Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Cómo escribir una carta de condolencia

Después de la muerte de un hijo, una carta de condolencia puede ayudar a consolar a la familia. Pero puede ser difícil saber qué decir. Los amigos quieren ofrecer un mensaje sincero y dar apoyo, pero las palabras muchas veces no surgen con facilidad.

Las cartas de condolencia se escriben para el beneficio de la familia, para mostrar apoyo y recordar al hijo. Las familias pueden conservar estas cartas como un recuerdo de la vida de su hijo y releerlas como fuente de consuelo. Pueden aprender nuevas anécdotas sobre su hijo y profundizar conexiones con amigos al compartir recuerdos.

No es necesario que una nota de condolencia sea extensa o complicada. La presión de encontrar las palabras “correctas” muchas veces impide que la gente escriba. Algunos consejos pueden ayudar:

  • De ser posible, escriba la nota a mano.
  • Mantenga la sencillez.
  • Sea sincero y auténtico.
  • Comparta recuerdos y haga una conexión personal.
  • Evite dar consejos y sea cuidadoso con respecto a compartir creencias religiosas.

Use un calendario para no olvidarse de hacer un seguimiento con llamadas telefónicas o ayuda. También haga un recordatorio para enviar otra tarjeta o comunicarse con la familia con un mensaje de texto o una llamada telefónica en fechas importantes, como el cumpleaños del niño o el aniversario de su muerte. Esto ayuda a la familia a saber que no se olvidan de ellos ni de su hijo.

Pasos para escribir una carta de condolencia

Puede ser útil dividir la carta en varias partes básicas: saludo, cuerpo y despedida. La carta comienza reconociendo la pérdida de la familia, luego se enfoca en recordar al hijo y termina con una oferta de ayuda específica o muestra de cariño y apoyo.

Saludo

Muchas personas nunca envían una nota porque simplemente no saben por dónde empezar. Escriba sobre un papel sencillo o una tarjeta de consuelo comprada en una tienda. Comience escribiendo un saludo. Cuando escriba a padres, considere dirigir la carta también a los hermanos.

  • Comience con un simple reconocimiento de la pérdida. Sea sincero y exprese sus sentimientos de consuelo.
  • Refiérase al niño fallecido por su nombre e identifique su conexión con él.
    • “Quería que supieran lo mucho que lamento su pérdida. Aiden estaba en la clase de teatro en la escuela con mi hija, Sophia”.
    • "Estoy desolado por la pérdida que sufrió su familia. Fue una alegría tener a Luke en mi clase durante tercer grado”.

Cuerpo

La parte principal de la carta debería hacer una conexión personal. Escriba desde el corazón. Muchas veces, las personas sienten que deben ser excesivamente formales dada la situación. Pero los sentimientos sinceros expresan mucho más que largas frases de palabras bonitas.

Entre los recordatorios para escribir la mitad de la nota se incluyen:

  • Sea personal y refiérase al niño fallecido y a los demás familiares por su nombre.
  • Comparta cómo el niño o la familia tuvieron un impacto personal en usted o en su familia.
  • Reconozca características o cualidades especiales del niño o su familia.
  • Si es posible, ofrezca uno o dos recuerdos específicos.
    • “Sarah era una escritora talentosa. Siempre me impresionó su poesía. ¡Tenía un don para las palabras!” 
    • “John y nuestros muchachos siempre se metían en problemas. ¡Nunca olvidaré la broma con la rana! Pero esa sonrisa traviesa de John... Sonrío de solo pensar en ella”.

Despedida

En la despedida de una carta de condolencia, por lo general, se ofrece ayuda. Si no sabe qué ofrecer, simplemente exprese cariño y apoyo.

