Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Problemas de salud reproductivos femeninos

Algunas sobrevivientes del cáncer infantil pueden experimentar problemas con su salud reproductiva (períodos menstruales, embarazo y procreación) como consecuencia de determinados tratamientos que recibieron.

El efecto, si lo hubiera, depende de los siguientes factores:

  • Los tejidos y órganos afectados por el cáncer
  • El tipo, la dosis y la combinación del tratamiento
  • La edad de la paciente al momento del tratamiento

¿Cómo funciona el sistema reproductor femenino?

Los órganos del sistema reproductor femenino trabajan en conjunto de manera que una mujer pueda quedar embarazada, llevar un ser humano en crecimiento hasta el momento del parto y dar a luz.

Las mujeres tienen dos ovarios. Durante la pubertad, la hipófisis en el cerebro envía una señal a los ovarios para que comiencen a producir más estrógeno y progesterona. Estas son hormonas necesarias para el funcionamiento del sistema reproductor.

Una vez al mes, los ovarios liberan al menos un óvulo. Si el esperma fertiliza el óvulo, la mujer queda embarazada. Si no lo fertiliza, la mujer menstrúa. 

Cada niña nace con todos los óvulos que tendrá durante toda su vida. Cuando el suministro de óvulos es bajo, la mujer comienza la menopausia. Cuando los períodos menstruales cesan, la mujer ya no puede quedar embarazada. La edad promedio de comienzo de la menopausia es a los 51 años, pero puede comenzar a los 40 años.

Esta ilustración muestra una adolescente con el útero, las trompas de Falopio, los ovarios, el cuello uterino y la vagina etiquetados. A la derecha de la imagen principal también se muestran los órganos del sistema endocrino sobre la silueta del cuerpo de la joven: glándula pineal, hipotálamo, hipófisis, tiroides y paratiroides, timo, glándula suprarrenal y páncreas.

Los órganos del sistema reproductor femenino trabajan en conjunto de manera que una mujer pueda quedar embarazada, llevar un ser humano en crecimiento hasta el momento del parto y dar a luz.

Tratamientos contra el cáncer que pueden afectar la salud de las mujeres

  1. La quimioterapia con dosis altas de medicamentos alquilantes puede dañar los ovarios.

    Medicamentos alquilantes
    Medicamentos con metales pesados
    Alquilantes no clásicos
  2. La radioterapia que afecta la zona pélvica, los órganos reproductores y la hipófisis de una paciente puede afectar su fertilidad. Es posible que el tratamiento disminuya la cantidad de óvulos o afecte la calidad de estos.

    Radiación en el abdomen, la zona pélvica o el cuerpo entero

    La radiación aplicada directamente sobre los ovarios o cerca de estos puede hacer que dejen de funcionar. La radioterapia en el abdomen, la pelvis y la parte baja de la columna vertebral puede afectar el útero y aumenta el riesgo de tener abortos espontáneos, partos prematuros, bebés con bajo peso al nacer y problemas durante el parto.

    Cerebro, hipotálamo e hipófisis

    La hipófisis produce dos hormonas necesarias para que los ovarios funcionen correctamente: la HFE (hormona foliculoestimulante) y la HL (hormona luteinizante). La HFE estimula los folículos de los ovarios para que produzcan óvulos. La HL envía una señal a los folículos para que liberen estos óvulos. Los niveles altos de radiación dirigidos hacia esta área del cerebro pueden dar como resultado niveles bajos de estas hormonas.

    Combinación de radiación pélvica y agente alquilante

    La combinación de radiación pélvica y dosis altas de medicamentos alquilantes ocasiona el mayor riesgo de daño a la función reproductora.

  3. Los tumores o la cirugía que causan daño a la hipófisis pueden hacer que los ovarios dejen de funcionar debido a una deficiencia de HL o HFE. Esta afección se conoce como hipogonadismo central.

    La cirugía mediante la cual se extirpan ambos ovarios antes de la edad normal de la menopausia ocasiona insuficiencia ovárica.

    La extirpación de un ovario antes de la edad normal de la menopausia puede causar que la menopausia ocurra antes.

Edad

En general, las mujeres que son adolescentes o adultas jóvenes al momento del tratamiento tienen un riesgo más alto de presentar problemas que las pacientes más jóvenes.

Problemas que pueden surgir

  1. El daño a los ovarios puede ocasionar que la pubertad se demore (sin signos de desarrollo de los senos pasada la edad de 13 años) o que se detenga (sin progreso en los signos de pubertad y sin comienzo de los períodos pasados los 16 años). Para que puedan alcanzar la pubertad y comenzar su período menstrual, las niñas afectadas necesitarán que un médico les recete un tratamiento hormonal.

  2. Muchas mujeres dejarán de tener su período por un tiempo durante el tratamiento, pero este puede volver luego. Es imposible predecir cuándo. En algunos casos, podría llevar varios años. Es importante que las mujeres tomen pastillas anticonceptivas si no desean quedar embarazadas.

  3. El tratamiento contra el cáncer puede ocasionar que las mujeres dejen de menstruar antes de lo esperado (antes de los 40 años). Muchos profesionales de la salud recomiendan que las mujeres que presenten riesgos de menopausia temprana no posterguen sus intentos de quedar embarazadas más allá de los 30 años.

  4. Las mujeres con insuficiencia ovárica no producen suficiente estrógeno, que es necesario para la reproducción y para mantener los huesos fuertes, el corazón sano y el bienestar general. Es posible que las niñas con riesgo de presentar este problema deban consultar a un endocrinólogo.

  5. La esterilidad es la incapacidad de tener hijos. A las mujeres que presentan riesgo de esterilidad se les recomienda que consulten a un especialista en fertilidad.

  6. Las mujeres pueden presentar un riesgo mayor de tener abortos espontáneos, partos prematuros, bebés con bajo peso al nacer o problemas durante el parto. Es posible que las mujeres que recibieron quimioterapia con antraciclinas experimenten problemas cardíacos durante el embarazo y el parto. Las sobrevivientes que planeen quedar embarazadas o que ya estén embarazadas deben realizarse una evaluación funcional de los músculos cardíacos. Las mujeres con estas necesidades de salud deben consultar a un obstetra que se especialice en embarazos de alto riesgo.

¿Qué pueden hacer las sobrevivientes?

Las sobrevivientes deben realizarse exámenes físicos anuales que incluyan lo siguiente:

  • Controles del avance de la pubertad
  • Antecedentes de ciclos menstruales y de embarazos
  • Función sexual
  • Análisis de sangre para controlar la HFE, la HL y el estradiol. El estradiol es una forma de la hormona femenina estrógeno.

Si el proveedor de atención médica observa problemas en estas áreas, es posible que derive a la sobreviviente a un endocrinólogo o a otros especialistas.

Hay tratamientos disponibles para muchas afecciones de las hormonas y la fertilidad.


Together
no avala ningún producto de marca mencionado en este artículo.


Revisado: Junio de 2018