Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

¿Qué implica la COVID-19 para niños con cáncer u otras enfermedades?

¿Qué es la COVID-19?

COVID-19 significa "enfermedad por coronavirus 2019." Es una enfermedad respiratoria que se transmite de persona a persona. El virus que causa la COVID-19 es un nuevo coronavirus que fue detectado por primera vez en China.

Los coronavirus son una gran familia de virus comunes en todo el mundo. El virus que causa el COVID-19 es un tipo nuevo y diferente de coronavirus.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

La COVID-19 puede propagarse a través del contacto estrecho con una persona infectada. Cuando una persona infectada tose o estornuda, las gotículas respiratorias pueden caer en la boca o la nariz de las personas que se encuentran cerca (a menos de 6 pies) o pueden ser inhaladas y llegar a los pulmones.

El virus también se puede propagar cuando una persona toca una superficie donde está el virus y luego se toca los ojos, la nariz o la boca. El virus puede vivir en las superficies durante días.

¿Quién puede contraer la COVID-19?

Cualquiera puede contraer la COVID-19. La enfermedad se transmite de persona a persona. En otras palabras, cualquiera puede contraer la COVID-19 después de estar en contacto estrecho con una persona infectada con el virus. El virus también se puede propagar cuando una persona toca una superficie donde está el virus y luego se toca los ojos, la nariz o la boca.

Los síntomas primarios de la COVID-19 incluyen fiebre, tos, secreción nasal, falta de aliento y dolor de garganta.

Los síntomas primarios de ll COVID-19 incluyen fiebre, tos, secreción nasal, falta de aliento y dolor de garganta.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

La COVID-19 es una enfermedad respiratoria (un resfriado o una gripe) causada por un virus. Los principales síntomas son fiebre, fatiga y tos. Es posible que algunos pacientes presenten dificultad para respirar, dolor de garganta, secreción nasal, dolores corporales o pérdida de los sentidos del gusto o el olfato. Los síntomas generalmente aparecen entre 2 y 12 días después de haber estado expuesto al virus.

La mayoría de las personas con COVID-19 presentan síntomas leves. Algunas personas pueden tener el virus y no presentar ningún síntoma. Parece que los niños se ven menos afectados que los adultos mayores, según los resultados iniciales de China. 

En algunos casos, las personas con COVID-19 se enferman gravemente. La COVID-19 puede causar neumonía, problemas respiratorios graves e incluso la muerte. Aunque no es tan común, las señales de advertencia de enfermedad grave incluyen:

  • Falta de aliento o problemas para respirar
  • Dolor o presión en el pecho
  • Labios o cara de tonalidad azul
  • Confusión
  • Disminución del estado de alerta o pérdida la conciencia

¿Los niños corren un mayor riesgo de contraer la COVID-19?

No. De hecho, los niños parecen tener menos riesgo de enfermarse gravemente por la COVID-19. Esto es en base a los resultados iniciales de otros países. Esto no significa que los niños no puedan contraer la COVID-19. Pero generalmente el riesgo de que los niños se enfermen gravemente es menor.  

Según lo que se conoce actualmente, las personas que presentan mayor riesgo de sufrir complicaciones por la COVID-19 son los adultos mayores y los pacientes con problemas de salud crónicos, como enfermedades cardíacas, diabetes, problemas pulmonares, o las personas con un sistema inmunológico débil.   

Las familias con niños que tienen el sistema inmunológico debilitado debido a una enfermedad o afección médica deben tener especial cuidado para evitar la exposición al virus. Si se presentan síntomas, comuníquese con su médico de inmediato. 

¿Los pacientes de cáncer tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente?

El cáncer y los tratamientos para el cáncer pueden debilitar el sistema inmunológico. Esto significa que un niño con cáncer suele tener un mayor riesgo de infección y enfermedad.

En general, el cáncer puede disminuir la inmunidad y dificultar la lucha contra las infecciones de diferentes maneras:

  • El cáncer o el tratamiento contra el cáncer pueden reducir el número de células inmunológicas que atacan a los gérmenes. 
  • Los tratamientos contra el cáncer, incluyendo la radiación y ciertos medicamentos, pueden debilitar la piel o las membranas que recubren la boca y el tracto digestivo. Esto puede permitir que algunos tipos de gérmenes entren en el cuerpo con mayor facilidad. Aún no sabemos si esto afecta el riesgo en cuanto a la COVID-19. 

