Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Vejiga neurógena

La mayoría de los sobrevivientes del cáncer infantil no presentan problemas de vejiga urinaria como consecuencia del tratamiento recibido. Sin embargo, ciertos tipos de cáncer y tratamientos del cáncer pueden dañar la vejiga. Una afección que puede darse como resultado es la vejiga neurógena.

Una vejiga neurógena es un funcionamiento anormal de la vejiga causado por el daño a los nervios que controlan el funcionamiento de la vejiga. Puede causar que la vejiga esté hipoactiva (que no se vacíe completamente) o hiperactiva (que se vacíe con demasiada frecuencia o rapidez). Las personas con vejigas neurógenas también presentan un mayor riesgo de infecciones de las vías urinarias (IVU) y daño renal.

¿Cómo funciona la vejiga?

La vejiga urinaria es un órgano que almacena orina. Los riñones filtran la sangre y producen orina. Esta ingresa en la vejiga a través de dos tubos llamados uréteres. Luego la orina sale de la vejiga a través de la uretra.

Factores de riesgo de vejiga neurógena

  • Las personas que han tenido tumores que afectaron la vejiga, la próstata, la pelvis o la columna vertebral presentan riesgo.
  • Las personas que han tenido cirugías o recibido radiación en estas áreas también pueden presentar riesgo.

Signos y síntomas de vejiga neurógena

  • Necesidad urgente de orinar
  • Necesidad de orinar frecuentemente
  • Goteo durante la micción
  • Tensión al orinar
  • Incapacidad para orinar

Diagnóstico de vejiga neurógena

Si hay sospechas de vejiga neurógena, los sobrevivientes deben hacerse examinar por un urólogo. Un urólogo es un médico especializado en trastornos de las vías urinarias. El urólogo pedirá hacer estudios para determinar la capacidad de la vejiga de almacenar y vaciar la orina. Estos estudios pueden incluir un cistouretrograma miccional (voiding cystourethrogram, VCUG) o una cistometría de la vejiga (una prueba que mide la presión en el interior de la vejiga para ver qué tan bien funciona la vejiga).

Tratamiento para la vejiga neurógena

El tratamiento depende de las necesidades médicas de la persona.

  • Los medicamentos pueden ser útiles para una vejiga hiperactiva o para una vejiga que no almacena la orina adecuadamente.
  • Es posible que, si los medicamentos no funcionan, sea necesaria una cirugía para agrandar el tamaño de la vejiga.
  • Un catéter puede ser necesario si el paciente no puede vaciar la vejiga completamente. La cateterización puede evitar que se genere en la vejiga una presión que interfiera con el flujo de la orina desde los uréteres a los riñones.

Llame a su proveedor de atención médica si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Se levanta más de lo normal a orinar durante la noche.
  • Tiene pérdidas de orina.
  • Tiene fiebre o siente dolor.
  • Hay sangre en la orina.


Revisado: Junio de 2018