Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Vacuna contra la COVID-19 para Pacientes con Cáncer Infantil y Cuidadores

¿Los pacientes con cáncer infantil y sus cuidadores pueden recibir la vacuna contra la COVID-19? La respuesta es: Depende.

El oncólogo pediátrico de su hijo le informará si su hijo debería recibir la vacuna y cuándo debería hacerlo.

Aún no se ha autorizado ninguna vacuna para niños menores de 12 años.

  • La vacuna Pfizer-BioNTech está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para personas de 16 años o más. Su uso está autorizado en personas de entre 12 y 15 años.
  • Las dos vacunas autorizadas contra la COVID-19, Moderna y Johnson & Johnson, son para personas que tengan 18 años o más.

¿Dónde pueden recibir la vacuna contra la COVID-19 los pacientes con cáncer y los cuidadores?

Los pacientes y cuidadores pueden vacunarse en su centro de tratamiento. Si no es así, es probable que existan varias ubicaciones en su comunidad. El equipo de atención del paciente puede proporcionarle orientación al respecto. El sitio web nacional VaccineFinder podría ser un buen recurso para encontrar lugares donde vacunarse dentro de su área.

¿Cuándo se considera que una persona está “totalmente vacunada”?

Las personas se consideran totalmente vacunadas después de 2 semanas, o más, de haber recibido la segunda dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna, o después de 2 semanas de haber recibido la dosis única de la vacuna de Johnson & Johnson.

En el caso de las vacunas de dos dosis: la primera dosis fortalece el sistema inmune para defenderse contra la COVID-19 y la segunda dosis aumenta el efecto para que el cuerpo tenga una respuesta más fuerte, duradera y una protección completa.

En el caso de las vacunas de dos dosis: la primera dosis fortalece el sistema inmune para defenderse contra la COVID-19 y la segunda dosis aumenta el efecto para que el cuerpo tenga una respuesta más fuerte, duradera y una protección completa.

¿Los pacientes con cáncer infantil aún tienen que seguir las precauciones, como el uso de una mascarilla, después de vacunarse por completo?

Sí. Las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) no se aplican a entornos de atención médica, como hospitales y clínicas. Se aplican al público en general en entornos que no son de atención médica.

Los pacientes con cáncer infantil y adolescente se consideran de alto riesgo. Los pacientes no deben recibir visitas de sus abuelos (u otras personas) totalmente vacunados sin usar una mascarilla y mantener una distancia física de 1,8 metros (6 pies) o más.

Obtenga más información acerca de las recomendaciones de los CDC para personas totalmente vacunadas en entornos no relacionados con la atención médica.

¿Qué es una vacuna contra la COVID-19?

Una vacuna contra la COVID-19 funciona para activar el sistema inmune, con el fin de proteger al organismo contra el coronavirus, el cual causa la COVID-19. La vacuna se administra en forma de inyección en la parte superior del brazo.

La vacuna de Pfizer-BioNTech cuenta con la aprobación de la FDA para personas que tengan 16 años o más. Su uso está autorizado en personas de entre 12 y 15 años.

Existen dos vacunas contra la COVID-19 que están autorizadas para su uso en Estados Unidos:

  • La vacuna de Moderna está disponible para adultos a partir de los 18 años de edad. Esta vacuna requiere 2 dosis administradas con 28 días de diferencia.
  • La vacuna de Janssen de Johnson & Johnson está disponible para adultos a partir de los 18 años de edad. Esta vacuna requiere 1 dosis.

Obtenga más información sobre las vacunas contra la COVID-19 de los CDC.

¿Cómo funcionan las vacunas contra la COVID-19?

Una vacuna contra la COVID-19 utiliza el sistema inmune del organismo para combatir el coronavirus. El sistema inmune es una red de células, tejidos y órganos especiales que protegen al cuerpo de los gérmenes. Una vacuna ayuda al cuerpo a desarrollar respuestas inmunitarias para combatir la infección sin tener que enfermarse primero. Cuando se produce una infección, el sistema inmune “recuerda” ese germen específico y permanece preparado para defenderse de él la próxima vez.

