Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Musicoterapia

La musicoterapia utiliza la música para abordar las necesidades físicas, emocionales, cognitivas y sociales de los pacientes. La musicoterapia, una práctica clínica basada en la evidencia, puede utilizarse para reducir el estrés, manejar el dolor y brindar una vía de escape física, emocional o creativa. Durante el tratamiento oncológico, los musicoterapeutas trabajan en estrecha relación con el equipo de atención —especialmente con los especialistas en vida infantil, terapeutas del habla, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y trabajadores sociales— para comprender qué tipo de intervenciones de musicoterapia son adecuadas para los niños.

La mano de una paciente toca las cuerdas de una guitarra

Los pacientes tienen distintas respuestas a una terapia complementaria. Algunas personas pueden tener efectos secundarios graves, así que hable con el equipo médico antes de probar cualquier terapia complementaria.

Beneficios de la musicoterapia durante el cáncer

El cerebro procesa información, como los paisajes y los sonidos, para ayudarnos a comprender el mundo que nos rodea. La música nos permite comprender aquellas cosas que son complicadas. Estimula áreas del cerebro que controlan nuestras emociones, la memoria y el movimiento físico. Además, la música aumenta los niveles de melatonina sérica que el cuerpo utiliza para relajarse. Provoca la liberación de la dopamina, un neurotransmisor que activa los centros de recompensa del cerebro. El sistema de recompensas es parte del sistema nervioso, responsable de las emociones positivas y el aprendizaje asociativo.

En la musicoterapia, los pacientes participan de intervenciones musicales específicas con la asistencia de un musicoterapeuta profesional. En los últimos años, la musicoterapia se ha convertido en parte de la atención médica convencional y es efectiva en los siguientes aspectos:

  • Rehabilitación física y facilitación del movimiento.
  • Aumento de la motivación para involucrarse más en el tratamiento.
  • Provisión de apoyo emocional para los pacientes y las familias.
  • Provisión de una vía de escape para expresar los sentimientos.

La música tiene la capacidad de evocar profundas imágenes, emociones o pensamientos. Los pacientes y sus familias pueden analizar la pertinencia de la musicoterapia como parte del plan de atención. Los musicoterapeutas ofrecen los mejores usos de la música en función de las necesidades y preferencias musicales con el objetivo de alcanzar las metas individuales.

La música puede ser el motor de un paciente para que mejore la motricidad gruesa y fina, disminuya la frecuencia cardíaca y aumente la saturación de oxígeno, o cree un entorno de relajación. Es terapéutica y se adapta a cada paciente.

Amy, Musicoterapeuta

Tipos de musicoterapia

La musicoterapia utiliza distintas actividades musicales, incluidas las siguientes:

  • Escuchar música.
  • Crear música: tocar instrumentos con asistencia o de manera independiente, o escribir canciones.
  • Participar del canto terapéutico.
  • Moverse al ritmo de la música.
  • Analizar la música: hablar sobre el significado o la interpretación de las letras de canciones.
paciente con cáncer pediátrico con las manos en un teclado que tiene las notas escritas

Crear música es una de las actividades que puede utilizar la musicoterapia, desde tocar instrumentos hasta escribir canciones.

Musicoterapia para bebés

Habitualmente, el tipo de intervención musical varía en función de la edad y el nivel de desarrollo. En el caso de los bebés, la musicoterapia puede incluir escuchar música, cantar para fomentar que el niño responda a sus propios sonidos (canto dirigido por el infante) e interactuar con instrumentos musicales. La musicoterapia puede ayudar a los bebés a hacer lo siguiente:

  • Adaptarse a estar en un nuevo entorno, como el hospital.
  • Familiarizar al personal médico que participa en la atención del paciente.
  • Realizar una transición entre las actividades o las citas en el hospital.
  • Anticipar y comprender lo que sucede, como una canción para el momento del baño o al salir de casa.

Musicoterapia para niños en edad escolar

Pueden utilizarse intervenciones musicales divertidas para abordar las necesidades físicas, emocionales, cognitivas, sociales y académicas. La musicoterapia puede ofrecer una oportunidad para expresar pensamientos y sentimientos que quizás de otro modo los niños no puedan exteriorizar. Puede ayudar en los siguientes aspectos:

  • Manejo de la ansiedad
  • Manejo de la percepción del dolor
  • Cambios de humor
  • Mecanismos positivos de afrontamiento

Musicoterapia para adolescentes

En el caso de niños más grandes y adolescentes, la musicoterapia puede incluir escuchar, crear o analizar música y letras de canciones. La musicoterapia puede ayudar a los niños más grandes en los siguientes aspectos:

  • Relajarse y mejorar el sueño, si sienten dolor o ansiedad.
  • Comprender y expresar mejor las emociones si tienen dificultad para hablar sobre sus sentimientos.
  • Sentirse más productivos y motivados cuando están frustrados o cansados.
  • Mantener relaciones y conexiones sociales cuando se sienten aislados o solos.
  • Tener una mayor sensación de autoestima que no esté relacionada con la imagen corporal.


Revisado: Junio de 2018