Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Vacuna contra el VPH

Los sobrevivientes del cáncer pediátrico deben vacunarse para prevenir la infección por el virus del papiloma humano (VPH). El VPH puede causar distintos tipos de cáncer en hombres y mujeres.

Diversos estudios demostraron que, a medida que los sobrevivientes del cáncer infantil crecen, tienen un riesgo ligeramente mayor de presentar (un segundo) cáncer en comparación con las personas sanas de la misma edad de la población general.

La vacuna contra el VPH es más efectiva cuando se administra antes de la exposición al virus, que se propaga mediante el contacto sexual. El mejor momento para vacunarse contra el VPH es entre los 11 y 12 años. La respuesta inmunitaria es mejor a estas edades y los niños no deberían haber estado expuestos al virus. Los niños tienen la respuesta inmunitaria mayor antes de los 16 años. Los niños deben recibir esta vacuna incluso si no se exige para la asistencia escolar.

Los sobrevivientes del cáncer infantil deben recibir la vacuna contra el VPH. El mejor momento para vacunarse contra el VPH es entre los 11 y 12 años.

Los sobrevivientes del cáncer infantil deben recibir la vacuna contra el VPH. El mejor momento para vacunarse contra el VPH es entre los 11 y 12 años.

Algunos padres no tienen en cuenta la vacuna porque consideran que su hijo es demasiado joven para recibir una vacuna contra una infección de transmisión sexual (ITS) y también puede que no estén listos para tener la “charla sobre sexo” con ellos. Aunque el VPH se transmite sexualmente, los padres no tienen que hablar sobre temas relacionados con el sexo con su hijo antes de administrarle la vacuna. Es para la protección de su salud como las vacunas contra la tos ferina y el sarampión.

Si la vacuna no se administró en la preadolescencia, está aprobada su administración hasta los 26 años.

Para los niños sanos de 9 a 15 años, la vacunación contra el VPH se administra mediante 2 inyecciones durante un periodo de 6 meses, esto es así si la primera inyección se administra antes de los 15 años. Sin embargo, los sobrevivientes del cáncer, otros niños con sistemas inmunitarios debilitados y las personas de 15 a 26 años requieren 3 dosis.

El VPH es la principal causa de cáncer de cuello uterino en las mujeres. Después del consumo de tabaco y alcohol, el VPH es la principal causa de cáncer bucofaríngeo (garganta) en los hombres. También se relaciona con una cantidad de tipos de cáncer menos comunes, como cáncer de ano, cáncer de vagina y cáncer de vulva.

El VPH es la ITS más frecuente. Infecta alrededor de 14 millones de personas cada año en los Estados Unidos. La segunda ITS en frecuencia es la clamidia, con alrededor de 3 millones de casos nuevos por año.

Existen dos tipos de VPH que se transmiten sexualmente:

  • VPH de alto riesgo: estos tipos pueden causar cáncer. Los tipos de VPH 16 y 18 causan más de la mitad de los casos de cáncer de cuello uterino, ano, boca, garganta y vagina. Los tipos de HPV 31, 33, 45, 52 y 58 causan un otro 14 % de cáncer en mujeres y un 4 % en hombres. La vacuna contra el VPH cubre todos estos tipos.
  • VPH de bajo riesgo: estos tipos no causan cáncer. Pueden causar verrugas en la piel de la zona de los genitales, el ano, los labios, la boca, la lengua y la garganta. Los tipos de VPH 6 y 11 causan un 90 % de los casos de verrugas genitales y la mayoría de los casos de papilomatosis respiratoria recurrente (verrugas en las vías respiratorias). La vacuna contra el VPH también cubre estos dos tipos.

Alrededor del 90 % de las infecciones por VPH desaparece en uno o dos años, no causa ningún síntoma y no causa cáncer. Una respuesta inmunitaria fuerte ayudará a eliminar la mayoría de las infecciones por VPH.

Sin embargo, algunos sistemas inmunitarios no pueden combatir el VPH. Si la infección continúa durante varios años, puede ocasionar un cáncer.

La vacuna contra el VPH protege contra 9 tipos de VPH (6, 11, 16, 8, 31, 33, 45, 52, 58).

