Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Deficiencia de la hormona de crecimiento

Algunos sobrevivientes del cáncer infantil pueden tener problemas de crecimiento como resultado de los tratamientos contra el cáncer.

Los problemas de crecimiento pueden presentarse cuando ciertas glándulas del sistema endocrino no producen suficientes hormonas. 

El sistema endocrino es un grupo de glándulas que controla funciones corporales como el crecimiento, la energía y la pubertad. Estas glándulas liberan hormonas en el torrente sanguíneo que llevan mensajes a las células de todo el cuerpo. Estas hormonas trabajan en conjunto para asegurarse de que el organismo funcione correctamente.

El daño a las glándulas endocrinas, como la hipófisis, que produce la hormona del crecimiento, puede retrasar el crecimiento de un niño y afectar los huesos y la altura. El problema se puede resolver con hormonas de crecimiento sintéticas (fabricadas por el hombre). La hipófisis, ubicada en el cerebro, a veces recibe el nombre de “glándula maestra” porque controla otras glándulas como la tiroides, las suprarrenales, los ovarios (en mujeres) y los testes (en hombres).

Los sobrevivientes del cáncer infantil pueden tener problemas de crecimiento como resultado de ciertos tratamientos contra el cáncer. En esta imagen, el personal del centro oncológico mide la estatura del sobreviviente.

Los sobrevivientes del cáncer infantil pueden tener problemas de crecimiento como resultado de ciertos tratamientos contra el cáncer.

Tratamientos contra el cáncer que pueden ocasionar deficiencia de la hormona de crecimiento

  • Tratamiento contra el cáncer antes de alcanzar la estatura adulta, especialmente en pacientes muy jóvenes
  • Radiación en las siguientes áreas:
    • Cerebro (craneal)
    • Ojo o cavidad del ojo (órbita)
    • Oreja o parte media de la cara detrás de los pómulos (región infratemporal
    • Área sobre el paladar (nasofaringe
    • Irradiación corporal total (ICT) 
  • Cirugía en el cerebro, particularmente en la región central (supraselar) donde se encuentra la hipófisis
  • Crecimiento de un tumor dentro de la región central (supraselar) que ocasiona un daño directo a la hipófisis

Signos y síntomas

En los niños, el signo más evidente de deficiencia es la desaceleración del crecimiento o la estatura.

Otros signos incluyen los siguientes:

  • Crecimiento más lento de lo normal para la edad (líneas entrecruzadas en el cuadro de crecimiento)
  • Apariencia más joven y contextura más pequeña que las de otros niños de la misma edad, pero con proporciones corporales normales

Los adultos con deficiencias hormonales y de crecimiento pueden experimentar lo siguiente:

  • Adelgazamiento de los huesos
  • Disminución de la fuerza muscular
  • Aumento de la grasa corporal, especialmente alrededor del abdomen
  • Niveles anormales de lípidos y colesterol en sangre

¿Qué pueden hacer los sobrevivientes?

Conozca su riesgo y monitoree su salud

Pregúntele a su oncólogo sobre los riesgos de padecer efectos tardíos.

Informe a su proveedor de atención médica primaria sobre sus riesgos. Comparta una copia de su plan de atención del sobreviviente, que incluye un resumen del tratamiento. 

Hágase un examen físico anual. El examen debe incluir mediciones de estatura y peso y una evaluación del desarrollo de la pubertad y del estado nutricional.

Los pacientes con riesgo de deficiencia de la hormona de crecimiento deben realizarse este examen cada seis meses hasta que se complete el crecimiento.

Si los pacientes presentan signos y síntomas de crecimiento deficiente, el proveedor de atención médica puede hacer lo siguiente:

  • Pedir una radiografía de la muñeca para evaluar la madurez de la "edad ósea" del esqueleto
  • Buscar las posibles causas de los problemas de crecimiento, como un funcionamiento deficiente de la tiroides
  • Derivar al sobreviviente a un médico especializado en problemas hormonales (endocrinólogo)

Tratamiento

En la mayoría de los casos, el tratamiento consiste en recibir hormonas de crecimiento sintéticas durante varios años. El endocrinólogo debe proporcionar información acerca de cuánto crecimiento es posible.

Los pacientes de cáncer infantil con riesgo de desarrollar deficiencia de la hormona de crecimiento deben realizarse un examen que incluya una medición de la estatura y del peso cada seis meses hasta que se complete el crecimiento. En esta imagen, el personal del centro oncológico determina el peso del sobreviviente.

Los pacientes de cáncer infantil con riesgo de desarrollar deficiencia de la hormona de crecimiento deben realizarse un examen que incluya una medición de la estatura y del peso cada seis meses hasta que se complete el crecimiento.


Revisado: Junio de 2018