Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Dermatitis del pañal (sarpullido del pañal)

La dermatitis del pañal, o sarpullido del pañal, es una irritación de la piel que se produce en el área cubierta por un pañal, que incluye las nalgas, los muslos, el abdomen y la zona genital. Esto también se denomina dermatitis asociada a la incontinencia o irritación de la piel causada por la orina o la materia fecal.

La dermatitis del pañal es común en los bebés y niños pequeños, especialmente entre 9 y 12 meses. Sin embargo, la dermatitis del pañal se puede producir a cualquier edad. El sarpullido del pañal puede causar dolor y molestia. Si no se trata, se puede contraer una infección.

Los signos de la dermatitis del pañal incluyen puntos pequeños rojos o rosados, enrojecimiento, piel inflamada o ampollas. Puede sentir comezón o dolor en la piel.

El ABC de la prevención y el tratamiento del sarpullido del pañal

  • A: aire para la piel
  • B: barreras (pomada, pasta) que protejan la piel
  • C: limpiar la piel

Causas de la dermatitis del pañal

El sarpullido del pañal se produce cuando la piel se expone a la humedad, la fricción, la orina, la materia fecal y otros agentes que irritan la piel. Los factores que contribuyen a la dermatitis del pañal son:

  • Humedad
  • Orina o materia fecal
  • Diarrea
  • Alimentos nuevos que causan cambios en el sistema digestivo
  • Fricción, roce o frotamiento
  • Agentes irritantes o reacciones alérgicas (generalmente al jabón, detergente para la ropa, toallitas húmedas o lociones)
  • Bacterias
  • Antibióticos que causan candidiasis (hongo que crece en áreas húmedas y cálidas) o diarrea
  • Tratamientos para el cáncer, como la quimioterapia y radioterapia
  • Medicamentos que se excretan en la orina y la materia fecal

Durante el cáncer, los niños tienen factores de riesgo adicionales de padecer dermatitis del pañal. Los tratamientos de cáncer, como la quimioterapia, contribuyen a la dermatitis del pañal a causa de la excreción en la orina o la materia fecal. La radioterapia también puede hacer que la piel esté más sensible y propensa a la irritación. El uso de corticoides o el compromiso del sistema inmunitario también pueden aumentar el riesgo.

Los niños más grandes pueden tener una pérdida del control de esfínteres (incontinencia) debido a la enfermedad o los medicamentos. Es posible que estos pacientes deban usar pañales o "ropa interior desechable", lo que aumenta el riesgo de padecer dermatitis asociada con la incontinencia.

Tratamiento de la dermatitis del pañal

El tratamiento de la dermatitis del pañal depende de los síntomas, la edad del niño, la salud y la gravedad del sarpullido. Asegúrese de informarle al equipo de atención médica sobre cualquier signo de irritación de la piel que se presente. Consulte con un miembro del equipo de atención médica antes de usar cualquier producto sobre la piel.

Un médico puede recomendar tratamientos para el sarpullido del pañal, que incluyen los siguientes:

  • No usar pañales por un tiempo
  • Cambiar el pañal con mayor frecuencia
  • Colocar pomadas o pastas que protejan la piel
  • Usar cremas antifúngicas para la candidiasis

Prevención de la dermatitis del pañal

Durante el cáncer, es importante tomar medidas para prevenir la dermatitis del pañal.

  • Controle los pañales regularmente y cámbielos cuando estén sucios. A los niños que tienen un mayor riesgo de padecer sarpullido del pañal se les debe controlar el pañal al menos cada 2 horas y con mayor frecuencia en el caso de diarrea o tener un suministro de líquidos IV.
  • Limpie la piel cuidadosamente. Limpie la piel de inmediato con agua y un jabón suave o una toallita húmeda suave. Evite los productos con alcohol o perfume. No refriegue la piel. Siempre limpie con un paño con movimientos hacia abajo con delicadeza. Seque la piel con palmaditas suaves.
  • Use una pomada o una pasta que le recomiende el equipo de atención médica. Aplique una barrera humectante a la piel. Si bien siempre debe consultar con su proveedor, por lo general se recomiendan las barreras de uso tópico que contienen óxido de zinc y vaselina. Aplique varias capas delgadas. La pomada debería cubrir la zona afectada por completo. Aplique sin frotar.
  • Evite usar talcos para bebés. Los talcos se pueden aspirar, lo que causa problemas pulmonares y respiratorios.
  • No coloque los pañales apretados. Deje al niño un tiempo sin pañales para aumentar el flujo de aire, reducir la humedad y minimizar el roce.
  • Controle la piel seguido. Examine la piel del niño a diario, incluso el área del pañal. Los pacientes con alto riesgo de padecer irritación en la piel deben controlarse con mayor frecuencia. Es posible que los niños más grandes eviten que los controlen. Sin embargo, el control habitual es importante para detectar signos tempranos de irritación.
  • Informe a un miembro del equipo de atención médica sobre cualquier signo de irritación o inflamación.
  • Compruebe que todos los cuidadores sepan cómo cuidar la piel.

Los sarpullidos en la zona del pañal pueden presentarse por varias causas. Es posible que sea difícil distinguir un tipo de sarpullido de otro, pero pueden requerir tratamientos diferentes.

  • La dermatitis del pañal por irritación o contacto es el tipo de sarpullido del pañal más común. La causa es cualquier irritación, generalmente por orina y materia fecal. Los signos varían desde un enrojecimiento leve a una piel roja, brillante y descamada. Las áreas afectadas generalmente incluyen las nalgas, los muslos, el abdomen y la cintura.
  • La dermatitis del pañal por cándida (levadura) es causada por una candidiasis que se puede presentar si no se trata el sarpullido del pañal. La piel puede presentar parches de inflamación de color rojo profundo. Es posible que haya pústulas elevadas llenas de líquido. Generalmente, la piel afectada incluye los pliegues de la piel alrededor de los muslos y los genitales. En algunos casos, el niño puede tener candidiasis en la boca (candidiasis bucal).

Otros sarpullidos pueden ser reacciones alérgicas, dermatitis seborreica e infección bacteriana.

Comuníquese con un proveedor si al niño le sucede lo siguiente:

  • Presenta escaras, ampollas, granos, forúnculos o costras grandes.
  • No ha mejorado en 24 horas.
  • Tiene un sarpullido que sangra, se torna de color rojo brillante o se solidifica, o si el sarpullido se propaga más allá de la zona del pañal.
  • Tiene problemas para dormir debido al sarpullido.
  • Presenta fiebre.
  • Se siente enfermo.


Revisado: Junio de 2018