Al ofrecer ayuda:

  • Sea específico con la ayuda que está ofreciendo. En lugar de decir “Hágannos saber si podemos ayudar de alguna manera”, diga “Nos hemos apuntado para llevarles una comida y se la llevaremos el próximo martes”.
  • Solo ofrezca ayuda si realmente puede ayudar. Si no puede comprometerse a ayudar de una forma específica, las palabras sinceras de preocupación y cariño son suficientes.
  • Averigüe con la comunidad de apoyo de la familia qué tipo de ayuda podría ser necesaria.
    • “Nos gustaría ayudar y llevar a Tyler a fútbol cada vez que sea necesario. Nuestros corazones están devastados por su familia y pensamos en cada uno de ustedes”.
    • “Espero que encuentren la fuerza en el amor de su familia de la iglesia. Estamos orando por ustedes”.

La última frase de una carta de condolencia a veces puede parecer tan difícil como la primera. Termine con una expresión de esperanza o consuelo. Los siguientes son algunos ejemplos de despedida:

  • “Los tendré en mis oraciones” (solo si es verdad)
  • “Espero que se sientan rodeados de mucho amor”
  • “Los tengo en mis pensamientos”
  • “Siempre con amor” (si es cercano a la familia)
  • “Les llamaré la semana que viene para saber cuándo pasar y ayudar” (si piensa hacerlo)
  • “Con mis más sentidas condolencias”

Cartas de ejemplo

A continuación hay algunas cartas de ejemplo que pueden ayudar a comenzar el proceso de escribir una carta de condolencia.

Como un amigo de la familia que conocía al niño

Queridos Maria, Eric, Violet y Justin:

Sepan que siempre están en nuestros corazones y pensamientos. Robert iluminó nuestras vidas, así como las de todos que lo conocieron. Aunque también podía ser terco. Jamás olvidaremos cuando era pequeño y se rehusaba a usar zapatos. Insistía en ir descalzo a todas partes, ¡incluso a la iglesia! Maria y Eric, ustedes eran muy pacientes con él y siempre le demostraban que lo amaban. Violet y Justin, ustedes compartieron su pasión por la música y los libros con él. Ambos lograban sacar a relucir su energía y su curiosidad. Robert siempre nos mantenía alerta. Los cuatro lo recordaremos siempre con amor y alegría.

Sepan que estaremos a su disposición siempre que nos necesiten. Los llamaremos o les enviaremos un mensaje para saber cuándo están listos para estar en compañía, y llevaremos la cena y una película.

Con nuestro amor, siempre,

Olivia, Brice, Lillian y Brody

Como alguien que conocía a los padres, pero no al niño

Queridos Kathy y David:

Lamento mucho su pérdida. No conocía a Stephen, pero sé que ustedes dos son personas fuertes y amorosas. El sentido del humor que ambos comparten con el mundo debió haber dado a Stephen muchos momentos felices llenos de amor.

Estaremos en Chicago en mayo y nos comunicaremos para saber si podemos visitarlos. Hasta entonces, sepan que Tom y yo los tenemos en nuestros pensamientos y nuestras oraciones.

Con amor,

Kristen

Como alguien que conocía al niño, pero no es amigo cercano de la familia

Estimados Lucas, Katherine y Liam:

Mi hija Carly estaba en clase de gimnasia con Emma. Quería que supieran lo mucho que lamento su pérdida.

Siempre vimos a Emma como alguien valiente y trabajadora. Nunca se daba por vencida, ni siquiera cuando la rutina era difícil. Siempre tenía una palabra amable y de apoyo para las demás niñas en el gimnasio. Liam, Carly comentó que Emma hablaba mucho de ustedes dos y de cómo la ayudabas al ser su hermano menor. Deben ser una familia muy especial para haber criado una niña tan enfocada y amable como Emma.

Sepan que están en nuestros pensamientos y en los pensamientos de toda la comunidad gimnástica.

Dios los bendiga y les brinde consuelo,

Susie Mitchell

Como un colega

Estimado Thomas:

Lamento mucho tu pérdida. Aunque no conocía a Anna, me conmovió leer en el obituario cuánto le gustaba el béisbol y cuánto disfrutaban de ir juntos a los juegos. Espero que esos recuerdos especiales te traigan consuelo en los próximos días.

Con mis más sentidas condolencias,

David Simpson


Revisado: Junio de 2018