Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Efectos dentales tardíos

Algunos tratamientos de cáncer infantil pueden causar problemas con el desarrollo de los dientes y de los huesos faciales en el futuro.

Algunos tratamientos del cáncer infantil pueden causar problemas con el desarrollo de los dientes y de los huesos faciales en el futuro.

Algunos tratamientos del cáncer infantil pueden causar problemas con el desarrollo de los dientes y de los huesos faciales en el futuro.

Tratamientos para el cáncer que pueden causar problemas dentales

Estos tratamientos incluyen los siguientes:

  • La quimioterapia antes de que los dientes permanentes estén completamente desarrollados, en especial si el niño tenía menos de 5 años en el momento del tratamiento. Es más probable que el paciente tenga problemas si ha recibido quimioterapia por un periodo prolongado (varios años).
  • El tratamiento con azatioprina, que se les administra a los pacientes como parte de un trasplante de células hematopoyéticas (también conocido como trasplante de médula ósea o células madre).
  • Radiación en la boca o glándulas salivales.
  • Irradiación corporal total (ICT) como parte de un trasplante.

Otros factores de riesgo

  • La enfermedad de injerto contra huésped crónica puede provocar problemas dentales.

Los sobrevivientes menores de 5 años en el momento del tratamiento generalmente tienen un riesgo mayor, ya que sus dientes permanentes no se han desarrollado por completo.

Un gráfico de dos dientes. El diente a la izquierda muestra el exterior del diente, con etiquetas para la corona, el cuello dental y la raíz. El diente a la derecha muestra el interior del diente, con etiquetas para el esmalte, dentina, cavidad pulpar, encías, conducto radicular, hueso, cemento, y nervios y vasos sanguíneos.

Problemas dentales que pueden surgir

Para los sobrevivientes que han recibido quimioterapia o un trasplante

Los posibles problemas dentales incluyen los siguientes:

  • Mayor riesgo de sufrir caries.
  • Acortamiento o afinamiento de las raíces de los dientes.
  • Ausencia de dientes o raíces.
  • Problemas con el desarrollo del esmalte dental que puede provocar manchas, surcos y fosas blancas o con cambio de la coloración. Los dientes se pueden manchar con facilidad.

Los problemas relacionados con la radiación incluyen los siguientes:

  • Mayor riesgo de sufrir caries
  • Acortamiento o afinamiento de las raíces de los dientes
  • Ausencia de dientes o raíces
  • Desarrollo anormal del esmalte dental que provoca lo siguiente:
    • Manchas blancas o con cambio de la coloración en el diente
    • Surcos y fosas en los dientes
    • Los dientes se manchan con facilidad
  • Dientes pequeños
  • Pérdida prematura de los dientes
  • Los dientes de leche no se caen
  • Problemas con el desarrollo del diente o retraso en la erupción de los dientes permanentes
  • Aumento de la sensibilidad a las sensaciones de calor y frío
  • Sequedad bucal debido a la disminución en la producción de saliva (xerostomía)
  • Cambios en el sentido del gusto
  • Disminución de la capacidad para abrir completamente la boca (trismo)
  • Problemas en las articulaciones (disfunción de la articulación temporomandibular) que puede provocar dolor en el área frontal de los oídos
  • Problemas de mordida (sobremordida o submordida)
  • Crecimiento anormal de los huesos de la cara y cuello.
  • Enfermedad de las encías (periodontal)
  • Problemas con la curación del maxilar (osteoradionecrosis) después de procedimientos dentales, como la cirugía bucal o extracción dental
  • Mayor riesgo de sufrir caries
  • Pérdida de los dientes
  • Dientes con manchas, surcos o fosas blancas o con cambios de la coloración debido al desarrollo inadecuado del esmalte dental

Cáncer bucal

Algunos sobrevivientes del cáncer infantil también presentan el riesgo de tener cáncer bucal. Esto incluye a los pacientes que:

  • Recibieron radiación en la cabeza y el cuello.
  • Tienen la enfermedad de injerto contra huésped crónica.
  • Consumen alcohol o tabaco.
  • Tienen infección por el virus del papiloma humano (VPH).

Los signos y síntomas del cáncer bucal pueden incluir los siguientes:

  • Una llaga que no cicatriza
  • Una llaga que sangra fácilmente
  • Un cambio marcado en el color de los tejidos de la boca
  • Un bulto o una parte áspera en la boca
  • Dolor, sensibilidad o adormecimiento en la boca o labios

Si se presentan alguno de estos signos y síntomas, póngase en contacto con un dentista local para realizar una consulta.

¿Qué pueden hacer los sobrevivientes?

