Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Cuidado de una persona con COVID-19 en casa

La mayoría de los pacientes con COVID-19 recibirá cuidados en su hogar. Durante este tiempo, es importante:

  • Tratar los síntomas de acuerdo con las instrucciones del médico.
  • Prestar atención a indicios de empeoramiento de la enfermedad.
  • Evitar la propagación de la COVID-19 a otras personas.
El aislamiento en casa significa que se confirmó o se sospecha que un paciente presenta la COVID-19 y recibe cuidados en casa. Los pacientes deben permanecer en casa y aislarse de los demás hasta que los síntomas hayan mejorado y ya no sean contagiosos.

Cómo cuidar a una persona con COVID-19

  • Debe saber qué síntomas esperar. Los síntomas comunes de la COVID-19 son fiebre, tos y dificultad para respirar. Otros síntomas incluyen fatiga, dolores corporales y escalofríos. Es posible que algunos pacientes presenten secreción nasal, disminución del sentido del olfato o del gusto, náuseas o diarrea. No hay ningún medicamento que pueda tratar el virus o hacer que los síntomas desaparezcan por completo.
  • Asegúrese de que el paciente beba mucho líquido y se mantenga hidratado.
  • Anime al paciente a descansar.
  • Trate los síntomas con medicamentos de venta libre, según las recomendaciones de su médico.
  • Monitoree los síntomas y preste atención a los signos de advertencia de emergencia:
    • Problemas para respirar
    • Dolor o presión constante en el tórax
    • Confusión o letargo
    • Los labios o la cara se vuelven azules

Hable con su médico acerca de cualquier síntoma que le preocupe. Esta lista incluye algunos de los signos de advertencia más comunes. Puede haber otros. En caso de que tenga una emergencia médica, llame al 911. Asegúrese de informar al operador telefónico y al personal de emergencias que el paciente tiene COVID-19.

Precauciones recomendadas en el hogar

Mantenga al paciente alejado de otras personas para reducir el riesgo de propagación del virus.

  • Mantenga al paciente en una habitación separada y lejos de los demás miembros de la familia tanto como sea posible.
  • Solicite al paciente que utilice una mascarilla cuando se encuentre con otras personas. Así se ayuda a evitar que el paciente propague el virus a través de las microgotas de la respiración. Sin embargo, no coloque mascarillas faciales a niños menores de 2 años.
  • No permita visitas en su hogar.
  • Limite la cantidad de familiares que se encargan del cuidado del paciente. Si es posible, trate de que un cuidador sano sea quien proporcione los cuidados.
  • El cuidador de la familia debe utilizar una mascarilla durante todas las interacciones y actividades de cuidado. Lo mejor es que tanto el miembro de la familia como el paciente utilicen una mascarilla. Limite el contacto tanto como sea posible. Si la mascarilla se moja o se ensucia, reemplácela inmediatamente con una mascarilla limpia y seca.
  • Mantenga la puerta de la habitación del paciente cerrada.
  • Si es posible, designe un baño para que lo utilice solo el paciente.
  • No permita que el paciente utilice las áreas comunes como la sala de estar, el comedor o la cocina. Si el paciente debe utilizar las áreas comunes, todos los miembros de la familia deben utilizar una mascarilla.
¿Cuál es la forma correcta de utilizar una mascarilla? Ajústela alrededor de ambas orejas y cubra la zona desde la parte superior de la nariz hasta debajo del mentón. La mascarilla debe cubrir la nariz y la boca.

Limpie los artículos y las superficies del hogar, especialmente los utilizados por el paciente.

  • Utilice un limpiador desinfectante para eliminar los gérmenes. Preste especial atención a las superficies de contacto frecuente, como los teléfonos, los controles remotos y los pomos de puertas.
  • No comparta artículos personales ni dispositivos electrónicos con el paciente.
  • Lleve los alimentos y las bebidas al paciente. Asegúrese de que el paciente no toque recipientes de alimentos ni artículos de la cocina compartidos.
  • Lave los platos con agua caliente o en el lavavajillas.
  • Lave la ropa meticulosamente con la configuración de temperatura más alta recomendada y séquela por completo.
  • Tenga especial cuidado al limpiar las áreas del paciente y los artículos que el paciente utiliza:
    • Utilice una mascarilla y guantes desechables cada vez que manipule líquidos corporales del paciente, incluidos pañuelos desechables o pañales.
    • Lave inmediatamente la ropa o la ropa de cama si hay fluidos corporales en esta.
    • Sostenga la ropa de cama sucia lejos de su cuerpo. Lávese las manos con agua y jabón durante veinte segundos inmediatamente después de quitarse los guantes. Siga las instrucciones de las etiquetas de la ropa. Utilice la temperatura más alta recomendada.
    • No comparta toallas ni mantas.
  • Mantenga un basurero con una bolsa para uso del paciente. Coloque todos los guantes y mascarillas desechables en un basurero con una bolsa. Coloque los pañuelos desechables usados directamente en el basurero.
  • Utilice siempre guantes cuando saque la basura y cambie la bolsa. Lávese las manos inmediatamente después de quitarse los guantes.
  • Si no dispone de guantes desechables, utilice guantes de cocina limpios o cualquier otro elemento que cree una barrera física limpia entre su cuerpo y los artículos utilizados por el paciente.
Utilice una mascarilla y guantes desechables cada vez que manipule líquidos corporales del paciente, incluidos pañuelos desechables o pañales.

Utilice una mascarilla y guantes desechables cada vez que manipule líquidos corporales del paciente, incluidos pañuelos desechables o pañales.

Lave inmediatamente la ropa o la ropa de cama si hay fluidos corporales en esta.

Lave inmediatamente la ropa o la ropa de cama si hay fluidos corporales en esta.

