Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Tumores de tiroides

¿Qué son los tumores de tiroides?

Los nódulos en la tiroides son bultos de células anormales que se desarrollan en la glándula tiroides. La mayoría de los nódulos en la tiroides son benignos o no cancerosos. Entre los pacientes pediátricos, aproximadamente el 25 % de los nódulos en la tiroides son malignos o cancerosos. El cáncer de tiroides se llama carcinoma de tiroides.

La glándula tiroides es un órgano con forma de mariposa que se ubica en la base de la garganta y en la parte anterior del cuello. Dispone de dos lóbulos, uno en el lado derecho y otro en el lado izquierdo. Los lóbulos se conectan por una porción de tejido delgado llamado istmo. Por lo general, es difícil palpar una tiroides sana a través del contacto con la piel.  La glándula tiroides es parte del sistema endocrino del cuerpo. La función de la glándula tiroides es producir hormonas, incluyendo la tiroxina (T4) y la triyodotironina (T3). El yodo que proviene de la dieta se usa para producir hormonas tiroideas. Las hormonas tiroideas ayudan a regular funciones del cuerpo, como la temperatura, el apetito, el crecimiento y los niveles de energía. La liberación de hormonas tiroideas está controlada por la tirotropina (TSH, por sus siglas en inglés). La tiroglobulina es una proteína producida por el tejido sano de la tiroides y también por las células cancerosas de la tiroides, y puede usarse para monitorear el cáncer de tiroides después del tratamiento.

Gráfico del cuerpo de una mujer adulta que muestra la disposición de los órganos visibles; la glándula tiroides resaltada y etiquetada.

La glándula tiroides es un órgano con forma de mariposa que se ubica en la base de la garganta y en la parte anterior del cuello. Dispone de dos lóbulos, uno en el lado derecho y otro en el lado izquierdo.

El cáncer de tiroides en niños y adolescentes es poco frecuente. Aproximadamente el 2 % de todos los cánceres de tiroides nuevos diagnosticados en los Estados Unidos ocurren en personas menores de 20 años de edad. Constituye solo el 1 % de los cánceres infantiles. El tratamiento estándar para el carcinoma de tiroides incluye cirugía para extirpar el tumor. Este cáncer tiene una alta tasa de supervivencia en los niños (normalmente, cerca del 95 %).

Los factores de riesgo para el cáncer de tiroides infantil incluyen:

  • Exposición a grandes cantidades de radiación ionizante.
  • Predisposición genética.

Hay tres tipos principales de cánceres de tiroides que se presentan en los niños: el cáncer papilar de tiroides y el cáncer folicular de tiroides (ambos tipos de cáncer diferenciado de tiroides) y el cáncer medular de tiroides. En el cáncer diferenciado de tiroides (CDT), las células se ven más parecidas a las células normales y tienden a crecer más lentamente.

El cáncer papilar de tiroides es el tipo más común de cáncer de tiroides en niños y adolescentes. Constituye aproximadamente el 90 % de los carcinomas pediátricos de tiroides. El siguiente tipo más común de cáncer de tiroides es el cáncer folicular de tiroides. Ambos cánceres de tiroides, el papilar y el folicular, por lo general pueden tratarse de manera similar.

El cáncer medular de tiroides (CMT) es con frecuencia parte de un síndrome heredado. A diferencia de los tumores diferenciados de tiroides que surgen a partir de células foliculares, el CMT se origina de las células C o parafoliculares. Es un tumorneuroendocrino, y se trata de manera distinta a los cánceres diferenciados de tiroides.

La evaluación y el tratamiento del cáncer de tiroides dependen del tipo específico de cáncer.


Revisado: Junio de 2018