Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Coordinación de la atención y rotaciones

La coordinación de la atención implica una cantidad de transiciones, o rotaciones, de un miembro del equipo a otro. Las transiciones sin sobresaltos y la comunicación precisa entre los miembros del equipo son aspectos importantes de la atención diaria del paciente.

A veces, las rotaciones pueden ser estresantes y confusas para el paciente y las familias. Es útil comprender qué información comparten los enfermeros y otras personas. Algunos hospitales cuentan con procedimientos de rotación específicos para reducir las probabilidades de errores y mejorar la experiencia del paciente.

Tres enfermeras paradas juntas en un pasillo revisan la historia clínica de un paciente con cáncer pediátrico.

Durante las transiciones, se comparte información importante del paciente entre los proveedores de atención médica.

Rotaciones del equipo de atención

Las transiciones de la atención, o las rotaciones, generalmente tienen lugar cuando sucede algo de lo siguiente:

  • Termina un turno de enfermería y comienza otro.
  • Se traslada al paciente entre departamentos internos.
  • Se le da el alta al paciente a un centro externo.
  • Un médico o especialista deriva a otro proveedor de atención.

Durante las transiciones, se comparte información relevante. Esto garantiza que el miembro del equipo de atención médica entrante cuente con la información más actualizada.

La información que se comparte durante las rotaciones incluye lo siguiente:

  • El diagnóstico del paciente
  • Los signos vitales
  • Los medicamentos necesarios (horarios e indicaciones)
  • La programación de las pruebas y los procedimientos
  • Los resultados de las pruebas y los procedimientos
  • El plan de atención
  • La última vez que el paciente comió o bebió
  • Las alergias a los medicamentos o los alimentos
  • La identificación del tutor legal

Los enfermeros generalmente hacen preguntas para confirmar la información varias veces al día. Esto puede ser frustrante para los pacientes y las familias. Sin embargo, esto reduce las probabilidades de cometer errores. La comunicación clara y precisa entre los miembros del equipo ayuda a mantener a salvo a los pacientes.

Protocolos de rotación

Muchos hospitales tienen procedimientos específicos para la comunicación durante las transiciones. Estos protocolos varían de hospital a hospital, pero generalmente incluyen algunos elementos clave.

  • Identificación del paciente: verificar el nombre, la edad y la fecha de nacimiento garantiza que la atención se brinde al paciente correspondiente.
  • Situación de salud: tener en cuenta el diagnóstico, el plan de tratamiento y la evaluación más reciente del proveedor ayuda a determinar el mejor curso de acción ante las necesidades, las inquietudes o las quejas.
  • Antecedentes clínicos: controlar los signos vitales, la lista de medicamentos, los resultados del laboratorio y los antecedentes médicos garantiza que la atención sea coherente con los antecedentes clínicos y las necesidades actuales del paciente.
  • Cuestiones de seguridad: identificar las alergias a los alimentos o los medicamentos, los informes del laboratorio, los factores sociales o familiares u otras cuestiones ayuda a proteger la salud y la seguridad del paciente.
  • Programación: planificar los horarios de atención, como el momento y el orden de administración de medicamentos y tratamientos, garantiza que se siga la secuencia de atención adecuada.
  • Responsabilidad: identificar al miembro del equipo de atención médica responsable de las medidas o los aspectos específicos de la atención ayuda a coordinar la atención.

Algunas situaciones exigen que los miembros del equipo involucrados en la rotación se identifiquen entre ellos, incluidas sus funciones y tareas.

Lo que pueden hacer los pacientes y las familias

Mantener un registro de todas las personas involucradas en la atención de un niño puede ser estresante y confuso. Los cuidadores tienen una responsabilidad adicional, ya que los niños no pueden defenderse por sí solos como lo hacen los adultos.

Existen muchas formas en que los pacientes y las familias pueden ayudar en la coordinación de la atención. Tener un papel activo puede reducir las preocupaciones, el estrés y las posibilidades de cometer errores.

  • Familiarícese con los procedimientos de rotación. Revise el protocolo del hospital. Haga preguntas y conozca los motivos para tomar medidas específicas.
  • Comprenda la función de cada miembro del equipo de atención médica. Conocer las responsabilidades de cada uno, y quiénes pueden responder ciertas preguntas, puede mejorar la atención y disminuir las probabilidades de que surjan malentendidos.
  • Pregunte el nombre y el horario del miembro del equipo de atención médica. Esto puede mejorar la comunicación y ayudar a las familias a saber qué esperar.
  • Recuerde que los miembros del equipo de atención médica son personas. Cuando sucedan errores, aborde el problema con el proveedor de manera respetuosa pero directa. Si es necesario, comuníquese con un supervisor o defensor de pacientes. Un defensor de pacientes es un profesional del hospital que ayuda a los pacientes a abordar la atención y los ayuda cuando surgen inquietudes. Como en cualquier relación, la buena comunicación es clave.
  • Participe de forma activa en las rotaciones. Algunos hospitales incluyen a los pacientes y las familias en el proceso. Las familias pueden estar presentes durante los turnos para tomar notas, hacer preguntas, aclarar el plan del día y brindar comentarios sobre la situación del niño. Si está disponible, esta es una gran oportunidad para asociarse con los miembros del equipo de atención médica.
  • Anote información sobre la atención. Las habitaciones de los pacientes generalmente cuentan con una pizarra de comunicaciones. También puede ser útil tener un cuaderno para llevar un registro de las novedades médicas y de la atención.

Utilice un cuaderno para registrar lo siguiente:

  • Los miembros del equipo de atención, incluido el nombre, la función y el horario.
  • El horario y el plan de atención del paciente. Incluya medicamentos, tratamientos, pruebas y procedimientos.
  • Preguntas para hacerles a miembros específicos del equipo de atención médica.
  • Indicaciones e información que brindó el equipo de atención.

Cuando sea posible, permita que los niños ayuden. Los hijos pueden tener sus propias preguntas. A menudo recuerdan cosas que los padres pueden olvidar. Conozca al equipo de atención mediante la incorporación de información, como sus pasatiempos o equipos de deportes favoritos. Esto puede ayudar a forjar relaciones que mejoren la comunicación y la atención.


Revisado: Junio de 2018