Asegúrese de que todos los miembros de la familia tomen medidas para prevenir el contagio dentro y fuera del hogar.

  • Los miembros de la familia deben someterse a una cuarentena autoimpuesta durante 14 días a partir del último contacto con el paciente o 14 días después de que el paciente complete el aislamiento.
  • Utilice una mascarilla que cubra la boca y la nariz.
  • Practique el distanciamiento físico manteniéndose a 6 pies de los demás.
  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante, al menos, 20 segundos. O utilice un desinfectante de manos que contenga, al menos, un 60 % de alcohol.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca.
  • Aumente la ventilación y el flujo de aire en las habitaciones comunes del hogar.
  • Mantenga a las mascotas alejadas del paciente. El familiar enfermo no debe manipular mascotas o animales mientras está enfermo.

Lista de verificación de suministros para la atención domiciliaria por la COVID-19

  • Mascarillas
  • Guantes desechables
  • Jabón para manos
  • Desinfectante para manos que contenga al menos un 60 % de alcohol
  • Termómetro
  • Medicamentos de venta libre para la reducción de la fiebre
  • Pañuelos de papel
  • Toallas de papel desechables
  • Basurero con bolsa
  • Detergente regular para vajilla
  • Detergente regular para ropa
  • Limpiador y desinfectante para el hogar

Desarrolle un plan en caso de que otros miembros del hogar presenten síntomas de COVID-19

Comuníquese con su médico de atención primaria o pediatra para informarles que una persona en casa tiene COVID-19. Pregunte qué debe hacer si usted o alguien más de la familia desarrollan los síntomas de la COVID-19. Si necesita atención médica, comuníquese con la clínica o el hospital con anticipación para obtener instrucciones específicas. En caso de que tenga una emergencia médica, llame al 911. Asegúrese de informar al operador telefónico y al personal de emergencias que el paciente tiene COVID-19.

Cree una lista de contactos de emergencia. Incluya los nombres y los números de teléfono de su médico, del hospital y del departamento local de salud pública. También asegúrese de incluir otros contactos a los que podría necesitar notificar, como familiares, amigos, vecinos, la escuela y contactos de trabajo.

Cuándo poner fin al aislamiento en el hogar después de la COVID-19

El tiempo de recuperación de la COVID-19 varía para cada persona. Una persona con una dolencia leve puede recuperarse en 1 o 2 semanas. La recuperación de una enfermedad más grave puede tardar mucho más. Es importante mantenerse aislado y alejado de los demás para evitar la propagación del virus.

En general, el aislamiento en el hogar puede finalizar si se cumplen las siguientes condiciones:

  • Han pasado al menos 10 días desde el comienzo de los síntomas.
  • Han mejorado los síntomas (tos, dificultad para respirar).
  • El paciente no ha presentado fiebre durante 24 horas sin utilizar medicamentos.

Es posible que algunos pacientes presenten tos que persista incluso después de mejorarse; en tal caso, se debe consultar con el médico si pueden reunirse con otras personas. Una vez que se recuperan, la mayoría de las personas que padecieron COVID-19 de leve a moderada no necesitan someterse a pruebas adicionales antes de finalizar el aislamiento.

Los pacientes que presentaron COVID-19 grave o que son inmunodeficientes pueden necesitar someterse a pruebas adicionales antes de reunirse con otras personas.

Recuerde, aunque es posible que un paciente se sienta mejor, puede tomar un tiempo recuperar la energía y la fuerza para volver a realizar las actividades cotidianas.

Todos los miembros del hogar deben continuar con la cuarentena voluntaria durante 14 días después de que el paciente deje de tener síntomas. Si presenta síntomas de la COVID-19, comuníquese con su proveedor de atención médica.

¿Cuál es la diferencia entre el aislamiento y la cuarentena?

El aislamiento en el hogar significa que se confirmó o se sospecha que un paciente presenta COVID-19 y recibe cuidados en el hogar. Durante el aislamiento, los pacientes deben permanecer en el hogar y mantenerse separados de los demás. Los pacientes deben aislarse hasta que los síntomas hayan mejorado y ya no sean contagiosos. Durante este período, es importante tomar medidas para evitar la propagación de la COVID-19 a otras personas. Esto es importante en especial si otros miembros del hogar están en riesgo de enfermarse gravemente.

Obtenga más información acerca del aislamiento y lo que debe hacer si está enfermo.

Cuarentena significa que una persona tuvo contacto cercano con alguien que tiene COVID-19 y se mantiene alejada de otras personas. La cuarentena es importante después de la exposición a la COVID-19, ya que las personas pueden propagar el virus incluso si no presentan síntomas. Los miembros de la familia o del hogar de una persona con COVID-19 deben someterse a una cuarentena autoimpuesta durante 14 días a partir del último contacto con el paciente o 14 días después de que el paciente finalice el aislamiento. Obtenga más información acerca de cuándo someterse a cuarentena.

¿Qué es el contacto estrecho?

Un contacto estrecho significa que ha estado a menos de 6 pies de alguien que padece COVID-19 y el contacto tiene una duración determinada. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) utilizan una pauta de tiempo general de, al menos, 15 minutos. Para la exposición en la comunidad o en el hogar, se considera contacto independientemente de si se utilizaron mascarillas o no.

El período de riesgo de exposición a través de un contacto estrecho comienza 2 días antes de que se presentaran los síntomas de la persona o 2 días antes de obtener un resultado positivo en la prueba de detección y continúa hasta que la persona cumple con los criterios para finalizar el aislamiento en el hogar.

Obtenga más información acerca del contacto estrecho y la trazabilidad de contactos.

 

Recursos adicionales para el cuidado de un paciente con COVID-19


Revisión: agosto del 2020