Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Planificar un servicio funerario o una ceremonia conmemorativa

Planificar el servicio funerario o la ceremonia conmemorativa de un niño es algo para lo que ninguna familia se puede preparar realmente. Hacer planes en un momento de duelo es abrumador. La mayoría de las personas no han planeado nunca un servicio funerario o una ceremonia conmemorativa. Algunos quizás nunca han ido a uno, especialmente el de un niño. Conocer los pasos involucrados y qué preguntas hacer puede ayudar a las familias a enfrentar las decisiones que tienen que tomar durante este difícil momento.

Planificar el funeral de un niño es abrumador. Conocer los pasos involucrados y lo que debe preguntar durante este  difícil momento. Las familias a menudo eligen agregar algo especial para recordar al niño, como flores.

Planificar el funeral de un niño es abrumador. Conocer los pasos involucrados y lo que debe preguntar durante este  difícil momento.

Los servicios de conmemoración a menudo comparten objetivos comunes: reunir a las familias y los amigos para recordar una vida, expresar el dolor y comenzar a sanar, y brindarse apoyo mutuamente. Las familias pueden elegir tener múltiples encuentros. Por ejemplo, una familia puede tener un servicio funerario pequeño junto a la tumba y luego una ceremonia conmemorativa más grande en la escuela o en el centro comunitario. Los factores a considerar incluyen las preferencias familiares y religiosas, las limitaciones de tiempo y viajes, la cantidad de personas que asistirán, los aspectos financieros y los toques personales que se deseen.

No hay respuestas correctas o incorrectas al planificar un servicio. A pesar de que el proceso es difícil, las familias dicen que hay algunas formas de ayudar a que la planificación sea más fácil.

  • Pida ayuda. Se necesita ayuda en distintos aspectos del proceso de planificación. Las personas clave que brindan su apoyo, a menudo, incluyen un familiar o amigo cercano que ayude a manejar los visitantes, realizar las llamadas telefónicas y coordinar las necesidades inmediatas de la familia. Las familias también necesitan ayuda de alguien que pueda guiarlos en los detalles de la planificación. Esta persona, por lo general, es el director de una funeraria, quien aconseja y supervisa los preparativos de principio a fin. Incluir a un amigo de confianza o a un familiar en el proceso es importante, especialmente si los planes no se han realizado con anticipación. Es difícil tomar decisiones en momentos de duelo y estrés, y puede haber muchas opciones y costos involucrados. Un profesional de la salud de un centro de trabajadores sociales o de un centro de cuidados paliativos puede estar disponible para ayudar a las familias con la planificación durante la atención en la etapa final de la vida. Según las creencias espirituales, muchas familias también incluyen un ministro o autoridad religiosa para ayudar a planificar y dirigir el servicio.
  • Concéntrese en lo que es más importante para su familia. Un servicio funerario o una ceremonia conmemorativa es una oportunidad para recordar la vida especial de su hijo. Personalice el servicio de la manera que sea más significativa para su familia. Algunas familias quieren involucrarse en cada parte del proceso de planificación. Otras familias pueden concentrarse en 1 o 2 aspectos que sean los más importantes para ellos. Asegúrese de que las personas conozcan las prioridades de su familia. Además, informe a los demás sobre los elementos o prácticas religiosas específicas que deberían o no deberían incluirse.
  • Vaya paso a paso. Es necesario hacer muchas cosas durante los días siguientes a la muerte. Ya sea que la muerte se haya estado esperando o no, no hay manera de estar adecuadamente preparado para esto. El duelo y el estrés hacen que pensar y procesar la información sea difícil. Las decisiones son difíciles y, a menudo, deben tomarse en un período de tiempo corto. Una guía de planificación o una lista de control ayuda a las familias para tener en cuenta las cosas que deben hacerse. En la mayoría de los casos, la funeraria puede brindar información para que las familias puedan saber qué esperar.