Algunas vacunas contra la COVID-19 utilizan ARNm para enseñarle al cuerpo cómo combatir el virus SARS-COV-2. El ARNm es un código genético que posee instrucciones para combatir la proteína S del coronavirus.
La vacuna entra en algunas de las células de su cuerpo. Dentro de la célula, se encuentran estructuras llamadas ribosomas. Estos funcionan como pequeñas fábricas que toman las instrucciones del ARNm y crean la proteína S.
El sistema inmune percibe a la proteína S en la célula y produce anticuerpos para combatirla. Después de la segunda dosis, al organismo le toma unos 10 a 14 días generar la máxima inmunidad contra la COVID-19.
Si está expuesto al coronavirus después de recibir la vacuna completa, el sistema inmune "recordará" la proteína S. Su organismo ya tendrá los anticuerpos listos para combatir de forma rápida la infección y evitar que se enferme.

¿Las vacunas contra la COVID-19 son seguras?

Una vacuna debe cumplir con estrictas normas de seguridad antes de que esté disponible para su uso. Después de la autorización de una vacuna, los científicos continuarán estudiando las vacunas contra la COVID-19 con el objetivo de asegurarse de que sean lo más seguras y eficaces posible.

Algunas personas pueden presentar efectos secundarios leves después de vacunarse contra la COVID-19. Estos son síntomas temporales que se producen a medida que el cuerpo comienza a producir anticuerpos. Son parte de una respuesta inmunitaria normal.

Los posibles efectos secundarios incluyen los siguientes síntomas:

  • Enrojecimiento, dolor o hinchazón donde se aplicó la inyección
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Dolor muscular o articular

Algunas personas pueden presentar síntomas más evidentes después de la segunda dosis de la vacuna. Los efectos secundarios de la vacuna deberían desaparecer en un par de días. La mayoría de las personas pueden continuar con sus actividades diarias. El ibuprofeno (Advil®) o el paracetamol (Tylenol®) pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas.

Después de la vacuna contra la COVID-19, se han producido efectos secundarios menos comunes, incluidas reacciones alérgicas graves. Sin embargo, estos eventos son poco frecuentes. Informe a su proveedor de vacunas si tiene antecedentes de reacciones alérgicas o si tiene alergia a algún componente de la vacuna.

Encuentre información sobre los componentes de la vacuna en los CDC.

Nota sobre la vacuna de Johnson & Johnson

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) recomiendan que se reanude el uso de la vacuna contra la COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen) en los Estados Unidos, a partir del 23 de abril del 2021. Sin embargo, las mujeres menores de 50 años deberían ser conscientes del riesgo poco frecuente de presentar coágulos sanguíneos y un recuento bajo de plaquetas después de vacunarse, y de que otras vacunas contra la COVID-19 se encuentran disponibles, en las que no se ha observado este riesgo. Si recibió una vacuna de J&J/Janssen, esto es lo que debe saber.

 

¿Qué tan bien funcionan las vacunas contra la COVID-19?

Según la investigación disponible, las vacunas contra la COVID-19 funcionan muy bien para protegerse de la enfermedad. Las vacunas mostraron ser entre un 90 % y un 95 % efectivas durante el tiempo en que se estudiaron. Para conseguir la mayor protección posible, es muy importante obtener el ciclo completo de la vacuna (generalmente 2 dosis). Debido a que las vacunas contra la COVID-19 son nuevas, no sabemos cuánto dura la protección. Los investigadores continúan estudiando la inmunidad a largo plazo en los ensayos clínicos.

Incluso después de recibir la vacuna contra la COVID-19, es importante que tome medidas para protegerse a sí mismo y a los demás: utilice una mascarilla, mantenga distancia física entre usted y los demás, lávese las manos y supervise los síntomas.

Obtenga Más Información sobre las Vacunas contra la COVID-19


Revisado: Agosto del 2021