Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

La vacunación durante el tratamiento del cáncer

¿Pueden los niños recibir vacunación durante el tratamiento del cáncer infantil?

Los pacientes con cáncer infantil pueden necesitar retrasar la aplicación de ciertas vacunas durante el tratamiento del cáncer.

Las vacunas de rutina son aquellas que se recomiendan para todos en los EE. UU. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) publican un calendario de vacunación infantil recomendado cada año. En ocasiones, la vacunación se denomina inmunización.

Los pacientes con cáncer infantil pueden necesitar retrasar la aplicación de ciertas vacunas durante el tratamiento del cáncer. Las vacunas le enseñan al cuerpo cómo defenderse cuando gérmenes específicos (como virus o bacterias) lo invaden.

Las vacunas le enseñan al cuerpo cómo defenderse cuando gérmenes específicos lo invaden. Los pacientes con cáncer infantil pueden necesitar retrasar la aplicación de ciertas vacunas durante el tratamiento del cáncer.

¿Cómo funcionan las vacunas?

Las vacunas le enseñan al cuerpo cómo defenderse cuando gérmenes específicos (como virus o bacterias) lo invaden.

  • Las vacunas les brindan a las personas una exposición segura a pequeñas cantidades de partes de gérmenes o a un germen que ha sido debilitado (atenuado) o que está muerto.
  • Las vacunas hacen que el sistema de defensa del cuerpo desarrolle una respuesta a dicho germen para que el cuerpo pueda reconocerlo y combatirlo en el caso se esté expuesto a él en el futuro. El sistema inmunitario aprende entonces a recordar el germen y puede reconocerlo y atacarlo si la persona está expuesta posteriormente.
  • Como resultado, la persona puede no enfermarse o que la infección sea más leve.
  • Una de las formas en que actúan las vacunas es reduciendo las probabilidades de exposición a un germen si las otras personas que están alrededor también están vacunadas.

¿Por qué los pacientes con cáncer infantil no pueden recibir determinadas vacunas?

Por lo general, los pacientes con cáncer infantil tienen un sistema inmunitario debilitado durante el tratamiento del cáncer.

Una vacuna requiere una buena respuesta inmunitaria para que sea efectiva. Es posible que la vacunas no sean efectivas cuando se las administra a una persona que recibe tratamiento para el cáncer. El sistema inmunitario debilitado no puede responder con normalidad ni recordar al germen para poder atacarlo posteriormente.

En casos pocos frecuentes, las vacunas que contienen virus debilitados (atenuados) pueden hacer que los pacientes con sistemas inmunitarios muy debilitados se enfermen si las reciben. Los pacientes no deben recibir estas vacunas cuando sus sistemas inmunitarios están debilitados. Pero, por lo general, no hay problema en que la gente a su alrededor las reciba.

Las vacunas de rutina que contienen virus atenuados y que no deben administrarse a las personas con un sistema inmunitario debilitado son las siguientes:

  • Triple vírica (sarampión, paperas y rubeola)
  • Varicela
  • Nebulización nasal antigripal
  • Rotavirus

¿Qué vacunas se recomiendan durante el tratamiento?

La Sociedad de Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos recomienda una inyección antigripal anual para todos los niños mayores de 6 meses, entre ellos, los niños que reciben tratamiento para el cáncer. Las personas deben recibir una inyección antigripal una vez al año debido a que la composición de la inyección es diferente cada año. Los virus de la gripe cambian constantemente, y las respuestas inmunitarias del cuerpo disminuyen con el tiempo.

Los niños con un sistema inmunitario debilitado no deben recibir la vacuna antigripal por nebulización nasal ya que contiene el virus vivo.

La inyección antigripal está compuesta por virus de la gripe muertos (inactivados). Esta es segura para las personas con cáncer. Puede administrarse por lo menos 2 semanas antes de la quimioterapia o entre los ciclos de quimioterapia.

Los pacientes con trasplante pueden recibir una inyección antigripal 6 meses después del trasplante. Si hay un brote de gripe en la comunidad, pueden recibir la inyección antigripal 4 meses después del trasplante.

Las excepciones a estas reglas se aplican para los pacientes que probablemente no responderán a la vacuna antigripal, aunque es poco probable que se vean perjudicados por ella. Entre los pacientes que probablemente no responderán se encuentran aquellos que recibieron quimioterapia fuerte o anticuerpos contra las células B en un plazo de 6 meses.

Por lo general, los niños que reciben tratamiento para el cáncer pueden recibir todas las vacunas de rutina excepto aquellas con virus atenuados.

Si su hijo no ha completado todas sus vacunas de rutina, puede hablar con su médico acerca de continuar recibiéndolas para protegerlo durante el tratamiento del cáncer. Comúnmente, las inyecciones administradas durante este periodo deben repetirse después de que su hijo termine el tratamiento, ya que podrían no ser efectivas como consecuencia del debilitamiento del sistema inmunitario. Sin embargo, también pueden brindarles algo de protección.

¿Cuándo pueden retomar la vacunación los niños después del tratamiento contra el cáncer?

El equipo de atención aconsejará a las familias sobre cuándo retomar el calendario de vacunación. Se puede inmunizar a los pacientes con vacunas con virus inactivos y vacunas vivas contra la varicela y contra el sarampión, paperas y rubeola (triple vírica).

  • Por lo general, los pacientes pueden retomar la vacunación al menos 3 meses después de finalizar la quimioterapia. También pueden seguir un calendario de vacunación de recuperación. Un calendario de vacunación de recuperación se usa para los niños cuya vacunación se ha retrasado.
  • Los pacientes que recibieron anticuerpos contra las células B deben esperar al menos 6 meses antes de retomar la vacunación.
  • Los pacientes de trasplante pueden tener que esperar más tiempo. Deberán recibir todas las vacunas nuevas porque el proceso de trasplante destruye el sistema inmunitario que tenían antes del procedimiento. Su equipo de atención les informará cuándo estén listos para comenzar con la vacunación.
  • Los pacientes que recibieron vacunas de rutina durante la quimioterapia, por lo general, deben seguir un calendario de vacunación de recuperación como si no las hubieran recibido, debido a que no se sabe si fueron efectivas o no.

¿Los pacientes de cáncer infantil deberían estar expuestos a personas que se hayan vacunado?

Los hermanos y adultos que viven con un paciente con cáncer infantil deben mantenerse al día con las vacunas para minimizar la probabilidad de exponer al niño a una enfermedad que se puede prevenir con vacunas.

Las personas del hogar no deben recibir la vacuna oral contra la polio. (Esta vacuna no se usa en los Estados Unidos).

Si un bebé en el hogar ha recibido la vacuna contra el rotavirus recientemente, todos los familiares deben lavarse las manos cuidadosamente y con frecuencia después de estar en contacto con el bebé vacunado, especialmente al cambiarle los pañales. Los pacientes de trasplante y quienes reciben terapia contra el cáncer no deben cambiar los pañales.

Los niños con el sistema inmunitario debilitado deben evitar el contacto en los siguientes casos:

  • Con personas que hayan tenido sarpullido después de haber recibido recientemente la vacuna contra la varicela.
  • Con personas que hayan recibido la vacuna antigripal nasal en el plazo de una semana.

Para obtener mayor información sobre la vacunación consulte:


Revisado: Marzo de 2019