Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Conservar amistades con otros adultos cuando los hijos están en tratamiento

Es importante que los padres conserven sus amistades con otros adultos cuando su hijo se encuentra combatiendo el cáncer. Mantenerse en contacto con los amigos es importante por muchos motivos. Los amigos pueden ser una fuente de ayuda, apoyo emocional o distracción para aliviar el estrés.

Cuando se presenta una enfermedad grave, todas las relaciones enfrentan cambios y desafíos. Las amistades no son la excepción. La distancia, la falta de tiempo y la sensación de que los amigos no los entienden pueden hacer que a los padres les resulte difícil mantenerse en contacto con los amigos. Sin embargo, cuando sus hijos se encuentran combatiendo el cáncer, los padres necesitan amigos adultos.

Infórmeles a sus amigos que son importantes

Sus amigos pueden pensar que lo último que quieren los padres con un hijo enfermo son visitas y llamadas telefónicas. Pero eso puede ser exactamente lo que los padres necesitan. El cáncer infantil es abrumador, y es posible que los amigos no sepan qué hacer o decir. Incluso los amigos íntimos pueden alejarse. Decirles a los amigos lo importantes que son no tiene por qué llevarle mucho tiempo o costarle mucho esfuerzo. Puede parecer simple, pero proactivamente decirles a los amigos que son valorados pueden abrir la comunicación.  

Mantenerse en contacto cuando la energía y el tiempo son limitados

La mayoría de los padres siente que no pasa suficiente tiempo con sus amigos, incluso antes de que su hijo reciba un diagnóstico de cáncer. El cáncer presenta demandas de tiempo incluso mayores: citas, cuidados médicos, responsabilidades del hogar y laborales, llevar un registro de la información y hacer tiempo para la familia. Con el estrés y la preocupación, también se puede hacer difícil tener la energía para comunicarse.

Sin embargo, la mayoría de los padres dice que las amistades juegan un papel importante en la batalla contra el cáncer pediátrico. Cada persona se relaciona con sus amigos de distintas maneras, pero, a continuación, se presentan algunas formas de relacionarse que muchos padres encontraron útiles.

  • Llame a los amigos por teléfono. Hablar por teléfono es más personal que los correos electrónicos o mensajes de texto. Escuchar la voz de un amigo aporta una conexión emocional importante, especialmente cuando se está lejos de casa.
  • Pida ayuda. Los amigos quieren ayudar pero muchas veces no saben cómo. Comuníqueles maneras específicas en las que pueden ayudar. Esto los ayuda a sentirse necesarios y parte del proceso.
  • Mantenga a sus grupos de amigos al tanto a través de sitios web o redes sociales. Los sitios como CaringBridge y otras plataformas de redes sociales les permiten a los padres compartir las novedades con varios amigos y familiares a la vez. Los padres pueden incluso designar a un amigo o familiar para que se encargue de la publicación de las novedades.
  • Priorice el tiempo con amigos íntimos. Cuando el tiempo es limitado, puede ser útil concentrarse en interacciones significativas con una o dos personas de confianza que estarán presentes en las buenas y en las malas.
  • Reúnase con grupos pequeños de amigos. Si le resulta difícil encontrar momentos a solas con sus amigos, reunirse con dos o tres amigos al mismo tiempo, por ejemplo, para tomar café o almorzar de manera algo regular, puede ayudar a mantener vínculos fuertes. También puede ayudar a aliviar la presión de tener que conversar todo el tiempo cuando se siente cansado o preocupado.
  • Invite a sus amigos a acompañarlo a hacer recados. Muchos padres se sienten culpables cuando limitan el tiempo que pasan con su hijo para pasarlo con amigos. O, simplemente, tienen demasiadas cosas que hacer. Los amigos, especialmente los amigos íntimos, disfrutan simplemente pasando el tiempo junto a usted.

Maneras de iniciar una conversación: encontrar las palabras para acercarse

Reconozca la incomodidad.

“A veces me es difícil saber qué decirle a la gente. Estoy seguro de que puede también ser difícil para mis amigos hablar conmigo”.

Acérquese.

“Hola, deseaba llamarte, es bueno oír tu voz”.

Pida ayuda con cosas específicas.

“Este es un momento difícil para mi familia. Si pudieras ayudar recogiendo a los niños desde la escuela un par de veces a la semana, eso significaría mucho para nosotros”.

Demuestre su aprecio.

“Sé que no he estado tan presente, pero solo quiero que sepas que tu amistad lo es todo para mí”.

Sea agradecido.

“Gracias por traernos la cena anoche. Fue una gran ayuda para nuestra familia”.

Cuando los amigos no saben cómo ayudar

La mayoría de las personas no se imaginan lo que es tener un hijo con cáncer. Cuando un hijo recibe un diagnóstico de cáncer, cada amigo reacciona de manera diferente. Algunos amigos hacen todo lo posible por brindar su apoyo. Otros se alejan. Es posible que algunos intenten hacer como si nada hubiese cambiado. Otros pueden prometer mucha ayuda, pero no cumplen su promesa. Los padres pueden sentirse decepcionados si sus amigos no ofrecen la ayuda y el apoyo que ellos esperan.

