Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Cómo medir el dolor en niños

¿Cómo se diagnostica el dolor?

El dolor no es un síntoma visible como los sarpullidos ni palpable como los bultos. El equipo médico, por lo general, no sabrá si el paciente siente dolor, a menos que el paciente se lo informe o, en pacientes muy pequeños, a menos que los padres hayan observado comportamientos que los hace sospechar de que el niño siente dolor.

Los pacientes y sus padres deben ser honestos en lo que respecta a los síntomas del dolor para que se puedan determinar las causas y un tratamiento adecuado.

Responda a las preguntas acerca del dolor con honestidad. En esta foto, un paciente pequeño con cáncer y su papá están sentados juntos y, detrás de ellos, hay una escala BARF.

Responda a las preguntas acerca del dolor con honestidad. Esto ayudará al equipo de atención a entender las causas y planificar tratamientos.

El equipo médico hará preguntas acerca de cómo repercute el dolor en la vida diaria del paciente; por ejemplo, en la habilidad para ir a la escuela, para jugar con amigos y para participar en sus actividades favoritas.

A estas preguntas se las conoce como la valoración funcional del dolor. Puede que el equipo haga preguntas, como:

  • ¿Interfiere el dolor en las actividades diarias habituales?
  • ¿Le parece difícil concentrarse en las actividades habituales, como leer, jugar con amigos, mirar la televisión, jugar a los videojuegos o hablar con alguien?
  • ¿Es el dolor tan intenso que hace que reduzca o evite la actividad física? 
  • ¿Le es difícil concentrarse en otras cosas que no sea el dolor?

Los médicos también determinarán la intensidad del dolor usando una escala que va del 0 al 10. La manera en que el paciente informa acerca del puntaje del dolor depende de su edad. 

Pacientes menores de 4 años

En los pacientes pequeños, comúnmente se usa la escala FLACC. Se basa en las observaciones de los padres.

Pacientes de 4 a 7 años

FACES®, la escala de valoración del dolor revisada, utiliza expresiones faciales para ayudar a los niños pequeños a clasificar el dolor en una escala que va del 0 al 10. Las caras muestran cuán intenso puede ser el dolor. La cara en el extremo izquierdo (0) no manifiesta dolor. Las caras muestran mayor intensidad del dolor a medida que aumenta el número. Una escala de 10 significa que el dolor es muy intenso. Se les pide a los pacientes que señalen una cara que muestre cuánto dolor sienten en ese momento.

Pacientes mayores de 8 años

Los niños más grandes, los adolescentes y los adultos jóvenes pueden clasificar el dolor usando una puntuación numérica simple que va del 0 al 10, en donde el 0 representa la ausencia del dolor y el 10 un dolor intenso.

Además de la puntuación del dolor, el médico clasificará el tipo de dolor.

El dolor físico puede ser de los siguientes dos tipos:

  • Relacionado con los tejidos (nociceptivo): dolor relacionado con la enfermedad, la cirugía o los efectos secundarios del tratamiento, como las úlceras en la boca. El dolor puede ser en el hueso, la articulación, el músculo, la piel o el tejido conectivo. Suele describirse como un dolor sordo o pulsátil.
  • Relacionado con los nervios (neuropático): dolor causado por un daño en los nervios o una inflamación. Suele describirse como un ardor, hormigueo o dolor punzante. Sigue la ruta del nervio lesionado de las cirugías, tales como el dolor del miembro fantasma, el daño de un nervio inducido por la quimioterapia, como los efectos secundarios de la vincristina, o la radioterapia.

Es posible que los médicos también alienten a los pacientes y a sus familias a tener una agenda o diario en donde puedan señalar cualquier patrón, como las horas del día en las que es más probable que el dolor aparezca o después de qué tipos de actividades (o falta de actividad).

Puede que el dolor también tenga sus causas; los miembros del equipo de atención pueden averiguar estas cuestiones con la familia del paciente. Puede que se recurra a un capellán o un trabajador social para que ayude a la familia.

La valoración precisa y detallada del dolor es importante, ya que ayuda al equipo médico a diseñar el mejor plan posible para el abordaje del dolor.


Together
no avala ningún producto de marca mencionado en este artículo.


Revisado: Junio de 2018