Saltar al contenido principal

Le damos la bienvenida a

Together es un nuevo recurso para personas afectadas por cáncer pediátrico, ya sean pacientes, padres, familiares y amigos.

Obtenga más información

Cómo hablar con su hijo sobre el coronavirus y la COVID-19

El coronavirus y la COVID-19 han generado muchos cambios en la vida diaria. Los niños pueden sentirse confundidos, preocupados o asustados. A menudo, los padres y cuidadores no saben qué decir o cuánto decirle a sus hijos.

Consejos para hablar con su hijo(a) sobre la COVID-19

Hable acerca de lo que su hijo(a) ya sabe y verifique su comprensión.

Averigüe qué ha escuchado su hijo y qué preguntas pudiera tener. Con tantas fuentes de información, desde los medios hasta los amigos, es importante asegurarse de que los niños estén obteniendo información precisa. Utilice un lenguaje simple y adecuado para su nivel de desarrollo. 

Para iniciar la conversación, puede preguntar: 

"¿Qué dicen tus amigos sobre la COVID-19?" 

"¿Tienes alguna pregunta sobre el coronavirus?" 

"¿Qué cosas has oído sobre el coronavirus?"

¿Cómo le habla a su hijo(a) sobre el coronavirus y la COVID-19? Esta foto muestra a un padre mirando a su hijo mientras colorea en la sala de espera de un hospital.

Los niños pueden hacerse imaginaciones muy vivas, lo que puede provocarles una ansiedad innecesaria en momentos de estrés. Por este motivo, intente encontrar un equilibrio adecuado entre responder abiertamente a las preguntas sobre la COVID-19 sin abrumarlos con demasiada información.

Averigüe qué siente su hijo. 

Los niños pueden tener una serie de reacciones. Algunos niños pueden sentirse muy preocupados o ansiosos. Otros niños pueden pensar que no es gran cosa y por lo tanto no toman las precauciones en serio. Puede ser útil preguntarles sobre sus sentimientos en general y también sobre cómo se sienten con respecto a los cambios en la vida diaria. 

"¿Qué tan preocupado estás por el coronavirus?"

"¿Qué es lo que más te preocupa?"

"¿Cómo te sientes cuando escuchas hablar sobre el coronavirus?"

"¿Cómo te sientes cuando ves a otras personas usando máscaras?"

"¿Qué piensas con respecto a que se hayan suspendido las clases?"

Sea abierto y honesto. 

Hable con su hijo de manera abierta y honesta. Ser abierto y compartir información puede reducir la ansiedad, la confusión y evitar ideas equivocadas. Los niños pueden hacerse imaginaciones muy vivas, lo que puede provocarles una ansiedad innecesaria en momentos de estrés. Por este motivo, intente encontrar un equilibrio adecuado entre responder abiertamente a las preguntas sin abrumarlos con demasiada información.  No importa si no conoce la respuesta a una pregunta. Puede responder:

"Es una gran pregunta. No sé la respuesta, pero podemos preguntarle a tu médico". 

Ayude a su hijo a sentirse seguro y transmítale tranquilidad. 

El brote del virus puede causar un incremento en el estrés y la ansiedad para todos. Es importante recordar que los niños pueden captar las emociones y la ansiedad de los padres y cuidadores. Sea consciente de cómo controla su propia ansiedad. Cuando hable con su hijo sobre el coronavirus, haga lo posible por mantener la calma. Además, intente estar atento de cuando su hijo pudiera escuchar conversaciones o para detectar comportamientos que demuestren su ansiedad. Hable de las cosas que pueden hacer para ayudar a prevenir enfermedades, como lavarse las manos. 

Continúe con los juegos y las actividades normales. 

Recuerde que el juego es el idioma de los niños. Jugar permite la expresión emocional y promueve el desarrollo. Para niños más pequeños con menos habilidades lingüísticas, el juego es esencial para la comunicación, la expresión y para lidiar en general. Incentivamos el juego continuo y las rutinas normales tanto como sea posible. Asegúrese de tomar las precauciones de salud adecuadas según lo recomiende su médico. Si cambia su rutina habitual, explique el motivo a través de datos y palabras tranquilizadoras.

