Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Cuidados luego de una cistectomía (extirpación de la vejiga)

Una cistectomía es una operación para extirpar la vejiga urinaria.

Los sobrevivientes de cáncer que pueden haberse sometido a una cistectomía durante su tratamiento contra el cáncer infantil se dividen en dos grupos:

  • Pacientes que reciben una cistectomía como parte de su tratamiento contra el cáncer. En ocasiones, el tratamiento exitoso del rabdomiosarcoma de la vejiga urinaria y la próstata, el sarcoma de Ewing y otros sarcomas en la zona de la pelvis requieren la extirpación de la vejiga.
  • Pacientes que necesitan una cistectomía debido a complicaciones causadas por el tratamiento, como en el caso de la cistitis hemorrágica (sangrado) o la fibrosis en la vejiga (tejido cicatricial).

¿Cómo sale del cuerpo la orina luego de una cistectomía?

Una vez extirpada la vejiga, los cirujanos crean una nueva vía de paso para que la orina salga del cuerpo. Este proceso se llama derivación. Existen tres tipos principales:

  • Derivación incontinente: esta vía de paso se realiza, en la mayoría de los casos, mediante una pequeña asa del intestino delgado que se separa del resto de los intestinos. Esto se llama conducto ileal o urostomía. El conducto ileal se conecta con el exterior del abdomen a través de una abertura llamada estoma. Internamente, los uréteres se vacían en el conducto, que en ese momento funciona como una cañería para que la orina fluya directamente a través del estoma hacia un saco que se lleva fuera del cuerpo.
  • Derivación cutánea continente: se fabrica un saco interno (reservorio) a partir del intestino y se lo coloca dentro del abdomen delante de los riñones. Luego, los uréteres se conectan con este saco. Se utiliza el apéndice u otro segmento corto de intestino delgado para fabricar una extensión a través de la pared abdominal que va desde el saco hasta la superficie de la piel, a menudo cerca del ombligo. Esta abertura se denomina “estoma”. Este diseño evita que la orina fluya de vuelta hacia el riñón (reflujo) o que se derrame sobre la piel. La orina se recolecta en el reservorio y se retira varias veces al día insertando un catéter (tubo) en el estoma.
  • Neovejiga ortotópica: mediante este procedimiento se fabrica una nueva vejiga a partir de los intestinos. La “neovejiga” está conectada directamente con la uretra. Algunas personas con una neovejiga pueden orinar naturalmente, mientras que otras pueden necesitar un catéter para vaciar la vejiga.

Posibles problemas luego de una cistectomía

  • Los sobrevivientes que tienen un conducto ileal o un saco ileal pueden tener pérdidas de orina alrededor del estoma. Esto puede ocasionar la irritación de la piel e infección en el lugar del estoma. Puede formarse tejido cicatricial (estenosis) alrededor de los uréteres o del conducto y bloquearse el flujo de orina desde los riñones. Se puede presentar reflujo de la orina hacia el riñón. El reflujo aumenta el riesgo de una infección de las vías urinarias o de cálculos renales.
  • Es posible que se presente incontinencia o incapacidad de controlar el paso de la orinaluego de la creación de una neovejiga. Las personas con este problema pueden beneficiarse con el reentrenamiento muscular para lograr controlar la micción de manera efectiva. Si la pérdida de orina es persistente, las pruebas de presión de la neovejiga y la uretra pueden ayudar a tomar decisiones informadas acerca del tratamiento.
  • Las cirugías de vejiga que involucran partes del intestino delgado a veces pueden causar niveles anormales de químicos y grasas en la sangre. Estos problemas pueden ocasionar diarrea, cálculos renales o deficiencia de vitamina B12.
  • La cistectomía también puede aumentar el riesgo de disfunción sexual tanto en hombres como en mujeres. Esta complicación puede tratarse con cirugía y medicamentos.

Atención médica luego de una cistectomía

  • Las personas que se sometieron a una cistectomía deben acudir al urólogo periódicamente. Los enfermeros enterostomales (enfermeros ET) están capacitados para aconsejar sobre el cuidado de la piel, la colocación de los dispositivos y los suministros. Los enfermeros también pueden ayudar a solucionar cualquier problema relacionado con la cateterización.
  • Los sobrevivientes que se sometieron a una cirugía en la vejiga en la que se afectó una parte del intestino delgado, deben realizarse, a partir del quinto año después de la cirugía, un análisis de sangre todos los años para controlar el nivel de vitamina B12.
  • Los pacientes deben llamar a su proveedor si presentan fiebre o dolor en el medio de la espalda o al costado, detectan orina en la sangre o experimentan una irritación grave de la piel.
  • Los pacientes que se autocateterizan y tienen dificultad para insertar el catéter deben buscar ayuda inmediata de un proveedor de atención médica. Esta complicación puede significar que el saco se ha roto o que se romperá si el reservorio no se puede drenar apropiadamente. Esto puede causar una infección grave debido a la pérdida de orina hacia el abdomen o la pelvis.
  • Si sienten vómitos o dolor abdominal, los sobrevivientes que se sometieron a una cistectomía deben comunicarse con un proveedor de atención médica de inmediato. Estos síntomas pueden indicar la presencia de un bloqueo intestinal (obstrucción) debido al tejido cicatricial.


Revisado: Junio de 2018