En los Estados Unidos:

  • Tipos 6 y 11: causan el 90 % de las verrugas genitales.
  • Tipos 16 y 18: causan el 68 % de los casos de cáncer de cuello uterino y la mayoría de los casos de cáncer relacionados con el VPH (que incluyen el 81 % de cáncer anal, 61 % de boca y faringe, 57 % de vagina, 51 % de pene, 50 % de vulva, 23 % de boca y 8 % de laringe).
  • Tipos 31, 33, 45, 52 y 58: causan el 25 % de los casos de cáncer de vagina, 19 % de cuello uterino, 15 % de pene, 14 % de vulva, 10 % de ano, 8 % de boca y faringe, 7 % de laringe y 6 % de la cavidad bucal.

Cómo se propaga el VPH

Existen más de 200 virus del papiloma humano. De todos estos, 40 se propagan fácilmente por contacto sexual, incluso por contacto vaginal, anal u oral, o por el contacto de los dedos con los genitales. El contacto sexual directo entre la piel y la mucosa hace que el virus se transfiera de la persona infectada a su compañero.

Una persona infectada puede transmitir el VPH a otra persona incluso si el sistema inmunitario de la persona infectada finalmente elimina la infección. Es posible que el sistema inmunitario de la otra persona no pueda hacerlo. Las personas que no presentan síntomas de VPH pueden propagar el VPH a otra persona y los síntomas pueden desarrollarse en esa persona.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) calculan que el 80 % de las mujeres sexualmente activas y más del 90 % de los hombres sexualmente activos se infectarán con VPH, la mitad de ellos con un tipo de VPH de alto riesgo. Alrededor de la mitad de la población (tanto de hombres como mujeres) está infectada con VPH actualmente (42.5 % de mujeres entre 14 y 59 años, 53.8 % de mujeres entre 20 y 24 años, de 52 a 69 % de hombres entre 18 y 70 años).  

Los VPH de alto riesgo causan diferentes tipos de cáncer.

  • Cáncer de cuello uterino: prácticamente todos los casos de cáncer de cuello uterino están causados por una infección de VPH. Según el Instituto Nacional del Cáncer, los tipos de VPH 16 y 18 son responsables de alrededor del 70 % de los casos.
  • Cáncer anal: alrededor del 95 % de los casos de cáncer anal son causados por el VPH. El tipo de VPH 16 causa la mayoría de los casos.
  • Cáncer bucofaríngeo (boca y garganta): el VPH causa aproximadamente un 70 % de los casos de cáncer bucofaríngeo. En los EE. UU., más de la mitad de estos tipos de cáncer es causada por el tipo de VPH 16.

El VPH también causa más de tres cuartos de los casos de cáncer vaginal y dos tercios de los casos de cáncer de pene y de vulva. El VPH tipo 16 es responsable de la mayoría de estos casos de cáncer.

Otras formas de prevenir el VPH

Junto con las vacunas contra el VPH, los sobrevivientes deben:

  • Usar condones cuando mantienen relaciones sexuales.
  • Realizarse pruebas de Papanicolaou de rutina para detectar el cáncer de cuello uterino. Las mujeres entre 21 y 29 años deben examinarse cada 3 años. Las mujeres entre 30 y 65 años pueden examinarse cada 5 años con la prueba de Papanicolaou y VPH combinadas o cada 3 años solo con la prueba de Papanicolaou.

Mitos y hechos sobre la vacuna contra el VPH

Debido a que el VPH está relacionado con la actividad sexual, existen varios mitos sobre la infección, cómo se propaga y los efectos de la vacuna.

  1. Hecho: la vacuna contra el VPH es una de las vacunas más seguras en el mercado.

    De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer, no se han demostrado efectos secundarios graves de las vacunas contra el VPH. Los problemas más comunes son similares a aquellos que se experimentan con otras vacunas: dolor, sensibilidad, enrojecimiento o hinchazón en el sitio de la inyección. También puede producir dolor de cabeza.

    Por ley, la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) determina que toda vacuna debe ser segura y efectiva antes de que se autorice y utilice.

    Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) están continuamente controlando la seguridad de todas las vacunas en el mercado para garantizar que no se produzcan efectos secundarios de inicio tardío o nuevo en la población. El Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS) recoge información sobre a las reacciones de las vacunas. Comuníquese con su proveedor de atención médica y use el formulario en línea o para descargar para informar sobre una reacción.

    Las personas que están enfermas actualmente deben esperar hasta que la infección se haya desaparecido y no hayan tenido fiebre durante al menos 24 horas antes de recibir la vacuna.

    Las mujeres embarazadas no deben recibir la vacuna porque no se la ha evaluado lo suficiente durante el embarazo. Cualquier persona con una alergia grave a la levadura o al aluminio no debe recibir la vacuna. Las reacciones alérgicas a la vacuna pueden incluir urticaria, dificultad para respirar y debilidad. Otras reacciones a la vacuna que garantizarían la atención médica inmediata son la fiebre alta o el cambio en la conducta.

    Los efectos secundarios más comunes fueron mareos, desmayos, dolores de cabeza, náuseas y fiebre. Además, se informó la presencia de dolor, enrojecimiento e hinchazón en el brazo donde se aplicó la inyección.

    Como el desmayo se puede relacionar con cualquier vacunación, se recomienda que el paciente vacunado esté sentado o acostado hasta 15 minutos después de recibir la vacuna.

  2. Hecho: la vacuna está disponible desde junio de 2006. El control y los estudios continuos de la vacuna demuestran solo efectos secundarios y tardíos muy poco comunes.

    Se distribuyeron más de 100 millones de dosis de la vacuna contra el VPH en los Estados Unidos desde junio de 2006 hasta diciembre de 2017. En un estudio de seguimiento que duró 10 años, se descubrió que la vacuna era extremadamente segura. Docenas de estudios adicionales buscaron posibles relaciones con una cantidad de trastornos autoinmunitarios, como esclerosis múltiple (EM), y también con el síndrome de Guillian-Barré, el síndrome de taquicardia ortostática postural (Postural Orthostatic Tachycardia Syndrome, POTS), el síndrome de dolor regional complejo (SDRC) y el síndrome de fatiga crónica, y no se identificó que el riesgo aumentara en las personas que recibieron una vacuna contra el VPH.

  3. Hecho: no existe un mayor riesgo de muerte después de recibir la vacuna contra el VPH.

    Los CDC y el proyecto Vaccine Safety Datalink (Datos sobre la Seguridad de las Vacunas) han llevado a cabo estudios que investigaron las muertes reportadas después de la administración vacuna contra el VPH. Se confirmó que la mayoría de las muertes posteriores a la administración de la vacuna no estaba relacionada con la vacuna (p. ej., accidentes, suicidio, etc.) y que no hubo evidencia para sugerir que la vacuna contra el VPH puede causar la muerte.

  4. Hecho: los hombres también padecen distintos tipos de cáncer relacionados con el VPH y deben recibir la vacuna.

    Cada año, más de 12,000 hombres padecen distintos tipos de cáncer causados por el VPH en los EE. UU., lo que representa el 38 % del total de casos de cáncer relacionados con el VPH. Estas cifras están en aumento en los hombres adultos jóvenes. El cáncer más frecuente relacionado con el VPH en los hombres es el cáncer bucofaríngeo (garganta), pero los hombres también pueden padecer cáncer de ano y recto, de boca y de pene. A diferencia del cáncer de cuello uterino, no existen pruebas de detección para muchos de estos tipos de cáncer. Eso significa que, por lo general, se detectan en un estadio tardío cuando el cáncer se torna más difícil de tratar. Además, no existe tratamiento para el VPH mismo.

    Los hombres también contraen los tipos de VPH (tipos 6 y 11) que causan las verrugas genitales.

    Los hombres pueden transmitir el VPH a su pareja, incluso si no presentan ningún signo o síntoma de VPH. 

  5. Hecho: la vacuna es más efectiva cuando se administra antes de comenzar con la actividad sexual.

    Las vacunas contra el VPH ofrecen la mejor protección para niños y niñas que completan la serie de inmunizaciones y tienen tiempo de desarrollar una respuesta inmunitaria intensa antes de comenzar a tener actividad sexual con otra persona.

