Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Efectos renales tardíos

Algunos tratamientos contra el cáncer pueden ocasionar problemas renales en el futuro.

¿Cómo funcionan los riñones?

Los riñones son dos órganos ubicados por debajo de la caja torácica cerca del medio de la espalda. Eliminan los desechos y el líquido adicional de la sangre. Este proceso produce la orina.

Si los riñones no funcionan correctamente, pueden acumularse líquidos y productos de desecho en la sangre y ocasionar problemas de salud.

Tratamientos contra el cáncer que pueden ocasionar problemas renales

Las terapias que pueden ocasionar problemas renales incluyen algunos medicamentos de quimioterapia, la radioterapia y los procedimientos quirúrgicos.

Quimioterapia

Medicamentos contra el cáncer:

Otros medicamentos:

  • Antibióticos, como la tobramicina, gentamicina y anfotericina
  • Medicamentos para tratar la enfermedad de injerto contra huésped (complicación del trasplante de células hematopoyéticas), como la ciclosforina y el FK-506

Radioterapia

  • Zona de los riñones
  • Abdomen
  • Cuerpo entero

Cirugía

  • Extirpación de uno o ambos riñones (nefrectomía)
  • Extirpación de la vejiga (cistectomía)

Otros factores de riesgo

  • Presión arterial alta
  • Diabetes
  • Antecedentes de problemas en las vías urinarias, como infecciones frecuentes en las vías urinarias y reflujo (flujo de la orina en sentido contrario)

Problemas de salud que pueden ocurrir

Los problemas que pueden surgir incluyen los siguientes:

  • Hinchazón, especialmente en los pies y los tobillos (edema)
  • Hemograma bajo (anemia)
  • Presión arterial alta (hipertensión)

Las personas que presentan signos y síntomas de problemas renales también pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos
  • Somnolencia

¿Qué pueden hacer los sobrevivientes?

Conozca sus riesgos y monitoree su salud

  • Pregúntele a su oncólogo sobre los riesgos de efectos tardíos.
  • Informe a su proveedor de atención médica primaria sobre su riesgo. Comparta una copia de su plan de atención del sobreviviente, que incluye un resumen del tratamiento.
  • Hágase un examen físico anual. Debería incluir un control de la presión arterial y exámenes de orina.
  • Hágase análisis de sangre durante la primera consulta de seguimiento a largo plazo para controlar el funcionamiento de los riñones (NUS y creatinina) y los niveles de sal.
  • Los pacientes a los que se les extirpó la vejiga (cistectomía) deben consultar a un urólogo una vez al año.

Prevención

Los sobrevivientes con riesgo de desarrollar problemas renales deben centrarse en mantener sanos sus riñones:

  • Beba mucha agua.
  • Comuníquese con un proveedor de atención médica inmediatamente si presenta síntomas de infección de las vías urinarias. Los síntomas pueden incluir ardor durante la micción, orinar más de lo habitual y sentir una necesidad urgente de orinar.
  • Utilice medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) con precaución. Estos medicamentos son, entre otros. la aspirina, el ibuprofeno, el paracetamol y el naproxeno. Pueden ocasionar daño a los riñones, especialmente cuando se toman en dosis altas o cuando se combinan 2 o más de estos medicamentos con cafeína o codeína durante un periodo extenso.


Revisado: Junio de 2018