Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Monitoreo terapéutico de medicamentos

Durante el tratamiento del cáncer infantil, se les pueden realizar exámenes a los pacientes para controlar en nivel de un medicamento en el organismo. Esto se conoce como monitoreo terapéutico de medicamentos. Estos exámenes son importantes para asegurarse de que los niveles de medicamentos se encuentran en el rango correcto. Además, los resultados también pueden ayudar a personalizar la cantidad de medicamento que recibe el paciente.

No se controlan los niveles de todos los medicamentos, sino que se controlan los de algunos medicamentos que se administran como parte del tratamiento del cáncer. El área de especialidad médica que estudia la actividad de los medicamentos en el organismo se llama farmacocinética.

¿Qué es el nivel de un medicamento?

El nivel de un medicamento, también llamado concentración de un medicamento, es la cantidad en la que un medicamento se encuentra en el organismo. Cuando un medicamento se administra en más cantidad o con mayor frecuencia, el nivel del medicamento aumenta. Cuando un medicamento se administra en menos cantidad o con menor frecuencia, el nivel del medicamento disminuye. 

Por lo general, la concentración más alta del medicamento, conocida como nivel máximo, se presenta justo después de que se administre el medicamento. El nivel mínimo, o concentración mínima, generalmente se da justo antes del momento de la siguiente dosis.

¿Cómo se controlan los niveles de medicamentos?

Los niveles de la mayoría de los medicamentos se controlan con un análisis de sangre.

¿Por qué es importante controlar los niveles de medicamentos?

Cada medicamento funciona mejor a un determinado nivel en el organismo. Si el nivel del medicamento es demasiado bajo, no será eficaz. Si el nivel del medicamento es demasiado alto, podría ser nocivo. La cantidad de medicamento en el organismo es un equilibrio entre la cantidad que se administra y la cantidad que el organismo elimina en un período determinado.

La dosis correcta de un medicamento para un paciente depende de diferentes factores, incluidos la edad, el tamaño, la genética y la enfermedad que se trata. Además, también puede diferir la forma en que los pacientes descomponen o metabolizan los medicamentos. Las enfermedades y otros medicamentos también pueden afectar la actividad de un medicamento en el organismo.

Controlar los niveles de medicamentos ayuda a su equipo de atención a asegurarse de que la cantidad de medicamento administrada sea la correcta para cada paciente. En función de los resultados del análisis, se puede ajustar el medicamento si es necesario.

Después de que se administra un medicamento, el organismo funciona para procesar y eliminar el medicamento. Medir el nivel de un medicamento le permite al equipo de atención saber qué cantidad del medicamento se encuentra en el organismo en un momento determinado, y qué tan bien funciona el organismo para eliminar el medicamento.

¿Cuáles son algunos medicamentos de los que se controlan los niveles?

Es posible que los centros médicos difieran en el momento y la forma de monitorear los niveles de un determinado medicamento. Sin embargo, algunos medicamentos que se pueden controlar son el busulfano, la ciclosporina, la enoxaparina, el metotrexato, el tacrólimus, la vancomicina, el voriconazol y ciertos medicamentos anticonvulsivos.

¿Por qué no es necesario controlar los niveles de todos los medicamentos?

En el caso de muchos medicamentos no es necesario controlar sus niveles. Algunas de las razones son las siguientes:

  1. El medicamento funciona bien y es seguro en un amplio rango de dosis.
  2. El medicamento actúa con una afección que puede usarse para monitorear el efecto del medicamento (p. ej., disminuir la presión arterial o bajar la fiebre).
  3. El nivel objetivo del medicamento no está bien establecido.

¿Cuándo se controlan los niveles de medicamentos?

El momento en el que se controla el nivel de un medicamento depende del medicamento del que se trate. Con muchos medicamentos se controla la “concentración mínima” o el nivel “previo a la dosis” antes de administrar la siguiente dosis. Pero en el caso de algunos medicamentos, como el diluyente de la sangre enoxaparina y ciertos antibióticos, se controla el nivel de 4 a 6 horas después de su administración. En el caso de otros medicamentos, como el metotrexato, se controla el nivel varias veces para asegurarse de que el organismo esté eliminando bien el medicamento.

¿Qué significa el nivel del medicamento?

El nivel ideal de un medicamento depende de diversos factores, como los siguientes:

  • El medicamento.
  • La enfermedad que se trata.
  • El momento en el que se controló el nivel.

Debido a que el nivel objetivo de un medicamento depende del paciente y la situación, lo mejor es preguntarle al equipo de atención cuál es el rango objetivo para el medicamento en ese momento.

Consejos para los pacientes y las familias

  • Tome su medicamento lo más cerca al horario programado que sea posible todos los días (p. ej., cada 8 horas, cada 12 horas o cada 24 horas).
  • Recuerde seguir las indicaciones de su médico o farmacéutico sobre cómo y cuándo tomar el medicamento el día en el que se controlará el nivel. Si el nivel se controlará antes de la dosis de un medicamento, no administre el medicamento antes del control. La mayoría de las veces, es correcto tomar el medicamento después de que se extraiga la muestra de sangre y antes de conocer el resultado del nivel del medicamento. Sin embargo, en casos poco frecuentes, se le indicará que espere hasta conocer el nivel.
  • Escriba la hora en que se toma el medicamento antes de que se controle el nivel.
  • Informe al equipo de atención si omitió alguna dosis, incluidas las dosis administradas por vía oral que posiblemente haya vomitado. Comuníquele al equipo si tiene inquietudes sobre que la dosificación no sea precisa, por ejemplo, si la cantidad es demasiado alta o no es lo suficiente.
  • Informe siempre al equipo de atención sobre cualquier otro medicamento, vitamina o suplemento. Estos podrían afectar la forma en que funciona un medicamento.


Revisado: Agosto de 2018