Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Llagas en la boca y la garganta

Las llagas en la boca y la garganta son un efecto secundario común del tratamiento del cáncer en los niños. El nombre clínico de esta afección es mucositis oral.

¿Qué es la mucositis oral?

Oral se refiere a la boca y la garganta. La mucositis es la inflamación de la membrana mucosa, el revestimiento interior húmedo de algunos órganos del cuerpo. La mucositis puede ocurrir en cualquier parte del tubo digestivo, incluidos la boca, el estómago, los intestinos y el ano. Por lo general, provoca llagas dolorosas.

Más del 50 % de los pacientes de cáncer infantil pueden desarrollar mucositis. Más del 75 % de los pacientes que se reciben un trasplante de células hematopoyéticas (también denominado trasplante de médula ósea o trasplante de células madre) probablemente experimentarán este efecto secundario. Muchos pacientes manifiestan que la mucositis es uno de los efectos secundarios más desagradables del tratamiento del cáncer.

Las llagas en la boca y la garganta son un motivo de preocupación debido a lo siguiente:

  • Causan dolor y molestias
  • Hacen que sea difícil para los pacientes comer o beber
  • Ponen a los pacientes en mayor riesgo de sufrir una infección
  • Ocasionan cambios en el plan de tratamiento del paciente

Este efecto secundario puede controlarse, pero es posible que no se pueda prevenir completamente Lidiar con las llagas en la boca y la garganta puede incluir lo siguiente:

  • Prevención
  • Tratamiento del dolor y las molestias
  • Tratamiento de las infecciones
  • Apoyo nutricional

Factores de riesgo y causas

Los factores que hacen que los pacientes sean más propensos a desarrollar llagas en la boca y la garganta son los siguientes:

  • Quimioterapia de dosis alta
  • Trasplante de células hematopoyéticas (también conocido como trasplante de médula ósea o trasplante de células madre), relacionado con la quimioterapia de dosis alta antes del trasplante
  • Radiación en la cabeza y el cuello
  • Neutropenia
  • Mala salud dental

La quimioterapia y la radiación atacan las células cancerosas que se dividen rápidamente. Sin embargo, algunas células sanas también se dividen rápidamente, incluidas las células que forman el revestimiento de la boca, la garganta y el tubo digestivo. Los medicamentos de quimioterapia y la radiación también pueden atacar estas células sanas.

Los medicamentos de quimioterapia provocan la muerte de las células. El centro de energía de las células (mitocondrias) activa una cadena de eventos que desencadena la inflamación de las membranas mucosas de la boca y la garganta.

Cuando mueren las células, la piel de la boca se descompone.

Signos y síntomas

Los pacientes y las familias deben informarle al equipo de atención cuando aparezcan signos y síntomas:

  • Sensibilidad o dolor en los labios, la boca o la garganta
  • Dificultad para tragar
  • Más secreción (babeo) del interior de la boca o la garganta
  • Manchas blancas o llagas en la boca o la garganta
  • Sangrado de las encías
  • Temperatura corporal superior a 100.4° F o 38.0° C

Diagnóstico

Las llagas en la boca y la garganta se diagnostican mediante lo siguiente:

  • Un examen físico de la boca y la garganta. Un miembro del equipo de atención médica examinará la piel debajo de los labios, dentro de la mejilla izquierda y derecha, la parte inferior y los costados de la lengua, la pared superior e inferior de la boca, el paladar blando y la garganta.
  • Un informe del dolor y la incapacidad para comer y beber por parte del paciente.

El equipo de atención clasificará la mucositis de 1 a 4 en función de la gravedad de la afección. El grado ayudará a determinar los métodos de tratamiento. Los grados 3 y 4 se consideran graves; mientras más grave sea el grado, habrá más probabilidades de desarrollar complicaciones.

  1. Llagas y enrojecimiento
  2. Úlceras, pero capacidad de comer
  3. Úlceras con sangrado, capacidad de ingerir una dieta líquida solamente
  4. Necrosis de tejidos, sangrado importante, consecuencias potencialmente mortales

Prevención

En algunos casos, las llagas en la boca y la garganta no se pueden prevenir. Pero hay medidas que los pacientes pueden tomar para disminuir posiblemente la gravedad de los síntomas.