Algunas razones comunes por las que es posible que los amigos no cumplan con las expectativas de los padres incluyen las siguientes:

  • No saber qué hacer o decir
  • Creer que las familias no desean que las molesten o no querer entrometerse
  • Pensar que los padres pedirán ayuda cuando necesiten algo
  • Estar demasiado ocupados con sus propias responsabilidades, lo que hace que no puedan cumplir con las promesas

Estrategias positivas para lidiar con la decepción

Es natural que los padres se sientan defraudados, especialmente si un amigo íntimo no les brinda el apoyo que necesitan. En muchas ocasiones la decepción puede llevar al enfado y al resentimiento, especialmente si los padres ya se sienten vulnerables. Sin embargo, hay algunas maneras en las que los padres pueden sobrellevarlo de una forma más positiva.

  • Considere la situación desde otra perspectiva.
    • Tome distancia. Es muy poco probable que un amigo quiera herirlo a propósito. Es posible que el comportamiento de este amigo no sea la causa de la decepción. Puede suceder que, como padre o madre de un niño con cáncer, sienta emociones fuertes, lo que dificulta ser objetivo.
  • Pida ayuda con cosas específicas.
    • A menudo las personas no saben qué hacer o cómo ayudar. Es posible que, mientras los padres esperan que sus amigos se ofrezcan, los amigos estén esperando a que les pidan su ayuda. Comuníqueles a los amigos qué se necesita de manera clara.
  • Bríndeles a sus amigos la oportunidad de ayudar de diferentes maneras.
    • Las personas tienen diferentes fortalezas y debilidades. Si un amigo no cumple con algo que prometió hacer, es probable que se sienta más cómodo haciendo algo diferente.
  • Recuerde ser un amigo.
    • Los padres deberían poder contar con sus amigos que les den apoyo mientras su hijo combate el cáncer. Pero es importante interesarse también por lo que sucede en las vidas de los amigos. Si bien las preocupaciones de otros pueden parecer triviales comparadas con el cáncer, el cuidado y el apoyo mutuos conservan las amistades en el tiempo.
  • Sea comprensivo.
    • Los amigos van a decepcionarnos. Harán y dirán cosas equivocadas. Los amigos se dan espacio mutuamente para cometer errores y para aprender de ellos.

Maneras de iniciar una conversación

  • “Hace tiempo que no sé de ti. ¿Es porque sientes que es difícil saber qué decir? Así me sentiría yo en tu lugar”.
  • “Hace mucho tiempo que no te veo. ¿Es porque has estado muy ocupado con el trabajo? Sé que tienes muchas cosas de las que ocuparte también”.
  • “Siento que las cosas estaban un poco tensas cuando hablamos el otro día. Sé que no era tu intención herir mis sentimientos, y yo me sentía estresado. ¿Podemos comenzar de cero?”.
  • “Oye, sé que no podrás venir al hospital. Lo entiendo. Pero, ¿crees que podrías recoger el correo y vigilar la casa por nosotros durante los próximos días?”.

Cómo manejar los comentarios hirientes

A pesar de querer ayudar, a menudo los amigos no están seguros de qué hacer o decir. En ocasiones, es posible que los amigos incluso eviten las interacciones porque el tema del cáncer los pone incómodos. En otras ocasiones, los amigos hacen comentarios que a los padres encuentran hirientes o desconsiderados.

Una comunicación abierta y honesta es importante en toda relación. Las amistades no son la excepción. A continuación, encontrará algunas maneras en las que los padres pueden sobrellevar la situación cuando los amigos hacen comentarios hirientes:

  • Tómese un momento antes de responder. Cuando un amigo hace un comentario hiriente, puede ser útil ocuparse del asunto directamente. Sin embargo, en otras ocasiones, es posible que sea mejor dejarlo pasar. Esperar antes de responder proporciona una perspectiva más clara y ayuda a evitar decir algo que podría tensionar más la amistad.
  • Considere lo que realmente quería decir o hacer. Generalmente los amigos tienen buenas intenciones. La mayoría de las personas nunca tuvieron a alguien cercano con un hijo con cáncer. Al igual que las familias deben aprender todo lo que conlleva el cáncer, los amigos deben aprender todo lo que conlleva brindar su apoyo. En ocasiones puede ser útil explicarles a los amigos qué cosas en particular son temas sensibles.
  • Reconozca las buenas intenciones. Es importante decirles a los amigos de manera clara qué ayuda y qué no ayuda. Pero antes de darles su opinión, comuníqueles que aprecia su preocupación y voluntad de ayudar.
  • Explíqueles que una de las mejores maneras de ayudar es simplemente escuchando. Cuando un amigo está sufriendo, las personas quieren ayudar a arreglar las cosas. Los comentarios desconsiderados pueden darse debido a que los amigos simplemente no saben qué hacer o decir. Tal vez necesitan oír que lo que los padres realmente necesitan es alguien que los escuche. Recuérdeles a sus amigos que no es su responsabilidad solucionar los problemas y que lo importante es simplemente estar presente.

Concentrarse en lo positivo de las amistades

Incluso las decepciones más pequeñas pueden ser muy hirientes cuando los padres cuidan a un hijo enfermo. Aceptar que las diferentes amistades juegan papeles distintos puede ayudar a evitar expectativas poco realistas. En muchas ocasiones, las viejas amistades brindan consuelo, una sensación de familiaridad y una conexión con la vida más allá del cáncer. Pero las nuevas amistades que se desarrollan durante la batalla contra el cáncer también son importantes como fuente del apoyo que solo viene con la experiencia personal. Concéntrese en las amistades y relaciones más importantes, incluidos los amigos y familiares. Si bien es posible que algunos amigos no sean lo que fueron en el pasado, los padres pueden tener la esperanza de construir nuevas amistades durante la batalla contra el cáncer pediátrico, durante el tratamiento, en el grupo de apoyo y en lugares completamente inesperados.


Revisado: Junio de 2018