Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Colocación de una sonda alimenticia para alimentación enteral

La colocación de una sonda alimenticia en el estómago o intestino es un procedimiento común en los niños con cáncer. El tipo de sonda depende de cómo se coloca la sonda (a través de la nariz o del abdomen) y de dónde finaliza la sonda en el sistema digestivo (estómago o intestino). Una sonda de alimentación permite el apoyo de la nutrición enteral para los niños que no pueden recibir todos los nutrientes que necesitan de los alimentos.

Leer más sobre la nutrición enteral

¿Cómo se colocan las sondas de alimentación?

Hay 2 formas principales de colocar las sondas de alimentación para la alimentación enteral:

  1. A través de la nariz (no quirúrgico): las sondas nasales incluyen las sondas nasogástricas (NG), las sondas nasoduodenales (ND) o las sondas nasoyeyunales (NJ).
  2. A través de una pequeña abertura en la pared del abdomen (ostomía): las sondas de alimentación que se colocan quirúrgicamente incluyen las sondas de gastrostomía (G), las sondas de gastrostomía-yeyunostomía (GJ) y las sondas de yeyunostomía (J).
Un paciente joven con una sonda desde la fosa nasal derecha y pegada con cinta a la cara.

La sonda nasogástrica se inserta en el estómago o intestino delgado a través de la nariz y por la garganta.

Diversos factores determinan cuál es el mejor tipo de sonda alimentacia para cada paciente. Estos incluyen los siguientes:

  • La salud del sistema digestivo
  • La duración del apoyo de nutrición
  • La frecuencia de uso
  • La edad, el tamaño y el estado de salud del niño
  • El nivel de actividad del niño
  • El cuidado que se necesite para mantener la sonda de alimentación
  • El riesgo de infección y otros problemas

Una sonda de alimentación puede permanecer en el lugar desde meses hasta años, mientras se necesite el apoyo de nutrición. La mayoría de los niños pueden ingerir alimentos por boca con una sonda de alimentación colocada. Si se presenta una infección u otro problema, se retirará la sonda y se reemplazará según sea necesario.

Cada tipo de procedimiento es diferente. Un miembro del equipo de atención médica le explicará los detalles y analizará los riesgos y beneficios de una sonda de alimentación. Un especialista en vida infantil también puede ayudar a los niños a prepararse y saber qué esperar. Muchos niños vuelven a casa con una sonda de alimentación. Un enfermero o educador de pacientes repasará el cuidado y las instrucciones de la sonda de alimentación. Asegúrese de tener una lista de preguntas y escribir la información para que le sea más fácil recordarla.

¿Cómo se ven las sondas de alimentación?

Sondas nasogástricas (NG), yeyunales (NJ) y nasoduodenales (ND).

Las sondas NG, NJ y ND son tubos largos, flexibles y huecos. El largo depende del tamaño del niño. El extremo que permanece fuera del cuerpo tiene una abertura o puerto para colocar la jeringa de alimentación.

Sondas de gastrostomía (G), sondas de yeyunostomía (J) y sondas de gastrostomía-yeyunostomía (GJ)

Las sondas de alimentación que se colocan a través del abdomen se dividen en 2 categorías principales: sondas largas y sondas de bajo perfil o botón. Generalmente, los pacientes reciben primero una sonda larga que luego es reemplazada por una sonda de bajo perfil entre 6 y 8 semanas después de que el sitio de la inserción ha cicatrizado.

Sondas largas

Son sondas que se insertan a través de la pared abdominal. El extremo de la sonda que permanece dentro del estómago o intestino tiene forma de hongo o globo para mantenerla en su lugar. Una banda o disco externo mantiene la sonda en su lugar en la parte exterior de la piel.

Una porción de la sonda permanece fuera del cuerpo. El extremo largo de la sonda tiene una o más aberturas llamadas puertos. Los puertos se usan para la alimentación, la administración de medicamentos o para eliminar aire y líquidos del estómago.

Sondas de bajo perfil o botón

Las sondas de bajo perfil o botón son sondas de alimentación cortas que permanecen cerca de la piel. Un pequeño globo mantiene el extremo de la sonda en su lugar dentro del estómago o intestino. Un puerto fuera de la piel se une a un juego de extensión para la alimentación extraíble.


Revisado: Diciembre de 2018