Esta foto muestra a una madre y un padre jugando con su hijo en su cama de hospital.

Para los niños, jugar es el lenguaje de la expresión. Continúe con los juegos y las rutinas normales tanto como sea posible. Tome las precauciones sanitarias que le indique su equipo de atención médica.

Explique las precauciones y los cambios del hospital

Es posible que haya notado cambios en su hospital o clínica médica. Es posible que su hijo sienta curiosidad por algunos de estos cambios. Estos cambios son para proteger a todos y ayudar a prevenir la propagación de gérmenes. Para reducir el riesgo de contraer la COVID-19, muchos hospitales administran pruebas de detección a las personas que ingresan a las instalaciones y están limitando los eventos. Esto puede incluir la limitación de visitas de hermanos y otros familiares.

Estas son algunas respuestas a preguntas comunes que su hijo(a) puede hacer sobre los cambios en su centro de atención médica:

Respuestas a preguntas comunes que su hijo puede hacer sobre el coronavirus y la COVID-19

Como padres, ustedes son los que mejor conocen a su hijo. Algunos niños quieren saber poco. Algunos niños quieren saber mucho. Estas son algunas sugerencias para responder a las preguntas de los niños sobre el coronavirus y la COVID-19. Puede dar más o menos información según crea conveniente para su hijo.

Encuentre maneras de hacer que el lavado de manos sea divertido para los niños, como cantar el abecedario, el feliz cumpleaños o cantar la canción favorita de su hijo durante 20 segundos.

Hablar con adolescentes sobre el coronavirus (COVID-19)

A veces los adolescentes se sienten invencibles o que los riesgos no se aplican a ellos. Puede que haya notado que su hijo adolescente o sus hermanos adolescentes no se toman el coronavirus en serio. O pueden pensar que todo el mundo está exagerando. Tenga en cuenta que los adolescentes pueden recibir información errónea por parte de otras personas, especialmente de amigos y de las redes sociales. Hable abiertamente con su hijo adolescente y aclare cualquier idea equivocada que pueda tener. Haga hincapié en la importancia de utilizar las estrategias recomendadas para prevenir la propagación del coronavirus, como el lavado de manos.

La historia del coronavirus y la COVID-19

La COVID-19 es una infección del tracto respiratorio causada por un coronavirus. Los adolescentes y los adultos jóvenes pueden aprender la historia de la COVID-19. Lea acerca de los beneficios del distanciamiento social y encuentre recursos para sobrellevar el estrés adicional de la pandemia del coronavirus.

Conozca la historia del coronavirus

Manejo de la ansiedad sobre el coronavirus (COVID-19)

Si siente que necesita apoyo adicional para hablar sobre el coronavirus y la COVID-19 o para lidiar con la ansiedad que esto le genera, muchos miembros del equipo de cuidado de su hijo pueden apoyarlos a usted y a su hijo. Comunique sus inquietudes al equipo médico.  

Recursos sobre la COVID-19 para padres

Libro para colorear "Learn about the Coronavirus" (Aprende sobre el coronavirus)

Descargue e imprima este libro para colorear para niños. Pueden leer acerca del coronavirus y la COVID-19 y colorear las páginas.

Libro para colorear "Learn about the Coronavirus" (Aprende sobre el coronavirus)
Descargue el libro para colorear sobre el coronavirus

Libro de actividades "Learn about the Coronavirus" (Aprende sobre el coronavirus)

Descargue e imprima este libro para colorear para niños mayores. Pueden leer sobre el coronavirus y la COVID-19, colorear algunas páginas y resolver sopas de letras.

Libro de actividades "Learn about the Coronavirus" (Aprende sobre el coronavirus)
Descargue el libro de actividades sobre el coronavirus


Revisión: junio del 2020