No sabemos con certeza si los pacientes con cáncer pediátrico y sistemas inmunológicos debilitados tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente de la COVID-19. Pero es posible que se enfermen gravemente, por lo que se recomienda tomar precauciones y vigilar cuidadosamente a estos pacientes. 

¿Qué debo hacer si mi hijo está inmunodeficiente?

Si su hijo tiene un sistema inmunológico débil o una afección de salud crónica, es importante planificar con antelación y tomar medidas para prevenir la enfermedad.

  • Hable con su médico sobre el riesgo de la COVID-19 y las necesidades de salud individuales de su hijo.
  • Sepa qué hacer si se presentan los síntomas. Llame antes de ir al médico, excepto en caso de emergencia.
  • Asegúrese de tener a mano medicamentos y suministros médicos adicionales en caso de que deba quedarse en casa debido a un brote o a una cuarentena. Hable con su médico sobre opciones para obtener medicamentos, como el envío por correo a su casa.
  • Pregúntele a su médico sobre las próximas visitas médicas y si es necesario posponerlas. Su médico puede recomendarle posponer algunas citas, si es posible.
  • Limite la exposición evitando los viajes, las multitudes, los lugares públicos y el contacto con las personas, especialmente con aquellas que pueden estar enfermas. Esto se denomina "aislamiento social" o "distanciamiento social".
  • Preste atención a los síntomas y controle que no haya signos de infección.
  • Conozca las señales de advertencia que requieren atención de emergencia.

Para ayudar a controlar la propagación de la COVID-19, es posible que escuche cada vez más sobre la estrategia llamada "aislamiento social" o "distanciamiento social" como una forma intencional de reducir el riesgo de exposición al virus. Esta respuesta a la pandemia mundial es muy diferente a las medidas habituales que se toman para evitar los gérmenes del resfriado o la gripe. Es por eso que se suspenden los eventos públicos y las escuelas.

Otras prácticas como LAVARSE LAS MANOS y limitar el contacto con personas enfermas también son muy efectivas y no difieren de lo que le recomendamos a los pacientes todos los días.

El Dr. Ellis Neufeld

Formas simples de ayudar a prevenir la COVID-19

Otras formas de protegerse a uno mismo y a los demás incluyen:

  • Lávese las manos con frecuencia, especialmente después de estar en lugares públicos. Lávese las manos después de toser, estornudar o sonarse la nariz. Use agua y jabón, y lávese por al menos 20 segundos.
  • Si no tiene acceso a agua y jabón, use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60% de alcohol. Cubra todas las superficies de las manos y frótelas hasta que las sienta secas.
  • Evite tocarse la cara, la boca y los ojos.
  • Evite el contacto estrecho (unos 6 pies) con otras personas tanto como sea posible. La COVID-19 se propaga a través de las gotículas que una persona expulsa cuando tose o estornuda.
  • Cúbrase al toser o estornudar y luego lávese las manos de inmediato.
  • Use una máscara solo si está enfermo o si está cuidando a alguien que tiene fiebre o síntomas respiratorios. Si su hijo está inmunodeficiente, consulte con su equipo de cuidados sobre el tipo de máscara que debe usar y las instrucciones de uso.
  • Limpie y desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia.
  • ¡No rocíe desinfectantes domésticos sobre personas o mascotas!
Lavado de manos: Protéjase a sí mismo y a los demás de la enfermedad. Lávese durante 20 segundos. 1) Agua y jabón 2) De palma a palma 3) Entre los dedos 4) Los pulgares 5) El dorso de las manos 6) Las muñecas
Para prevenir la propagación del COVID-19, limpiar las manos con desinfectante de manos a base de alcohol. Los pasos incluyen: 1) Elija un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. 2) Aplique el desinfectante de manos en la palma de una mano. Use lo suficiente como para cubrir todas las superficies de las manos y los dedos. 3) Frótese las manos cubriendo todas las superficies, hasta que las manos estén secas. Nota: Si las manos están visiblemente sucias, lávelas con agua y jabón.
Algunas formas simples de mantenerse sano incluyen: Lávese las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca. Cúbrase con un pañuelo de papel al toser o estornudar y luego tire el pañuelo a la basura. Evite el contacto estrecho con grandes multitudes y con personas enfermas. Limpie y desinfecte los objetos y superficies que se tocan con frecuencia. Si se enferma, llame a su equipo de atención primaria.

Para obtener más información, consulte CDC Information for People at Risk for Serious Illness from COVID-19.


Revisión: marzo del 2020