  1. Es muy importante que los sobrevivientes del cáncer infantil cuiden sus dientes y encías a la perfección.

    • Cepíllese los dientes al menos dos veces al día con dentífrico con flúor
    • Límpiese suavemente con hilo dental a diario
    • Use un enjuague bucal con flúor a diario, preferentemente que sea antibacteriano y sin alcohol
    • Beba líquidos con frecuencia o use saliva artificial, o ambos
    • Limite el consumo de comidas con alto contenido de carbohidratos y azúcar (dulces)
    • Beba alcohol con moderación y no consuma ningún tipo de producto con tabaco ya que ambos aumentan el riesgo de cáncer. Cualquier tipo de consumo de tabaco aumenta significativamente el riesgo de cáncer bucal.

    Los malos hábitos dentales pueden provocar caries, enfermedades de las encías e infección en los huesos de soporte de las raíces dentales.

    Los pacientes que recibieron radioterapia en la boca pueden consultar a un ortodoncista que ayudará a corregir la alineación de los dientes o tratar los problemas craneales o faciales.

  2. El cuidado dental regular es muy importante para los sobrevivientes del cáncer infantil. Debe incluir lo siguiente:

    • Un control dental con limpieza y fluoración cada seis meses. El control incluirá un examen para controlar la salud, signos de una enfermedad o algo inusual en los dientes. El dentista también registrará los antecedentes médicos, hábitos y tratamientos del paciente.
    • Pruebas por imágenes, entre ellas una ortopantomografía o radiografía panorámica (panorex). Tomará imágenes detalladas de los dientes, raíces y mandíbula para observar el desarrollo de las raíces y la resistencia del hueso de soporte.
    Los exámenes de imagenología, incluidas las radiografías panorámicas (“panorex”), proporcionan imágenes detalladas de los dientes, las raíces y la mandíbula.

    Los exámenes de imagenología, incluidas las radiografías panorámicas (“panorex”), proporcionan imágenes detalladas de los dientes, las raíces y la mandíbula.

    Las radiografías panorámicas permiten a los dentistas observar el desarrollo de la raíz y la resistencia del hueso que las contiene.

    Las radiografías panorámicas permiten a los dentistas observar el desarrollo de la raíz y la resistencia del hueso que las contiene.

  3. Los sobrevivientes con determinadas afecciones médicas deben consultarle a su dentista sobre qué precauciones especiales deben tomar, entre ellas tomar antibióticos, para evitar una infección al recibir tratamiento dental. Las afecciones incluyen las siguientes:

    • Derivación (un tubo que drena líquido del cerebro)
    • Procedimiento de recuperación de una extremidad: una varilla de metal o injerto óseo para reemplazar el hueso
    • Válvula cardíaca con filtraciones o cicatrices (esto puede ocurrir después de recibir radiación en el tórax)
    • Extirpación quirúrgica del bazo (esplenectomía)
    • Dosis altas de radiación en el bazo
    • Enfermedad de injerto contra huésped crónica actualmente activa (chronic graft-versus-host disease, cGVHD) luego de un trasplante de células hematopoyéticas (también llamado trasplante de médula ósea o células madre)

    Otras afecciones que los sobrevivientes deben informar a su dentista incluyen las siguientes:

    • Altas dosis de radiación en la cara o boca, ya que la cirugía dental puede aumentar el riesgo de presentar osteoradionecrosis (un problema de curación del hueso). El dentista debe hablar con un oncólogo radiólogo antes de realizar cualquier tipo de cirugía dental.
    • Un trasplante alógeno de células hematopoyéticas (también llamado trasplante de médula ósea o de células madre) para que el dentista pueda controlar los cambios que indican la presencia de la enfermedad de injerto contra huésped crónica.
  4. Se puede tratar a los sobrevivientes con problemas dentales:

    Problema
    Tratamiento
    Dientes permanentes que no se desarrollan con normalidad
    Fundas dentales o coronas
    Crecimiento óseo deficiente en el rostro o mandíbula
    Cirugía reconstructiva
    Problema para abrir la boca (trismo) o cicatrización y endurecimiento de los músculos de la mandíbula (fibrosis)
    Ejercicios de estiramiento
    Dientes con deformidades o pequeños
    Adhesión (aplicación de una delgada capa de material plástico en la superficie frontal de los dientes)
    Boca seca (xerostomía). (Los problemas relacionados pueden ser dolor de garganta persistente, sensación de ardor en la boca y encías, problemas para hablar, dificultad para tragar, ronquera o resequedad en las fosas nasales).
    • Beber líquidos frecuentemente
    • Usar saliva artificial
    • Dulces sin azúcar
    • Hábitos de cepillado adecuados
    • Fluoración diaria (si lo recomienda el dentista)


Revisado: Junio de 2018