  • Examen dental: en caso de ser viable, su hijo debería realizarse un examen dental antes de comenzar el tratamiento. Asegúrese de que el dentista sepa que su hijo es un paciente de cáncer. El examen puede revelar problemas dentales que podrían tener que solucionarse o monitorearse.
  • Es posible que se deban quitar los dispositivos ortopédicos bucales o los frenos de ortodoncia antes de comenzar el tratamiento.
  • Cuidado bucal diario: siga las indicaciones del equipo de atención incluso si el cuidado bucal causa dolor.
    • Cepíllese los dientes con delicadeza con un cepillo de dientes suave. El cepillado debe hacerse con cuidado. Puede provocar el sangrado de las encías y abrir una vía para que las bacterias dañinas ingresen en el torrente sanguíneo. Los hisopos bucales o las esponjas pueden ser una opción si el cepillado no es posible.
    • Use solo los enjuagues bucales recomendados por el equipo de atención. Los enjuagues antibacterianos, como la clorhexidina, pueden eliminar las bacterias de la boca.
    • Tal vez no sea posible usar hilo dental si el paciente tiene llagas en la boca. Pregúntele al equipo de atención antes de usar hilo dental. Puede dañar los tejidos y causar sangrado e infección.
    • Un dietista probablemente recomendará una dieta “blanda” cuando comienza la quimioterapia para evitar cortes en la boca. Además, los alimentos blandos son más fáciles de masticar y tragar. Se alienta a los pacientes a evitar alimentos de textura áspera y alimentos que contengan muchas especias o ácidos. Es posible que también deban evitar los alimentos calientes o fríos.
  • El equipo de atención puede recomendar maneras de evitar la boca seca. Estos métodos pueden incluir beber líquidos, usar un sustituto de saliva o enjuague bucal y consumir caramelos y goma de mascar sin azúcar.
  • Cuidado de los labios: use los humectantes para labios recomendados por el equipo de atención.
  • Terapia de frío: comer pedacitos de hielo antes y durante períodos cortos de quimioterapia puede disminuir el desarrollo de llagas en la boca. Este proceso se denomina crioterapia. El frío puede reducir el flujo de sangre hacia la boca.
  • Palifermina: la palifermina es un medicamento que a veces se recomienda como terapia de prevención en pacientes que reciben un trasplante autólogo de células hematopoyéticas.

La fotomodulación (láser de bajo nivel) se está estudiando como método de prevención y tratamiento. Utiliza luz para promover la regeneración de tejidos, reducir la inflamación e hinchazón, y aliviar el dolor.

Tratamiento

El tratamiento se centra en disminuir el dolor, tratar las infecciones y asegurarse de que el paciente reciba la nutrición necesaria.

Manejo del dolor

Los tratamientos para el dolor pueden ser locales o sistémicos, y dependerán de los síntomas del paciente.

Los tratamientos locales pueden incluir los siguientes:

  • Enjuagues o “enjuague bucal mágico”: el equipo de atención puede recomendar ciertos enjuagues o una solución de “enjuague bucal mágico”. Hay diferentes tipos de enjuague bucal mágico. Los ingredientes pueden variar según el centro de atención pediátrica. Por lo general, contienen medicamentos para calmar el dolor, combatir infecciones y disminuir la hinchazón.
  • Geles tópicos: los geles que recomiende el equipo de atención pueden calmar las molestias de manera temporaria.

Los tratamientos sistémicos pueden incluir diferentes tipos de medicamentos para el dolor. El equipo de atención puede sugerir otras formas de tratamiento del dolor que no incluyan medicamentos.

Apoyo nutricional

Cuando los pacientes tienen problemas para comer y beber, esta situación puede provocar deshidratación o desnutrición.

En algunos casos, es posible que los pacientes deban recibir alimentación a través de una sonda de alimentación o nutrición parenteral total (NPT).

Tratamiento de las infecciones

Las llagas en la boca y la garganta ofrecen un lugar para que los gérmenes (bacterias, virus, hongos) ingresen en el cuerpo y provoquen una infección.

El tratamiento de las infecciones puede incluir antibióticos y agentes antivirales o antifúngicos. Es posible que el equipo de atención consulte a un especialista en enfermedades infecciosas para preparar el mejor plan de tratamiento para la infección.


Revisado: Enero de 2019