National Caregivers Library: Funeral Planning Checklist (Biblioteca Nacional de Cuidadores: lista de verificación para la planificación de un funeral)

Funeral Basics – Funeral Planning Checklist (Aspectos básicos para un funeral: lista de verificación para la planificación de un funeral)

Tipos de servicios

A pesar de que a menudo se usan de manera intercambiable, los términos “servicios funerarios” y “ceremonia conmemorativa” pueden referirse a diferentes tipos de ceremonias. Tradicionalmente, un servicio funerario se refiere a un encuentro previo al entierro o cremación, con el cuerpo presente. Una ceremonia conmemorativa puede ocurrir en cualquier momento y, a menudo, se refiere a un servicio que se realiza un tiempo después del entierro o la cremación.

Honrar el legado del niño

Encontrar maneras especiales de celebrar la vida del niño a través de un servicio funerario o una ceremonia conmemorativa es importante para ayudar a que las familias y los amigos encuentren consuelo y honren al niño. Esto también puede producir nuevos recuerdos y conexiones, ya que las familias y los amigos se reúnen para compartir historias y anécdotas.

Se pueden incluir elementos personales en los servicios de muchas maneras. Algunos ejemplos incluyen muestras de fotografías y recuerdos, elogios de los amigos y familiares, videos tributo y música o lecturas específicas.

Según su edad, los hermanos pueden querer involucrarse en el proceso de planificación. Los hermanos pueden tener un papel importante, y su involucración puede ayudarlos a encontrar consuelo y apoyo. El proceso de planificación ofrece una forma específica de hablar sobre la muerte, el duelo y las maneras de sobrellevarlo como una familia.

Tengo una hebra de cuentas púrpuras hermosa que se creó de las flores del funeral de Catie. Un amigo juntó todas las flores después del funeral y las envió a una empresa que convirtió las flores en cuentas. Cuando cada una de nuestras hijas alcanzó los siete años de edad, les dimos un collar o brazalete especial hechos con las flores de Catie. Hoy en día, cada una de ellas atesora un recuerdo feliz de un día triste que ellas realmente no recuerdan porque eran muy pequeñas. Incluso tengo un conjunto de cuentas blancas para nuestro hijo; quizás algún día él encontrará a alguien especial para que use estas cuentas.

Christine, mom to Catie

Las familias, a menudo, buscan la forma de rendirle tributo a las características únicas o los recuerdos del niño, tales como:

  • Talentos o rasgos especiales
  • Intereses, actividades o pasatiempos
  • Premios y logros
  • Personas y lugares importantes
  • Juguetes o posesiones que tienen un significado particular
  • Historias o recuerdos específicos
  • Canciones, libros, dichos o versos favoritos

Involucrar al niño en la planificación

Una pregunta que muchas familias se hacen es si el niño debería estar involucrado en la planificación de su propio servicio. Muchas familias se sienten mejor al dejar que su hijo planifique el servicio. Los niños pueden tener preferencias fuertes sobre ciertos aspectos del servicio y pueden querer formar parte de la planificación. Que las familias incluyan a los niños en el proceso de planificación o no depende de una variedad de factores que incluyen las preferencias familiares, la edad y madurez del niño, estado de salud y pronóstico. Para muchos niños y familias, hablar de lo que sucede después de la muerte y de cómo debería ser la ceremonia conmemorativa es una fuente de esperanza y consuelo. Puede ayudar a dejar de pensar en lo desconocido y darles a los niños algo de control sobre lo que pasará. Esto también puede significar la oportunidad de conectarse y crear recuerdos para las familias.