    La vacunación antes de comenzar con la actividad sexual constituye la medida de prevención más sólida. La mayoría de las infecciones nuevas se presenta en aquellas personas que recién comienzan a tener actividad sexual.

  6. Hecho: cada dosis es exactamente la misma.

    Independientemente del género del paciente o del momento en el que se recibe una dosis de la vacuna, las dosis 1, 2 y 3 son siempre las mismas.

  7. Hecho: la evidencia clínica no identifica que haya una mayor cantidad de actividad sexual tras recibir la vacuna contra el VPH.

    Varios estudios reconocidos investigaron este asunto detenidamente. Cada uno de ellos concluyó que la vacuna contra el VPH no tiene ningún efecto en la conducta sexual y no debe impedir que los padres vacunen a sus hijos.

  8. Hecho: la vacuna contra el VPH está en el programa de vacunas recomendadas de los CDC.

    Si bien las escuelas no exigen la vacuna, esto no significa que no sea necesaria. En lo posible, es importante vacunarse entre los 11 y 12 años o tan pronto como pueda.

  9. Hecho: no es necesario hablar sobre los detalles de la vacuna con los niños cuando la reciben.

    Tal como sucede con otras vacunas, como la de hepatitis B (Hep B), sarampión, paperas y rubeola (Measles, Mumps and Rubella, MMR), DTaP (tétanos, difteria y tos ferina, también conocida como tos convulsa), explíqueles a los niños que las vacunas se administran para que se mantengan sanos y sin cáncer.

  10. Hecho: los estudios no encuentran evidencia que demuestre una relación entre los problemas de fertilidad y la vacuna.

    Los estudios de los CDC analizaron específicamente la amenorrea (cuando una mujer en edad reproductiva no menstrúa) y la insuficiencia ovárica primaria (menopausia prematura). No se presentaron diferencias en los índices de amenorrea entre las mujeres que recibieron la vacuna contra el VPH y aquellas que no lo hicieron. De 2009 a 2015, más de 60 millones de dosis de Gardasil se distribuyeron para el uso en los Estados Unidos. Durante este periodo, el Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS) recibió 17 informes de insuficiencia ovárica primaria. Quince de estos informes se consideraron habladurías, ya que no brindaron suficiente información para confirmar el diagnóstico. Dos informes fueron de médicos. 

  11. Hecho: no se ha demostrado que la vacuna cause cáncer. Por el contrario, previene el cáncer.

    La serie de vacunas previene la infección provocada por los tipos de VPH que es la causa más común del cáncer de cuello uterino.

Cómo obtener la vacuna contra el VPH

Pregúntele al proveedor de atención primaria de su hijo cómo puede obtener la vacuna o comuníquese con el departamento de salud local.

De acuerdo con los CDC, la vacuna cuesta alrededor de $ 150 por dosis. Está cubierta por la mayoría de los planes de seguro privado.

El programa Vacunas para los niños (Vaccines for Children, VFC) proporciona vacunas a niños menores de 18 años que no tienen seguro, son elegibles para recibir Medicaid o son nativos de América del Norte, incluida Alaska. Las vacunas proporcionadas por un proveedor de Vacunas para los niños (Vaccines for Children, VFC) no tienen ningún costo para los niños elegibles.

Todo niño que sea menor de 19 años y que cumpla con uno de los siguientes requisitos es elegible para el programa:

  • Ser elegible para recibir Medicaid
  • No estar asegurado
  • Ser nativo de América del Norte, incluida Alaska
  • Tener cobertura de seguro insuficiente*

*Tener cobertura de seguro insuficiente significa que su hijo cuenta con un seguro médico, pero este no cubre la vacuna. Hay más de 40,000 proveedores de atención médica inscritos en el programa Vacunas para los niños (Vaccines for Children, VFC).

Información adicional

Para obtener más información sobre la vacuna contra el VPH y su efectividad en la prevención del cáncer, visite los siguientes sitios:


Revisado: Junio de 2018