

  3. Blindaje ovárico

    Cuando las pacientes reciben tratamientos de radiación o pruebas por imágenes que usan radiaciones, el equipo médico puede colocar una cubierta protectora en el exterior del cuerpo para proteger a los ovarios del daño. Este blindaje protege a los ovarios de la dispersión de radiación cuando otras partes del cuerpo la están recibiendo.

Preguntas para hacer antes de que comience el tratamiento

Si su hija es muy pequeña, le puede resultar extraño analizar opciones de fertilidad. Sin embargo, los proveedores de atención médica consideran que tener esta charla antes de que comience el tratamiento es el mejor momento para hacerlo.

Considere hacer preguntas como:

  • ¿Puede el tratamiento incrementar el riesgo de esterilidad o causarla?
  • ¿Existen otros tratamientos recomendados contra el cáncer que podrían no causar problemas de fertilidad?
  • ¿Qué opciones de preservación de la fertilidad me recomendaría?
  • ¿Qué opciones de preservación de la fertilidad ofrece este hospital? ¿una clínica de fertilidad?
  • ¿Me recomendaría un especialista en fertilidad (como un endocrinólogo reproductivo) con quien podría hablar para obtener más información?
  • ¿Se recomiendan, además, los métodos anticonceptivos?
  • ¿Cuáles son las probabilidades de recuperar mi fertilidad después del tratamiento?


Together
no avala ningún producto de marca mencionado en este artículo.


Revisado: Junio de 2018