Entre las maneras de involucrar a los niños se incluyen:

  • Vestimenta. Algunos niños prefieren que la familia y los amigos vistan ropa informal o de cierto color en el servicio. Algunos niños y adolescentes pueden tener ideas específicas sobre cómo quieren las prendas o el maquillaje.
  • Comida. Las comidas favoritas pueden ser una forma de consuelo para recordar a los seres queridos. Algunos niños pueden querer que su comida favorita esté en la recepción.
  • Música. Muchos niños tienen canciones o actuaciones favoritas que les gustaría tener durante el servicio o en los encuentros.
  • Disertadores y elogios. Los niños pueden querer que haya personas específicas que cuenten historias durante el servicio.
  • Fotografías y recuerdos. Los niños pueden querer ayudar a elegir fotografías y objetos para exhibirlos en una mesa de recuerdos. Esto también les puede dar la posibilidad a las familias de hablar sobre los recuerdos de eventos y personas que tienen una importancia especial en sus vidas.
  • Formas de ser recordado. Los niños pueden querer elegir las maneras en las que les gustaría que se los recuerde; por ejemplo, a través de donaciones a ciertas caridades o actividades que les gustaría que otros hagan en su honor.

Para encontrar recursos que lo ayuden con las conversaciones de atención en la etapa final de la vida, visite The Conversation Project.

Tomar decisiones

Mientras las familias planifican un servicio, se pueden analizar opciones respecto a lo siguiente:

  • Tipo de servicio. Las tradiciones religiosas y familiares, a menudo, guían la planificación del tipo de servicio o ceremonia. Los servicios a menudo incluyen alguno o varios de los siguientes: velorio; servicio funerario tradicional, ceremonia junto a la tumba o de esparcimiento de cenizas; ceremonia conmemorativa después del entierro o cremación; comida fraternal o de recepción; encuentros entre la familia y los amigos.
  • Ubicación. La mayoría de los servicios se llevan a cabo en una iglesia, funeraria o centro comunitario, como el auditorio de una escuela, o junto a la tumba. Otros eligen una funeraria o lugar que pueda tener un significado importante para el niño o la familia.
  • Participantes en el servicio. Las familias deben elegir quiénes deberían formar parte del servicio. Estas personas, a menudo, incluyen clérigos, familiares, amigos, o representantes de la escuela o de otros grupos sociales o de actividades. Puede haber algunas limitaciones sobre quiénes y cuántas personas pueden participar en un servicio funerario o una ceremonia conmemorativa.
  • Momentos privados. Las familias pueden decidir tener momentos privados o limitar la asistencia a los servicios. Las funerarias e iglesias, a menudo, tienen habitaciones especiales que están reservadas solamente para la familia y los amigos cercanos.
  • Toques personales. Las familias, a menudo, eligen agregar algo especial para recordar al niño. Algunas familias usan flores, globos o semilleros de árboles. Otras solicitan donaciones para beneficiar a cierta caridad u organización.

Algunas decisiones logísticas importantes para considerar incluyen:

  • Determinar la fecha y la hora. No hay un requisito legal del momento en el que se debe realizar el servicio. Las familias pueden elegir lo que sea mejor para ellas. Algunas prácticas espirituales requieren que el servicio ocurra dentro de cierto plazo. Además, las familias pueden considerar si las personas necesitan tiempo para viajar a un servicio que quede fuera de la ciudad.
  • Avisar a amigos y familiares. El obituario o la esquela mortuoria en el periódico local y en el sitio web de la funeraria es generalmente el modo principal de publicar los detalles de un servicio funerario o una ceremonia conmemorativa. Los amigos y la familia también pueden compartir el obituario en las redes sociales, por correo electrónico y llamadas telefónicas.
  • Cuidado de niños pequeños. Puede resultar muy útil designar una niñera o a un familiar para que cuide a los niños pequeños durante el servicio. Algunos centros pueden ofrecer servicios de guardería. Considere tener una habitación para niños a donde los adultos puedan llevar a sus hijos cuando necesiten un descanso.
  • Grabación del servicio. Es posible que las familias quieran planear la grabación del servicio cuando sea apropiado. La angustia de la familia puede hacer que recordar ese día sea difícil.

Algunos recursos adicionales que pueden ser útiles incluyen:

Funeral Planning 101

Remembering a Life


Together
no avala ningún producto de marca mencionado en este artículo.


Revisado: Junio de 2018